Tumble VR - PlayStation VR: ANÁLISIS

¿Eres un loco de los juegos de puzles? Diviértete superando retos con cubos, cilindros, pirámides, piezas de Tetris y otros muchísimos sólidos geométricos. Construye la torre más alta, tira una estructura de piezas de la forma más explosiva e intenta ser creativo para superar cada una de las pantallas que el título propone. Supermassive Games, también creadores de Until Dawn: Rush of Blood, son los responsables de Tumble VR. Visto lo visto, han hecho pleno, pues tanto el terror como los puzles 3D están demostrando funcionar realmente bien en VR. Vamos a comprobarlo.

7 FEB 2017  9:30

Sr_Ton

3 comentarios

Tumble VR - PlayStation VR: ANÁLISIS

Bloques y más bloques

A lo largo de la historia de los videojuegos hemos visto de todo. Los gráficos son importantes, la duración es importante, pero también lo es jugabilidad y otros muchos factores como ya sabemos. Dicho esto, confieso que Tetris está en mi top de juegos favoritos de siempre, aunque a ojos de las nuevas generaciones no sé si saldría bien parado. Las partidas son cortas y gráficamente podría ser catalogado como pobre. Pues bien, señores y señoras, Tetris es un magnifico juego. ¡Faltaría más! Tiene ese algo, tiene gancho. Algo parecido hace Tumble VR, salvando las diferencias. Te invita a agudizar ingenio para resolver una extensa sucesión de puzles 3D. La VR además le va como anillo al dedo, pues facilita la visión espacial.

Se mide la inteligencia de un individuo por la cantidad de incertidumbres que es capaz de soportar (E. Kant) 

Llega lo más alto posible sin que la torre se caiga

Mecánica, jugabilidad e inmersión

El juego se basa en una premisa muy sencilla: nos irá planteando retos utilizando bloques 3D. Algunas veces tendremos que hacer una torre para llegar a una altura determinada, otras veces dirigir una luz usando espejos, en ocasiones ubicar una sucesión de piezas en un espacio reducido, etc... Digamos que es un juego de construcciones donde debemos usar la imaginación y la creatividad. Los bloques son de diferentes formas, materiales (goma, metal, madera, cristal, plástico,...) y pesos lo cual influye en su rozamiento y agarre en las superficies. Las físicas nos han parecido satisfactorias.

 

Los controles y el tracking van bien, tanto con los Move como con Dualshock. A mí personalmente me ha parecido mejor con el segundo, pues con los Move a veces es necesario realizar algún movimiento forzado (girar muñeca). En el caso de los Dualshock, con R2 capturamos la pieza con nuestro mando virtual y con el stick derecho giramos la pieza de todas las formas posibles. Con el stick izquierdo podemos mover el escenario a nuestro gusto. El resultado nos da la sensación de poder agarrar las piezas y ponerlas exactamente donde queremos. Todo un acierto, pues se trata de un aspecto esencial en este caso.

 

La sensación al jugar es muy confortable, y es inmersivo al menos en lo importante: casi podemos tocar los bloques. Nos hacemos uno con los bloques y con el puzle que tenemos delante. Cada pantalla a superar se desarrolla en un espacio flotante donde están todos los elementos necesarios para resolver el puzle. La información es siempre completa y se muestra en paneles monocromos de estilo minimalista. En este entorno, un tanto abstracto-futurista, nos acompañará un pequeño dron esférico parlanchín (tipo Higgs de Robinson) que nos explicará qué debemos hacer, y de vez en cuando nos soltará algún que otro chiste malo robótico (un poco al estilo Portal). La voz (y los textos del juego) está totalmente doblada al español y es curiosamente la misma de Barney Stinson en Cómo conocí a vuestra madre.

 

Al empezar el juego tendremos accesible, aparte de una zona de tutoriales (Zona Demo con 4 niveles),  la Zona 1 (fácil) con 8 fases y hasta 30 medallas. Más adelante las medallas conseguidas nos permitirán desbloquear nuevas zonas con más niveles (hasta 79 niveles repartidos en 10 zonas), cuya progresión irá aumentando en dificultad siendo cada vez más exigente con el jugador. En este sentido es un juego muy agradecido, con mucho contenido por delante para descubrir. Además es muy rejugable, pues los retos adicionales de cada nivel irán apareciendo tras superar los objetivos básicos.

