CXC Motion Pro II, movimiento para Sim Racing

CXC Motion Pro II y Oculus Rift forman un conjunto difícilmente batible en el competitivo mundo del Sim Racing, aunque habrá que preparar bien nuestro bolsillo.

5 JUL 2016  8:55

toni

23 comentarios

CXC Motion Pro II, movimiento para Sim Racing

Para los fans de la simulación comienza con la realidad virtual una nueva edad de oro. Mientras que conceptos y géneros de juego que hoy en día nos son muy comunes son difícilmente exportables a la realidad virtual, los simuladores parecen que haya nacido para ello. La posibilidad de poder estar virtualmente dentro de un cockpit en vez de verlo en un monitor plano 2D puede ayudar a llevar tanto a los simuladores de conducción como a los de vuelo a una nueva edad dorada del género. 

 

La realidad virtual no es solo un buen truco o tener gráficos en 3D, si no que representa un verdadero "game changer" (cambio de paradigma), ya que afecta a la percepción de nuestro cerebro de tal modo que nos engaña hasta el punto de sentirnos allí y, por tanto, altera dramáticamente nuestra experiencia de juego. La mejora en la percepción de las distancias y la profundidad junto con la sensación de inmersión que se experimenta posibilitan que, por ejemplo, mejoremos nuestros tiempos de vuelta en los simuladores de carreras. Bueno, y aunque no consigamos mejores tiempos, por lo menos nos lo pasaremos mejor sintiéndonos realmente a los mandos de un coche en una carrera.

 

  

Pero las gafas de realidad virtual, aunque son muy importantes puesto que nuestro sentido de la vista nos proporciona más del 90% de la información de nuestro entorno, son realmente solo una pieza más del puzle con el cual, a través de nuestros otros sentidos, nuestro cerebro se forma una imagen de nuestro entorno, y para conseguir engañarlo con más facilidad, necesitaremos de otros mecanismos que nos simulen, por ejemplo la velocidad, la fuerza centrípeta y centrifuga, así como la aceleración y frenado como una respuesta háptica. Cuantos más sentidos involucremos en la experiencia, más nos veremos sumergidos en el metaverso de la realidad virtual, y así, experiencias como conducir un Formula 1 en realidad virtual se convierte en lo más cercano que la mayoría estaremos jamás de conducir realmente un Formula 1.

 

  

Y aquí llegamos a la empresa estadounidense CXC, que se especializa en el desarrollo y construcción de cockpit para simuladores de conducción y vuelo. En el siguiente vídeo se puede ver el modelo más alto de gama construido por la compañía. Se trata del Motion Pro II, en cuyo asiento se han instalado potentes bodyshakers que lo hacen vibrar, simulando las más leves imperfecciones del asfalto. El volante incorpora force feedback para simular las fuerzas centrifugas y la resistencia al giro de las ruedas según el terreno.

 

 

Los pedales son de accionamiento hidráulico, y dos ventiladores situados ante nosotros sirven para simular la velocidad del viento contra nuestro rostro al moverse el coche hacia adelante. Y para aquellos que prefieran pilotar un avión o un helicóptero, es posible cambiar el volante por una palanca de mandos. El simulador es tan realista que lo han adoptado como entrenador en equipos profesionales de carreras para entrenar a pilotos reales de competición.

 

 

Está claro que este realismo tiene lógicamente un precio, así la versión más económica con Oculus Rift cuesta alrededor de 45.000 euros, y si queremos el equipamiento completo todo incluido, también con las gafas de realidad virtual, nos vamos a unos 67.500 euros (75.275 dólares). Por último, si queremos los mandos para avión y helicóptero, habremos de sumar unos 3800 euros más... Por este precio uno se puede ya plantear comprarse un coche deportivo real... pero uno, no cien.

 

Para mas información, podéis visitar la web de la empresa en este enlace: http://www.cxcsimulations.com.

Comentarios (23)

Enlace al foro
  • Hola, yo ya llevo varios años también con movimiento en el cockpit. Y tanto con las dk2 como con las cv1 ahora es una delicia que se mueva y que vibre con los shakers. Una vez lo tienes ya nonhay vuelta atrás. Pero si que es cierto que si el movimiento es muy amplio, no ya brusco, si no con micha amplitud afecta al hmd porque detecta el movimiento del cockpit como movimiento de la cabeza y lonsuma al de la cabeza que tu hagas, lo cual acaba siendo raro. Pero si el.movimiento no tiene tanta amplitud las sensaciones son inigualables. La brusquedad o la rapidez en los cambios de posición afectan poco si tienes la cámara anclada al cockpit de manera estable, cuando mas brusco o rápido es el movimiento mas fácil es que la cámara haga algún movimiento no sincronizado con el cockpit y eso si afecta al tracking. No es un vídeo muy bueno, pero os pongo un vídeo del mio con las dk2 para que veáis lo que digo.




    Saludos
    Dualin
    0 0
  • Correcto.

    Dualin, en tu sistema de movimiento, se nota que está configurado con poco recorrido, por eso te funciona con el tracking posicional. Pero en el sistema de movimiento que he visto en los vídeos anteriores, es tan brusco y de tanto recorrido que tocaría usar un software de compensación o quitar la cámara.
    1 0
  • Efectivamente, en un simulador con tanta amplitud de recorrido como el de Accelid veo poco probable que no se produzcan movimientos no deseados en el visor. Usar algun software de compensacion puede ser la solucion, pero siempre que no tenga latencia.

    Saludos
    Dualin
    0 0