Fated: The Silent Oath - ANÁLISIS

Fated es una aventura con una fuerte narrativa emocional basada en el mundo de la mitología nórdica. En la piel de un padre vikingo, deberemos proteger a nuestra familia a lo largo de un viaje en el contexto del fin del mundo. Se trata de una experiencia breve que demuestra el potencial de meter en el mismo saco realidad virtual y un guión bien trabajado.

21 ABR 2017  18:32

Adrian-AGM

5 comentarios

Fated: The Silent Oath - ANÁLISIS

Vikingos, gigantes, runas y deidades.

Frima Studio nos trae su primera incursión en el mundo de la realidad virtual con Fated: The Silent Oath, el primer episodio de una historia que se mantiene en el límite entre juego y experiencia visual, ofreciéndonos momentos de interactividad con distintas herramientas o la resolución de algún puzle bastante simple. Sin embargo, el peso y los mejores momentos del juego recaen en las fases más cinemáticas.

 

Narrativa, la piedra angular del juego

La historia se ambienta en el Ragnarök, la guerra del fin del mundo según la mitología nórdica. Nos pondremos en la piel de Ulfr, un padre de familia vikingo de nombre difícilmente pronunciable que deberá velar por la seguridad de su familia en este contexto apocalíptico. Poco más se puede contar de la historia sin entrar en detalles que puedan arruinar el punto fuerte del juego. Esta primera parte se divide en un breve prólogo y cuatro actos de una duración aproximada de 20 minutos cada uno.

 

A destacar la dirección, el guión y el diseño de personajes principales, algo que sin duda consigue transmitir muy bien y que se apoya en la realidad virtual para hacernos realmente sentir dentro de la vida del protagonista. Ciertas situaciones, como la mirada de nuestra hija diciéndonos alguna frase inocente e infantil, llegan a arrancarnos una sonrisa. Los personajes principales se sienten muy vivos, al contrario que los secundarios, que tienen diseños y diálogos de evidente menor trabajo.

 

A la espera de un segundo episodio del que aún no se sabe nada, la trama nos deja con ganas de más, por lo que esperamos que no tarde mucho en llegar. Teniendo en cuenta el gran peso narrativo, en su mayor parte proporcionado por las fases de diálogo, hay que señalar que el juego solo esta disponible en inglés y no dispone de subtítulos, algo que puede echar para atrás a aquellos jugadores que no lleven bien la lengua anglosajona.

 

Sonido

En el apartado sonoro, el doblaje inglés brilla notablemente y la banda sonora, sin ser ninguna obra maestra, logra transmitir las sensaciones necesarias en cada situación. Las escenas de acción son más intensas gracias al sonido y a la historia, mientras que lo visual y la jugabilidad parecen quedar en un segundo plano, algo que tiende a ser totalmente contrario en la mayoría de juegos.

Control, jugabilidad y diseño de niveles

Respecto al control, se hace uso del mando DualShock 4 y es bastante simple a la hora de interactuar en las pocas ocasiones que el juego lo permite, utilizando los gatillos para cada una de las manos del personaje. De esta manera, podemos hacer uso de un arco o manejar un carro de caballos, entre otras acciones que aportan el granito de jugabilidad, cuya dificultad se podría considerar nula. Se implementa además una mecánica sencilla de asentir o negar con la cabeza para interactuar en los diálogos, decisiones que no parecen tener mucha repercusión en el desarrollo del juego.

 

El movimiento del personaje se lleva a cabo con el stick izquierdo. A su vez, la cámara se orienta con el stick derecho e implementa un modo confort que rota a intervalos angulares, sistema ya visto en otros títulos de realidad virtual para evitar mareos. La cámara cuenta con ajustes que nos permiten definir el ángulo de giro personalizado y añadir referencias espaciales, como marcas en el suelo, cubos en el aire y una circunferencia alrededor del personaje. Se recomienda, a ser posible, usar el menor ángulo de giro, 20 grados, y quitar las referencias, ya que estropean la inmersión en el juego.

 

Como ya se ha comentado, la jugabilidad es bastante escasa y quizás sea lo que más se eche en falta a lo largo del juego. Probablemente tres o cuatro fases con más acción que pongan al jugador en tensión podrían haber completado la experiencia reforzando las sensaciones de peligro.

 

 

Los actos que componen el juego constan de distintas fases cada uno. Algunas de ellas son plenamente contemplativas, escenas cinemáticas donde abundan los diálogos y nos limitaremos a responder con la cabeza cuando sea requerido o mover alguna de las manos. En otras fases tomaremos el control de nuestro personaje teniendo que caminar de un punto A a un punto B a una velocidad que en ocasiones puede impacientar por su lentitud. A lo largo de estos niveles se suele introducir alguno de los minijuegos o puzles que, tristemente, no aportan mucho a la experiencia.

