Dosis de realidad virtual para los más pequeños, probamos The Playroom VR

14 NOV 2015  22:34

Pdaxon

9

Dosis de realidad virtual para los más pequeños, probamos The Playroom VR

Durante la Paris Games Week 2015 también tuvimos la oportunidad de probar Monster Escape, una propuesta divertida para que los más pequeños disfruten de la realidad virtual en compañía.

No cabe duda que Sony tiene los planes muy claros de cómo afrontar este primer debut de la realidad virtual en PlayStation 4, o al menos tenemos esta impresión. El catalogo inicial es a priori bastante diverso, desde juegos de naves como Eve Valkyrie, conducción con DriveClub o Gran Turismo y acción y disparos con The London Heist o RIGS, por citar algunos ejemplos. Pero el rango de jugadores en la videoconsola de Sony es muy diverso y un sector importante son los más pequeños, o no tan pequeños, pero sí ese sector más casual.

 

Sony está haciendo mucho hincapié en que la realidad virtual no debe ser una experiencia solitaria, sino social, y es por ello que nos proponen opciones como The Playroom, donde podemos jugar en multiplayer incluso en la misma consola. En Monster Escape podrán jugar hasta 5 jugadores a la vez: uno encarnará el papel de ese monstruo amarillo haciendo uso del HMD, y el resto serán esos pequeños robots que se manejan mediante los mandos DualShock de PS4. Al principio, equipados con Playstation VR, perseguiremos a los robots esquivando objetos e intentando golpear con nuestra cabeza a estos, mientras el resto de jugadores deberán esquivarlo. Luego llegaremos a la parte final, un escenario donde se producirá la batalla definitiva.

 

 

Visualmente llama mucho la atención haciendo uso del visor. Encontraremos colores muy vivos y pequeños objetos muy detallados que podremos observar mientras avanzamos. La escala está muy bien conseguida, logrando esa sensación de sentirnos gigantes al contemplar a nuestro alrededor un mundo en miniatura muy detallado y animado. Una vez más todo fluye muy bien, sin problemas de rendimiento o tracking. La experiencia es confortable en todo momento y pensamos que no debería producir mareos, pues en ningún momento tenemos el control de desplazamiento del monstruo, todo es automático y solo nos limitamos a mover su cabeza.

 

 

En definitiva nos encontramos con un juego casual para los más pequeños, para jugar en familia o con amigos y que será una buena forma de introducirse en el apasionante mundo de la realidad virtual. Os dejamos un vídeo en el que podéis ver nuestra experiencia con The Playroom.