Proyecto CicerOn: El uso de la Realidad Virtual como ayuda a personas con síndrome de Asperger

¿Puede la realidad virtual ayudar a los afectados por este trastorno e integrarlos en una sociedad donde la comunicación es la base de su existencia? Aprovechando el evento EsRV, entrevistamos a la doctora Laura Raya, directora del proyecto CicerOn. 

26 May 2017  9:14

knob2001

2 comentarios

Proyecto CicerOn: El uso de la Realidad Virtual como ayuda a personas con síndrome de Asperger

La Realidad Virtual como ayuda al síndrome de Aspeger

Hace escasamente un mes, en Abril del 2017, la población mundial alcanzó la cifra récord de siete mil quinientos millones de personas. Siete mil quinientos millones de pequeños nodos de una red cada vez más conectada y por tanto, siete mil quinientos millones de seres con una capacidad inmensa de autoconsciencia.

 

Ya desde el comienzo de la historia, el hombre ha buscado formar parte de un grupo mayor al suyo. A veces por supervivencia, otros por interés puntual, otras, simplemente, por seguir la corriente gregaria de nuestra especie. Y cuando el grupo se forma, el individuo termina por asumir un rol. Las alianzas que surjan entre los sujetos afianzarán ese rol o lo harán cambiarán más adelante, y de esa forma, día tras día, el conjunto del grupo madurará.

 

Seth Godin decía en su libro “Tribus: necesitamos que tú nos líderes” que “un grupo solo necesita dos cosas para ser una tribu: compartir un interés común y una manera de comunicarse”. De los siete mil quinientos millones de individuos que vivimos en la gran tribu, la ciencia calcula de el 1 por ciento de todos ellos, setenta y cinco millones, sufren de trastorno del espectro autista (TEA) en su variante del síndrome de Asperger; una diferencia que afecta, entre otras, a su habilidad para comunicarse con el resto de individuos a su alrededor.

 

¿Puede la realidad virtual ayudar a los afectados por este trastorno e integrarlos en una sociedad donde la comunicación es la base de su existencia?  Indra, Fundación Universia y U-tad han creado un convenio de colaboración por el que se crea una Cátedra de investigación en Tecnologías Accesibles. cicerOn:VR speech coach, es su primer proyecto, relacionado enteramente con el síndrome de Asperger. 

 

Según explican desde el propio proyecto:

"El proyecto CicerOn, que desarrollan investigadores, doctores y estudiantes de U-tad, hará posible la práctica de hablar en público, de forma que ayudará a estas personas a disminuir el miedo, ansiedad, fobia o rechazo que les provocan estas situaciones, a adaptarse a ellas y, de esta forma, a mejorar su desempeño tanto educativo como profesional. La aplicación permitirá al usuario interactuar con avatares virtuales a través de técnicas de gamificación, dinámicas de juego en entornos no lúdicos. La dificultad irá aumentando poco a poco en los diferentes niveles, según se vayan incorporando interacciones, interrupciones, ruidos, etc., logrando que el usuario mejore las exposiciones y el contacto y comunicación con su audiencia".

 

Laura Raya es Doctora en Ingeniería Informática, especialista en Realidad Virtual y directora del proyecto CicerOn. El día 30 de Mayo asistirá al evento EsRealidadVirtual para explicar sus actividades y ha tenido un momento para responder algunas de nuestras preguntas. 

 

ROV: Laura, ¿cuál es el propósito final de CicerOn? ¿Es un experimento puntual, hablamos de ciencia ficción o por el contrario es una ayuda real, diseñada para el día a día?

Dra. LAURA: El objetivo de este proyecto de Investigación es convertirse en una alternativa real en la ayuda al tratamiento en la exposición pública para personas con Asperger. De la mano de asociaciones especializadas en Asperger, trabajamos con ahínco para que la Realidad Virtual influya y mejore la vida de estas personas.

 

ROV: Si el feedback siempre es importante para el desarrollo de aplicaciones, suponemos que en esta ocasión es crucial. ¿Es muy diferente la primera versión que diseñasteis de las últimas que estáis utilizando tras el feedback de los usuarios? ¿Qué conclusiones sacáis de lo que demanda de la Realidad Virtual un individuo con síndrome de Asperger?

Dra. LAURA: Sin duda. Lo más complicado de CicerOn no es el desarrollo de la Realidad Virtual o del proceso gamificado. El reto es hacer que todo eso esté adaptado a los estudiantes con Asperger, que les resulte útil. Para ello, lo importante es seguir la filosofía de “con ellos y para ellos”, por lo que el proceso de construcción de CicerOn es lento e interactivo.

