Windlands 2: ANÁLISIS PSVR

26 NOV 2021  15:00

Dark

5

Windlands 2: ANÁLISIS PSVR

Tras algo más de tres años desde su salida, al fin la secuela del exitoso título de Psytec Games llega a PSVR con formato físico incluido.

Un mundo donde balancearse

Sin duda, una de las sensaciones que mejor sabe transmitir la realidad virtual es el vértigo, por lo que la premisa de este Windlands 2 puede sonar a priori demasiado agresiva, aunque en gran medida resulta parte de su atractivo.

 

 

Tenemos entre manos un plataformas en primera persona donde nuestro objetivo es recorrer unos escenarios balanceándonos entre árboles hasta llegar al punto designado. Todo esto, por supuesto, evitando caer al vacío, y esta vez prestando especial atención a donde lanzamos nuestro gancho, ya que solo se agarra a ciertas superficies.

 

Esto hace que el avance se vuelva mucho más estratégico y cuidadoso, buscando puntos donde el impulso sea mayor para poder alcanzar el siguiente y calcular si será suficiente para llegar al que está más allá, teniendo en cuenta que la distancia del gancho es limitada.

 

 

El feeling que transmite el título es terriblemente satisfactorio, y por suerte lo encontramos perfectamente adaptado a las posibilidades del visor sin síntomas de mareos y con opciones de confort para aquellos de estómagos más débiles.

 

Así, a medida que progresamos nos encontraremos con escenarios más verticales, con zonas de agarre más distanciadas, delicadas y difíciles de alcanzar. Seguramente esto mismo es lo que mejor demuestra que Windland 2 es algo único y fantásticamente bien llevado a la práctica.

Un arco para defenderse

Para que no todo sea sentirse Spider-man, en los primeros compases recibiremos un arco con el que enfrentarnos a varios tipos de enemigos que de vez en cuando encontraremos por los niveles, aunque solo sea en momentos puntuales marcados por una historia, todo sea dicho, que simplemente sirve de guion para movernos de un lado a otro con algún fin.

 

El arco ofrece, por control, momentos difíciles y memorables a partes iguales.

 

Acabar con ellos tampoco será tarea sencilla, ya que sus puntos débiles, indicados con colores rojos, serán de todo menos accesibles, sobre todo en los jefes de zona que harán que realicemos maniobras imposibles. Si bien es cierto que el control tampoco favorece los combates más difíciles, estos enfrentamientos nos hacen impulsarnos con fuerza, y mientras giramos en el aire, apuntar a la espalda para destruir unos de los múltiples puntos débiles que pueden tener.

 

Además, los enemigos tienen la manía de disparar de forma excesivamente precisa, lo que exige movernos sin parar y morir (de uno a tres impactos dependiendo de la dificultad) repetidas veces contra los jefes, volviendo al punto de control previo aunque conservando los daños provocados.

 

¿Qué le ocurre al control? A pesar de que el esquema de movimientos funciona francamente bien, hay momentos, sobre todo en los mencionados combates, que realizar ciertas maniobras se torna complicado si optamos por el giro con los botones de los PS Move (aunque con un poco de práctica se domina enseguida), por lo que la mejor opción es jugar con el movimiento del cuerpo.

 

 

El título nos permite jugar de pie o sentados, y aunque se puede disfrutar perfectamente de ambos modos, la sensación de vértigo y la flexibilidad de movimientos hacen que la opción de hacerlo de pie sea la más completa, al tiempo que la más delicada por los mareos.

 

Por suerte, como decíamos, hay todo tipo de opciones de confort disponibles, desde las zonas negras hasta el giro por ángulos, pasando incluso por otras opciones más personales como avanzar en la dirección de la mirada (algo que recomendamos). El caminar se realiza mediante los botones, al igual que los saltos. Todo lo demás se puede configurar al gusto de cada usuario mediante una interfaz integrada muy eficiente (y en inglés).

 

Algunos jefes parecen pensados para ser derrotados en compañía.

