ZOOKEEPER: Blast Quest - ANÁLISIS

14 DIC 2021  15:13

AlejandroMontoya

4

ZOOKEEPER: Blast Quest - ANÁLISIS

Entra de lleno en la reconstrucción de un zoo venido a menos. Vuelve a darle vida construyendo a base de disparos en un minijuego que recuerda a Candy Crush y que llega de la mano de la desarrolladora Kiteretsu. Ya disponible en Quest.

Reconstruye el zoo de tus sueños

La saga Zookeeper creada por el estudio japonés Kiteretsu da el salto a la realidad virtual con Zookeeper: Blast Quest, título por el momento solo disponible en los standalone de Meta (Oculus). Al inicio del título nos muestran una pequeña cinemática en la que nos cuentan la historia de un zoo que tenía muchísimos visitantes y que era la envidia de todo el mundo, pero que ahora se encuentra vacío, sin visitantes ni atracciones. El megalómano y excéntrico director del zoo se encuentra con nosotros en nuestra primera visita y nos propone devolverle la gloria a este antaño popular espacio y motivo de diversión e ilusión de niños y mayores.

 

A partir de ese momento nuestro objetivo será ir reconstruyendo cada una de las zonas del zoo y ayudar a que los visitantes se sientan cómodos. Al inicio de la aventura recibiremos un pequeño tutorial sobre cómo movernos (podremos seleccionar en las opciones entre mano izquierda o derecha) así como el giro de la cámara (que controlaremos con el otro stick con el que no nos movamos). Nuestro siguiente objetivo estará claro y se nos guiará mediante un pitido constante que apuntará al siguiente paso y mediante un icono de exclamación sobre la cabeza de la persona a la que tendremos que ayudar. También tendremos acceso a un mapa en el que se indicará nuestro siguiente punto de interés.

 

Un Candy Crush en realidad virtual y con disparos

Pero si pensabas que Zookeeper sería un juego de gestión o de simulación de estrategia, estás totalmente equivocado. Para reconstruir las diferentes atracciones o emplazamientos del parque tendremos que jugar a un puzle basado en la franquicia Zookeeper, la cual ya ha sido jugada por más de 30 millones de personas en todo el mundo y que llega ahora a realidad virtual. Nos encontraremos frente a un panel de cubos de colores y el objetivo será despejarlo para conseguir llevar hasta abajo del todo a ciertos animales o romper x cubos de color para lograr desenjaular a otros o simplemente hacer explotar cubos adyacentes a unas avellanas.

 

 

El sistema de juego será similar al visto en el famoso juego para móviles Candy Crush. Si disparamos a dos o más cubos adyacentes (desde el menú principal podremos seleccionar en las opciones con qué mano apuntar para realizar los disparos) haremos que todos exploten y provocaremos que otros cubos de colores caigan hacia esas posiciones. Algunos de esos cubos tendrán dibujadas unas bombas o unos cohetes, y si los explotamos aparecerán en el panel esos elementos, que nos ayudarán a seguir despejando el nivel gracias a la explosión de esas bombas o a la reacción en cadena de ese cohete que activemos. La acción de esos power-ups se multiplicará si conseguimos colocar al lado varias bombas o cohetes.

 

Tendremos un determinado número de turnos para conseguir el objetivo, y en algunos niveles iremos enlazando diferentes paneles que deberemos solucionar consecutivamente, aunque no será necesario completar sin fallo todos de forma seguida, sino que podremos fallar en uno de ellos y podremos continuar desde ese punto y no desde el inicio.

 

El minijuego principal de este título es tremendamente adictivo y prácticamente hemos completado la aventura en dos tardes. Es muy satisfactorio ver cómo conseguimos las tres estrellas al primer intento, y todavía más satisfactorio completar ese nivel que tanto se nos había resistido (aunque consigamos únicamente una estrella). Es un videojuego ideal para toda la familia y para cualquier rango de edad. Nos veremos enganchados y queriendo conseguir la máxima puntuación en cada fase, y realmente será el núcleo central de la experiencia. Cuando no estemos jugando a este colorido puzle estaremos echándolo de menos y deseando completar esa misión secundaria de búsqueda y alimentación para poder volver a nuestra pistola y darle al coco hasta conseguir completar el puzle lo más rápido posible. La variedad de situaciones dentro de los niveles es de agradecer, ya que no siempre tendremos el mismo objetivo, y la curva de dificultad se irá ajustando a nuestro progreso en el juego. Cabe destacar que es una propuesta amable, y que si erramos muchas veces en una fase los cubos nos serán más favorables y se aumentará la posibilidad de realizar combos para despejar los paneles. 

 

No solo de puzles se vive

Al margen de los puzles, Zookeeper también nos propone otra serie de actividades que deberemos ir completando intercaladamente en la aventura. Tareas rutinarias como recoger los papeles tirados por el suelo o limpiar las zonas que han quedado más afectadas tras la visita de un gran número de personas también serán necesarias para que el zoo funcione perfectamente. Alimentar a los animales o buscar a los niños perdidos de una familia completarán esta serie de misiones secundarias que deberemos completar para que el zoo vuelva a recuperar su gloria perdida y que el egocéntrico dueño vuelva a sentirse el rey del mundo (para que entiendas por qué nos referimos a él de este modo solo debes saber que nos manda construir una estatua de oro a su imagen y semejanza a la entrada del zoo).