 

ROV: El síndrome de Asperger no suele suponer un impedimento para el aprendizaje normal de la persona. En libros como “Flores para Algernon”, “La velocidad de la oscuridad”, o la película “El cortador de Césped”, se narra una autoconsciencia del síndrome por parte del afectado según va normalizando su situación y gracias a la tecnología consigue elevar su inteligencia hasta límites sobrehumanos. Está claro que hablamos de narrativa, pero en “Flores para Algernon” hay una frase que sobrevuela toda la historia: “No se qué es peor: no saber lo que eres y ser feliz, o convertirte en quien siempre quisiste ser y sentirte solo”. ¿Qué ocurre cuando el individuo con Asperger abandona la zona segura que para él podría ser la Realidad Virtual y se enfrenta al mundo real?

Dra. LAURA: La capacidad de Inmersión de la Realidad Virtual hace que sea relativamente sencillo extrapolar los avances conseguidos en el mundo virtual al mundo físico. Es por esta razón por la que se utiliza la VR en tratamientos psicológicos en general. Esta misma filosofía queremos extrapolarla a CicerOn. Por supuesto, el salto del mundo real al virtual existirá, pero no se es más feliz dentro o fuera. Nosotros no construimos un mundo seguro para él dentro de CicerOn. Lo que hacemos es ir adaptándole a dificultades que debe enfrentarse en el mundo real. 

 

ROV: La Realidad Virtual es un medio infinito y todo es posible dentro de ella, pero no nos olvidemos que aún está en un proceso de desarrollo. Queda mucho por hacer tanto en hardware como en software. Según la confederación Asperger de España, uno de los aspectos que experimenta alguien con síndrome de Asperger es un “bajo nivel de tolerancia a la frustración, y esto, unido a las actitudes perfeccionistas, puede llevar a enfados y conductas disruptivas cuando no consiguen el resultado adecuado en una tarea”. ¿Cómo está siendo la experiencia de rodear a personas con Asperger con tecnología aún en desarrollo? 

Dra. LAURA: La mayoría de jóvenes con Asperger están igual de motivados con la tecnología de VR que otros jóvenes. Esto permite que la barrera de entrada para utilizar esta tecnología sea muy bajita. 

 

ROV: Nos referimos también a que como usuarios, muchas veces nosotros mismos nos encontramos frustrados ante la cantidad de fallos que suelen surgir de la RV. ¿Ha sido, o está siendo difícil trasladar a la Realidad Virtual esos mundos que tenéis en mente para ayudar a los usuarios con síndrome de Asperger?

Dra. LAURA: Muy difícil. Los requisitos de la VR, los dispositivos, las temáticas, el arte… todo ello debe ser característico y adaptado para estudiantes con Asperger. En los dos primeros niveles lo hemos conseguido, y las opiniones tanto de psicólogos especializados en autismo como de los propios estudiantes ha sido muy positiva.

 

ROV: Si hay algo que siempre se dice desde la psicología es cómo las grandes ciudades fomentan la incomunicación de los individuos. ¿Crees que serían extrapolables las técnicas que ayudan a los usuarios con síndrome de Aspeger al conjunto de la población?

Dra. LAURA: Sin duda. Gracias a la capacidad de Inmersión de la Realidad Virtual, el usuario se siente presente en ese mundo creado por ordenador, adaptado a él. Esa sensación de presencia puede ser tan auténtica, que los avances o vivencias que se realicen en ese mundo virtual parecen ser hechos en el mundo físico. Por eso, pensamos que los avances conseguidos por los estudiantes con Asperger en CicerOn son extrapolables al mundo real posteriormente.

 

Laura Raya es Doctora en Ingeniería en Informática especializada en realidad virtual. Es Máster en Informática Gráfica, Videojuegos y Realidad virtual. Ha sido profesora durante más de siete años en la Universidad Rey Juan Carlos y dos años en U-tad tanto en Grado como en Máster. Investigadora en activo, ha trabajado de forma intensiva en más de diez proyectos de gráficos y realidad virtual, entre ellos destacan The Blue Brain y The Human Brain Project junto con la Comisión Europea y con múltiples empresas relevantes del sector como GMV o ACCIONA. Además, dirige el proyecto de investigación GUIAhME, es la Responsable de la Cátedra Cicerón junto con INDRA, Directora del Proyecto Educativo Gamiversity y directora del Proyecto InmersArte, todos ellos proyectos de realidad virtual.

Comentarios (2)

Enlace al foro
  • Se de buena tinta que ya se ha usado la RV hace años con niños con autismo y había progresos con ellos.
    0 0
  • Con conocimientos básicos sobre el síndrome Asperger, se sabe su disfuncionalidad social, pero no se sabe demasiado si eso tiene relatividad con un alto grado de coeficiente intelectual, es decir, ¿Hubiera sido Einstein un genio si no hubiera padecido Asperger? ¿es la sociabilidad algo indispensable para la vida? En mi opinión se le da demasiada importancia.

    Por otro lado, me alegro que Indra fomente proyectos no militaristicos de vez en cuando.
    0 0