 

 Con nuestro mando virtual capturamos la pieza que queramos utilizar

Tipos de niveles y medallas

Los niveles que andan repartidos por todo el juego son muy variados y se van complicando ingeniosamente conforme avanzamos, añadiendo obstáculos (móviles o no), niveles especiales, mezcla entre los diferentes tipos de pantallas, etc... Citaremos a modo de ejemplo solo algunos de ellos para que os podáis hacer una idea:

  • Niveles construye alto: Debemos alcanzar la máxima altura con las piezas disponibles sin que se  nos caiga la torre (se activa un contador hacia atrás de 3 segundos tras alcanzar objetivo).
  • Nivel úsalos todos: Aparecerán muchos bloques y tenemos que situarlos todos en una  plataforma central sin que se caigan o mantener en ella los máximos posibles.
  • Nivel puente: Tenemos que enlazar diferentes puntos entre sí con puentes, sin que se derrumben.
  • Nivel limbo: Las piezas deben ser colocadas bajo una barra que se mueve a una cierta altura y que nos tirará la construcción si no lo hacemos de este modo.
  • Nivel de luz: Debemos dirigir rayos de luz hasta un objetivo. Usaremos, entre otros, bloques espejo y bloques de cristal de color.
  • Nivel de destrucción: Hacer explotar torre usando tres minas para conseguir la máxima puntuación en una diana en el suelo.
  • Niveles puzle: Situar las piezas en cierto orden o combinación . 

Además, como dijimos, cada nivel irá desbloqueando retos adicionales. El auténtico desafío es conseguir el oro y los logros adicionales (medallas). Algunas de estas medallas pueden ser:

- Bronce/Plata/Oro: Según el grado de consecución del reto. Son los básicos, los que aparecen de primeras. El resto se van desbloqueando.

- Cronómetro: Superar el reto en poco tiempo.

- Objetivo: Conseguir llegar a una zona aparentemente poco accesible con las piezas disponibles.

- Secuencia: Situar las piezas de algún modo especial según el caso. 

- Home Run: Enviar fuera del tablero un bloque especial en un nivel de destrucción.

- Matemática: Las piezas deben cumplir una operación numérica correcta.

 

En los niveles tipo puente debemos conectar diferentes plataformas con puentes estables 

El modo versus

Son varios niveles en los que el jugador VR se enfrenta de forma local a un jugador sin VR que ve la partida desde fuera en la pantalla del televisor. El jugador con las gafas intenta cumplir sus objetivos mientras su rival le pone obstáculos para intentar impedirlo (ventiladores, rayos láser,...). Los niveles versus se desbloquean superando determinados niveles de un solo jugador.

 

Se agradece que incluyan un multijugador que no tenía la versión de PS3, pero desde mi punto de vista es poco agradecido para el jugador no VR. Las partidas están bien equilibradas, pero gráficamente tiene poco interés y la situación de la partida queda muy pobre gráficamente desde la pantalla 2D.

Apartado técnico y duración

En general, gráficos y sonidos son modestos pero cumplen muy bien su función, a veces menos es más y el minimalismo le sienta muy bien a este título. Los gráficos cumplen, situándonos en un entorno abstracto con patrones sencillos. Las piezas tiene un buen acabado según su material, e incluso escuchamos la goma, el metal, la madera u otros al chocar o caer. En pantalla, la información se muestra con paneles sencillos y de un solo color que permiten fácilmente saber qué queremos conseguir y el progreso que llevamos. El conjunto nos sitúa en el espacio idóneo para superar el reto. La música y los sonidos nos recuerdan a un típico concurso de televisión de preguntas y respuestas donde nosotros seremos los concursantes.

Conclusiones

El juego me ha encantado, así de simple. Personalmente pienso que los puzles, lo abstracto y lo retro funcionan de maravilla en VR. Evidentemente si eres de esos que asocias los puzles a chorrijuegos, éste no es para ti, pero a Tumble VR no se le puede criticar la duración o la falta de contenidos. Se trata de un juego con una extensión más que decente y la dificultad está bien escalada. Me gustaría ver cuánto tardarían algunos en conseguir el oro y cada una de las medallas en todos los niveles del juego, pues conforme avanzamos la cosa se complica bastante.

 

Este videojuego, desde su propuesta modesta, desprende calidad y se siente muy agradable. Podríamos argumentar en su contra que no es muy original, pues se trata de un título que pudimos ver en PS3, allá por 2010. No obstante la VR le suma muchos enteros, pues nos permite visualizar mejor la posición del puzle como si estuviera delante nuestra.  

 

En conclusión, teniendo en cuenta todos los pros y los contras, le otorgamos un 7.
 

7 "Muy bueno"

+ Muchos niveles y retos

+ Muy confortable

+ Variado e imaginativo

+ Físicas creíbles

- Modo multijugador no convence demasiado

- Parecido a Tumble en PS3

- Peor con los Move

Comentarios (3)

Enlace al foro
  • Gracias por el análisis. Este juego me gustó mucho cuando probé la demo, precisamente por lo agradable del entorno y la acertada gestión 3d de las piezas en VR, y por lo que veo el juego completo continua por el mismo camino.
    0 0
  • Hasta la demo es agradecida. De hecho, si no me equivoco se corresponde justamente con la Zona Demo como es lógico por otra parte. Por el precio que tiene actualmente en la store (creo que 9,99€), es compra obligada si aún no se tiene. Saludos
    0 0
  • Un gran análisis. Siempre he tenido dudas de si hacerme con él. Creo que daré el paso.
    0 0