 

Estas misiones secundarias pueden llegar a hacerse algo repetitivas y sacarnos un poco de la aventura y de ese dinamismo que sí nos dan los puzles. Al fin y al cabo, hay dos o tres tipos de tareas extra que se van repitiendo y acaban siendo un calco de anteriores. Incluso tendremos que repetir alguna como la misión secundaria de pesca, que no varía salvo en la tipología y número de peces a capturar. Entendemos la inclusión de este tipo de aventuras, pero nos gustan menos que el minijuego principal del título.

 

 

En el mapa podremos ver nuestro progreso y las zonas desbloqueadas, así como el número de estrellas que hemos conseguido en cada uno de los niveles de los puzles. Cada nivel cuenta con una valoración de 1 a 3 estrellas, y de nuestro desempeño en cada una de ellas dependerá la valoración final y que logremos acumular todas las estrellas con las que cuenta el título, repartidas a través de sus 7 áreas e innumerables niveles.

 

Completar la aventura principal puede llevarnos entre 4 y 5 horas, pero Zookeeper: Blast Quest es un título muy rejugable y que requerirá que invirtamos horas y horas si realmente queremos conseguir la máxima puntuación en todos y cada uno de los puzles de los que se compone esta colorida y simpática aventura. En total podremos acumular un total de 80 estrellas entre todos los niveles, y conforme vayamos consiguiendo un determinado número de estrellas (30, 50 y 70) iremos desbloqueando nuevos animales que irán apareciendo repartidos por todo el zoo y que le darán un toque más personalizado a este alocado viaje.

 

Un apartado visual muy colorido y detallista

Zookeeper Blast Quest cuenta con un apartado gráfico muy colorido y que se para mucho en cada uno de los detalles. Los personajes y los elementos del escenario están formados por cubos y destilan simpatía por cada uno de sus costados. Nos encontramos frente a un mundo que nos saca una sonrisa a cada paso que damos y que nos ofrece detalles en cada uno de los elementos que aparecen en pantalla. El diseño de su mapa está muy trabajado y resulta muy sencillo moverse por sus escenarios. No se trata de un apartado gráfico que nos vaya a hacer explotar la cabeza, pero tampoco lo pretende. Con su arte desenfadado consigue conectar con los jugadores y cumple perfectamente con la expectativa y el tipo de juego que plantea.

 

Cuenta con una banda sonora que acompaña perfectamente y que también consigue alegrar nuestro viaje con melodías pegadizas que van de la mano de una historia también muy simpática y buenrollera. Uno de los puntos flacos quizá sea que llega únicamente en inglés y en japonés, y puede que aquellas personas que quieran disfrutar de esta historia se queden sin conocerla. No estamos ante la narrativa de un título que requiera un nivel muy alto ni tampoco ante la mejor historia del mundo de los videojuegos, pero la aventura se disfruta más si se comprende de qué están hablando los personajes, y es imprescindible para cumplimentar algunas misiones secundarias como la búsqueda de los niños perdidos, ya que se indica en la descripción cómo encontrarlos y en qué zona. Si no entendemos el idioma también nos perderemos sus partes más cómicas en una trama que siempre busca la complicidad y el guiño a los jugadores y jugadoras. Y más teniendo en cuenta que los diálogos no cuentan con subtítulos, y si no entendemos a la perfección el inglés o el japonés se pierde parte de la gracia del título, ya que no estamos ante un juego de ritmo en el que el idioma no es un elemento para nada necesario. Recomendamos jugar al título teniendo un nivel aceptable de inglés, ya que la historia nos ha parecido de lo mejor que tiene este Zookeeper Blast Quest y uno de los motivos para darle una oportunidad.

 

Conclusión

Zookeeper: Blast Quest llega por sorpresa y sin que nadie lo esperase, consiguiendo llamar nuestra atención desde los primeros compases de su aventura. Si te gustan los juegos de puzles tipo Candy Crush y buscas un juego divertido y simpático que te saque una sonrisa sin duda Zookeeper es la elección perfecta. Gustará tanto a jugadores experimentados como a novatos en la realidad virtual y supondrá todo un reto si queremos conseguir tres estrellas en todos los niveles. ¿Te atreves a reconstruir el zoo de tus sueños?

 

El juego ha sido analizado en Oculus Quest 2.

VRGameCritic

+ Su apartado visual y el humor que refleja en la trama

+ Divertido y entretenido gameplay a base de puzles

+ Completarlo al 100% supondrá todo un reto

- Las misiones principales y secundarias pueden llegar a hacerse repetitivas

- No llega traducido a nuestro idioma

7 "Muy bueno"

ZOOKEEPER : Blast Quest (Quest)

7

Lanzamiento / Diciembre 3, 2021

Experience an exciting and exhilarating new kind of matching puzzle! The latest series of the famous action-puzzle game "ZOOKEEPER," played by more than 30 MILLIONS of people around the world, is ...

Nota de los usuarios

?