ASTRO BOT Rescue Mission (PlayStation 4) - Análisis por alberto_fe

Miyamoto, ¿Estas ahí?

Miyamoto, ¿Estás ahí?

Este es mi análisis/opinión de Astro Bot: Rescue Mission, y como pasa en muchos juegos de VR es difícil que los que no son usuarios de esta plataforma entiendan como vemos, y nunca mejor dicho, como se aprecian ahí los videojuegos.

Astro Bot es un plataformas “sencillo” de corte clásico de dos botones, hasta ahí todo normal. Pero como ya pasaba en Moss, aquí no hay un protagonista, hay dos, Astro y el jugador, ya que el jugador también aparece en el juego y es papel activo en este, no tanto diría como en el espectacular juego de Polyarc pero lo suficiente para sentir que somos un equipo de dos.
Lo primero como pasa en la VR es ver cómo estamos en ese mundo, ese mundo, colorido, bonito, luminoso aunque este oscuro, sólido y sorprendente, ya eso es un plus. En cada una de las fases de sus 5 mundos, veremos cosas que nos harán decir: ohh, por pequeña que sea, algo siempre nos sacará una sonrisa.
En el juego, se ve que todo está hecho con cariño, con unos gráficos limpios, y que obviamente sin ser perfecto, estoy 100% seguro que sus virtudes tapan sus defectos.
Como decía, 5 mundos donde en cada uno hay 4 fases bien distintas unas de otras y un Final Boss. Todo esto con una curva de dificultad más que asequible y que en sus compases finales nos encontraremos con auténticos retos para nuestros dedos.
La comparación con Moss es inevitable, pero desde mi punto de vista es un error, según lo veo Moss es a Astro Bot, lo que The Legend of Zelda a Mario Bross, salvando las diferencias obviamente. Moss es magia preciosista, encantadora y cautivadora, Astro Bot es amigable, adorable, no encierra una historia profunda porque no la necesita, ha venido a divertir y a sorprender, a crear algo nuevo.
Para mí ha sido como un salto generacional, y es que no lo vamos a comparar con Mario Odissey pero no me tiembla el pulso al hacerlo con Súper Mario 64, y no es por el toque Nintendero o por el parecido de su estética, planteamiento y construcción de sus fases, más bien por la sensación, con Mario 64 vimos que el mundo no era plano, y más, el mundo del que venía Mario, esto cambió todos los esquemas y marcó un antes y un después. Con Astro Bot me ha pasado exactamente lo mismo, el mundo ya no es plano, ahora estas ahí.
Ruinas, Nubes, Templos, Cementerios, Lava, veremos un poco de todo, y aunque Astro Bot no se upgradea para avanzar, nuestro mando (que aparece como tal en el juego) si, desde disparar agua, hasta estrellas ninja y más cosas que no quiero desvelar. Un auténtico Must Have con una duración más que razonable y un buen número de entretenidos coleccionables que nos harán rejugarlo una y otra vez, uno de ellos, un Camaleón oculto en cada fase que nos hará contemplar cada rincón, literalmente hablando. Estos animalitos nos darán como recompensa el acceso a desafíos que casi podrían ser cada uno una nueva fase en sí mismos.
Podría extenderme más, pero pienso que hay que verlo, sentirlo, y descubrirlo por uno mismo.
6 0

Comentarios

Enlace al foro