Gráficos y escenarios

El título, sin grandes alardes gráficos, tiene un estilo cartoon que no requiere de gran realismo para hacernos sentir cómodos y disfrutar de la experiencia. Aun así, en algunos entornos podemos echar en falta un poco de nivel de detalle, algunas texturas de menor resolución y, eventualmente, sufriremos algo de popping, haciendo aparecer y desaparecer algún que otro árbol no muy lejano. Mientras que el modelado de personajes y elementos del juego es bastante acertado, no lo son así las animaciones, las cuales se ven poco trabajadas. Ver a otros personajes correr recuerda a juegos de hace al menos dos generaciones.

 

Por otra parte, bosques, valles, montañas y cuevas, entre otros, crean una variedad de escenarios bastante aceptable, aunque dichos entornos tienen un recorrido bastante lineal que no dan rienda suelta a ningún tipo de exploración más allá de la que exige el guión.

Bugs y errores

En este sentido la aventura se siente bastante solida. Durante un pequeño instante, no más de 2 segundos, hubo un fallo de posicionamiento donde nuestra vista apareció a unos dos metros del cuerpo del protagonista, pero fue algo totalmente anecdótico, pues el juego careció en el resto de nuestro viaje de errores que estropeasen la inmersión.

 

Precio

Un aspecto externo al juego pero que juega un papel importante es el precio - 9.99€ de lanzamiento en PlayStation Store - que se mantiene en la linea de los juegos más baratos de realidad virtual en la plataforma de Sony, pero se ha de tener en cuenta una duración que ronda la hora y media y que estamos ante el primer episodio de una serie que no se ha dejado clara su duración total.

Conclusión

Fated: The Silent Oath se asemeja a una película, tanto por su estructura y profundidad narrativa como por la duración, incluso alguna escena se quedará grabada en la memoria de aquellos gamers más sentimentales. Ciertas fases de interacción muy simples hacen que el juego, a pesar de su corta duración, se ralentice y pueden llegar a entorpecer levemente el transcurso de la historia. Se puede decir que no es un título para cualquier tipo de jugador, pues su público potencial es aquel que sepa anteponer una buena historia a la jugabilidad. El formato episódico, que sigue sin convencer a la mayor parte de la comunidad, es un movimiento evidente por parte de Frima Studio, que ha querido probar con la realidad virtual para ver la respuesta de los jugadores. Por nuestro lado, esperamos que llegue el cierre que se merecería esta primera parte. Una apuesta interesante que generará opiniones divididas en aquellos que se sumerjan en esta aventura vikinga.

6 "Bueno"

+ Historia profunda y un buen guión.

+ Personajes trabajados.

- Jugabilidad simple y escasa.

- Duración muy corta.

- Desinformación sobre próximos episodios.

Comentarios (5)

Enlace al foro
  • ¡Gran análisis! No lo tenía en pendientes, pero me ha llamado bastante la atención. Creo que este tipo de géneros pueden funcionar muy bien en la realidad virtual.
    4 0
  • Gran analisis, le llevaba siguiendo el rastro desde hace tiempo, pero que no venga en castellano :( uno de los grandes problemas que tengo con la vr es mi bajo nivel de ingles, me van ha hacer plantearme ponerme ha estudiar ingles a la vejez xD
    2 0
  • Nosotros lo probamos hace casi un año en HTC Vive, y sinceramente me desilusiono bastante.

    Hicimos 1 vídeo análisis y 4 vídeos con el Walktrough.

    Si mucha narrativa, mucha historia, pero no llegas a "jugar".

    Ademas tiene ciertos momentos que no sabe hacer uso de la cámara, y es un poco (Bastante) Mareante.

    Le habéis dado un 6, y le daba un 4.5

    4 1
  • Hola Jugón Virtual, he visto tu review y entiendo la diferencia de puntuación.
    En primer lugar entiendo que tenías las expectativas muy altas con este juego esperando un RPG de acción tipo Fable como comentas en el video y al encontrarte con este juego las sensaciones no tienen nada que ver.
    Yo personalmente cuando empecé a jugarlo mis expectativas se basaron en lo que promete su ficha de PlayStation Store: store.playstation.com/#!/es-es/juego/fated-the-silent-oath/cid=EP4096-CUSA05000_00-FATEDEPISODE01US
    Que, para resumir, ofrece una experiencia narrativa.
    Por otra parte, no soy propenso a marearme y durante el transcurso del juego no sentí ningún malestar.
    Tambien, aunque no sea un factor tan decisivo, el precio de salida en PC fue de unos 20 euros, que al salir mas tarde en PSVR ha sido reducido en ambas plataformas a la mitad.
    Creo que quizas debido a estos factores la diferencia de nota sea más comprensible.
    Un saludo. :D
    4 0
  • Cierto es...

    Sobre todo por lo de las expectativas. Yo cuando lo vi anunciado decían que era de acción. Y ya ves la acción que tiene, jejeje.

    Por lo demás entiendo tu análisis que ademas es un buen trabajo.
    2 0