Horas de aventura

Completar la historia que nos propone Psytec Games nos llevará en torno a las 6-8 horas si vamos al grano. Esto, claro, sin incluir las múltiples caídas e intentos de acabar con los enemigos más duros. Pero por el camino tenemos la posibilidad de perdernos en su amplio mundo con cientos de coleccionables a encontrar, 40 por cada una de las tres grandes zonas del juego.

 

Y aunque recogerlos ya es todo un reto por lo complicado en ocasiones de su ubicación, lo es más encontrarlos, convirtiéndose en una problemática inhumana sin un mapa que indique su ubicación. No sería un drama en otro título, pero sí lo es aquí por la verticalidad de cada escenario y los cientos de recovecos y plataformas que incluye. Una lástima, ya que su jugabilidad se presta a querer balancearse una y otra vez por los niveles en busca de secretos.

 

 

Pero la gracia del asunto no acaba aquí, y aunque no hemos podido probarlo a tiempo para el análisis de esta versión de PSVR (en el análisis de la versión de PC sí que pudimos comprobar que la campaña cooperativa era uno de sus puntos fuertes y muy divertidos), se incluyen diferentes modos multijugador online, tanto cooperativo de la campaña como competitivo para los desafíos, además de su correspondiente ranking. Sin duda, un gran aliciente para disfrutar en compañía, aunque no se ofrezca crossplay con otras versiones debido a incompatibilidades de los servidores utilizados.

 

En cualquier caso, estos desafíos se pueden jugar en modo local, bien solos o bien enfrentados a bots, lo que hará mejorar nuestras habilidades y conseguir algún que otro trofeo mientras realizamos una carrera o recogemos ciertos ítems en el menor tiempo posible.

 

Los escenarios ofrecen cientos de posibilidades para ser explorados.

Audiovisualmente satisfactorio

El salto gráfico respecto a la primera parte es evidente, mostrando unos escenarios mucho más complejos, enrevesados, de mayor carga gráfica y texturas, además de una distancia de dibujado ejemplar imprescindible para el gameplay que se ofrece.

 

 

Conservando su evidente base low poly, sabe sacarle el jugo lo suficiente como para que la ambientación y la temática de cada mundo transmita lo que busca... aunque siempre tenemos la cruz de cada moneda. En este caso la encontramos en unos personajes, protagonistas de la historia, muy mejorables en animaciones y acabado, restando así inmersión a la historia que nos cuentan.

 

Para complementar este apartado, no podemos más que estar de enhorabuena con una banda sonora francamente notable, haciendo que las travesías sean todo un gustazo rallando a muy buen nivel todos y cada uno de los temas. Una grata sorpresa poco habitual en productos de presupuesto moderado como este, y mucho menos en realidad virtual.

 

Pasaríamos todo el día balanceándonos por simple disfrute.

Conclusión

Windlands 2 es una pequeña gran joya jugable que se disfruta desde el primer momento que comenzamos a balancearnos por sus verticales escenarios. El combate añadido ofrece la variedad necesaria, aunque demasiado compleja en ocasiones, para no dejar de jugar y seguir escuchando su fantástica banda sonora.

 

Si bien los coleccionables no están bien integrados y la repetitividad es evidente, las misiones extra y sus opciones multijugador le convierten en un título de plataformas diferente en el que el vértigo y las sensaciones que transmite no se pueden encontrar en otra tecnología.

 

Análisis realizado sobre la versión PSVR en PlayStation 4 Pro.

VRGameCritic

+ La distancia de dibujado, una proeza técnica

+ Banda sonora de lujo

+ La jugabilidad, corazón y alma de Windlands 2

+ Mundo con muchas horas de balanceos y dificultades

+ Misiones extra y multijugador online

- El control se resiente en momentos exigentes de combate

- Echamos de menos algún que otro puzle con el arco

- Coleccionables mal integrados en la exploración

- Los personajes necesitan mayor credibilidad

8 "Muy bueno"

Windlands 2 (PlayStation 4)

8

Lanzamiento / Noviembre 26, 2021

Un juego de exploración con gancho de agarre en primera persona. Vuelve al mundo de Windlands, solo o con amigos. Armado con ganchos de agarre y un arco, vuela a través de las ruinas de un mundo ...

Nota de los usuarios

?