Neverout - RIFT: ANÁLISIS

La empresa setapp presenta un juego de puzles que podemos disfrutar tanto en Gear VR como en Oculus RIFT. En el mismo nos encontraremos en un cubo claustrofóbico con una sola salida que nos hará revivir aquella película de los 90 titulada Cube.

31 May 2017  18:20

mizius

Neverout - RIFT: ANÁLISIS

Dueños de la gravedad

Comenzamos nuestra andadura en el interior de un cubo de seis caras en el cual nos podemos mover libremente en las 4 direcciones como si de una cruceta se tratase. Las paredes oxidadas, la atmósfera oscura y la sensación claustrofóbica hacen que la inmersión sea total. Es notable la inspiración en la película "Cube" de los 90, pero con una gran diferencia: nosotros somos dueños de la gravedad y podemos utilizarla a nuestro antojo.

 

Nos llama la atención la falta de narración sobre cómo y por qué hemos llegado a este lugar, y tampoco se nos muestra ninguna opción, simplemente empezamos a jugar directamente. El objetivo del juego es sencillo: buscar la trampilla de salida para poder pasar al siguiente nivel, pero los objetos y trampas que iremos encontrando en nuestro camino nos complicaran mucho la tarea.

 

Movimiento

El escenario se divide en una cuadricula de 6 x 6, y con cada movimiento avanzamos una posición en cualquiera de las direcciones. Podemos elegir entre una forma de jugar más inmersiva o más confortable, para evitar mareos. Si seleccionamos la inmersiva, el movimiento simulará que estamos caminando por la sala; por el contrario, si seleccionamos la opción confortable, veremos una especie de niebla azul que nos señala la siguiente posición y nos teletransportará. Como segunda opción tenemos la rotación del cubo, es decir, cuando llegamos a cualquiera de las 4 paredes en el siguiente movimiento, conseguimos que el cubo gire, ya sea directamente en el modo inmersivo o pasando la imagen a través de una miniatura para que la experiencia resulte más confortable. 

Escenarios

A lo largo del juego el escenario es siempre el mismo, no cambian el tamaño, la cuadricula ni la mecánica, pero en cada nivel encontraremos notables diferencias. Para hacer una división de escenarios podríamos nombrarlos de la siguiente forma:

  • Salas grises: En este tipo de salas nos encontraremos cajas sueltas que irán moviéndose según vamos alterando la gravedad. También habrá imanes situados en el suelo que sujetarán dichas cajas para que no nos aplasten y poder pasar al siguiente nivel.
  • Salas verdes: Nos encontraremos trampas eléctricas que nos harán morir nada más rozarlas, tendremos que andar con pies de plomo. También habrá agujeros con pinchos que deberemos de evitar si no queremos acabar como un colador.
  • Salas azules: Los portales de teletransporte serán la principal característica en estos espacios. Hay que mirar bien dónde vamos a movernos, ya que será muy fácil caer en un lugar no deseado.

 

Jugabilidad

En control de movimiento se hace a través de los Touch, ya sea apuntando con la vista en la dirección que queremos movernos si hemos seleccionado la opción inmersiva, o bien seleccionando con el pad y apretando el gatillo si estamos jugando con la opción confortable. Con un golpe de gatillo nos movemos una cuadricula, y si lo mantenemos pulsado sería como ir andando. En cuanto a la posición, podemos jugar tanto sentados como de pie, aunque en nuestro caso particular hemos preferido hacerlo de pie para poder que resulte algo más realista. En modo inmersivo hemos tenido algunos pequeños mareos al querer avanzar demasiado rápido, pero moviéndonos paso a paso todo ha ido bien. Esto dependerá en gran medida del jugador, así que es probable que los más acostumbrados a jugar con movimiento se sientan cómodos con el modo inmersivo.

Gráficos y sonido

A la hora de calificar los gráficos como buenos o malos... digamos que son muy repetitivos. Al ser siempre el mismo escenario, cambiando solo el color y textura, no sorprenden demasiado y después de un rato jugando no le damos la más mínima importancia. En cuanto al sonido, Neverout carece de música, simplemente se oyen los efectos de los movimientos nuestros o de objetos. El efecto de sonido que podemos escuchar al morir se puede decir que está muy logrado, y las primeras veces nos puso los pelos de punta.

 

Conclusión

Nos encontramos ante un título que claramente está pensado para dispositivos móviles que no necesiten demasiado potencia, y como tal parece demasiado básico y repetitivo para un PC con Oculus Rift y Touch. Puede ser entretenido para jugar en el tren camino del trabajo o mientras esperamos a un amigo en un bar (si nos atrevemos a usar allí el HMD), pero no lo vemos para estar en nuestra casa jugando con un visor de PC. No existe una historia que nos diga qué hacemos en el cubo, quiénes somos, de dónde venimos o a dónde vamos... simplemente es ir pasando niveles.

 

El comienzo es muy sencillo, se podría decir que es una especie de tutorial donde aprenderemos los diferentes tipos de cubo que hay y cómo funcionan. Cuando pasamos los primeros 20 niveles es cuando llegamos a una sala central donde tendremos 6 puertas de diferentes colores, y en cada una de ellas 20 niveles a superar. ¡Tenéis mas de 5 horas de juego por delante, así que disfrutad de cada minuto!

6,5 "Bueno"

+ La idea

+ Efectos de sonido

+ Precio

- Repetitivo

- Falta historia

- Falta música

Comentarios

Enlace al foro