Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge - Last Call: PRIMERAS IMPRESIONES

15 SEP 2021  14:00

ray_manta

21

Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge - Last Call: PRIMERAS IMPRESIONES

Volvemos al planeta Batuu para vivir más aventuras en primera persona, y se refuerza nuestra sensación de que Star Wars es un pozo infinito de historias que cuanto más se alejan de la saga de los Skywalker más asombrosamente divertidas son, también en el mundo de los videojuegos. Disponible para Quest.

Un universo asombroso

Las primeras noticias sobre el proyecto de un título en realidad virtual ambientado en un el universo de la Guerra de las Galaxias exclusivo para Oculus Quest de la mano de ILMxLab y Oculus nos tuvo meses sin saber qué esperar. Los primeros avances que vimos eran ambiguos y no dejaban claro qué tendría más peso, si la acción y los tiroteos, o la narrativa y la resolución de rompecabezas. ¿Sería una aventura sobre raíles como Vader Immortal? ¿Tendría una mayor duración? ¿Disfrutaríamos por fin en VR algo como Star Wars Jedi: Fallen Order?

 

 

Cuando por fin pudimos probarlo, nuestras primeras sensaciones fueron que estábamos ante un título notable, un juego de acción y disparos sencillo con el que el estudio fundado por George Lucas sí había entendido esta vez lo que la VR debe ofrecer, un título respetuoso con el espíritu de la saga, divertido y que exprimía casi al máximo las capacidades de la plataforma, Quest, para la que había sido desarrollado.

 

Cuando lo pudimos jugar completo esas impresiones positivas no cambiaron en nuestro análisis, estábamos ante un muy buen juego, lastrado por su corta duración, la ausencia de doblaje al español y una mezcla de tonos narrativos que, como ocurre con las películas divididas en segmentos o cortometrajes independientes, no dejan al espectador/jugador plenamente satisfecho. A Tales from the Galaxy's Edge le faltaba un empujón para escalar puestos en la lista de títulos memorables en VR, un poquito más de Fuerza. Pues bien, la expansión Last Call, la épica conclusión de este título de Star Wars no es "más de lo mismo, pero mejor" como suele ocurrir con las segundas partes, supone todo un chute de midiclorianos en vena que elevan el conjunto casi al sobresaliente.

 

Regresando a Batuu

Había dudas sobre el contenido de Last Call. ¿Qué contenido podía ofrecer por apenas 10 euros? ¿Se podrá jugar de forma independiente como un juego nuevo o hace falta el anterior? ¿Merecerá la pena pagar por las dos partes 35 €, una cantidad algo superior a lo normal en la tienda de Quest?

 

Lo primero es dejar claro que lo que hoy se ha estrenado es una expansión que completa Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge. No es un juego independiente, Last Call es un DLC que debemos descargar e instalar desde el título original. Tener el juego base no es solo que sea imprescindible, también es necesario habérselo terminado para vivir estas nuevas aventuras. Y esto puede suponer un inconveniente si os ha pasado lo mismo que a nosotros. Teníamos y habíamos completado todas las misiones del anterior, pero al borrar el juego para dejar sitio en nuestras Quest a otros títulos, nos ha tocado empezar de cero, empezar la aventura de nuevo, pisar Batuu como si fuese la primera vez, encontrar y reparar a C3PO y R2D2, aguantar la chapa del tabernero Seezeslak, comerciar con Mubo, volver a enfrentarnos contra los bandidos guavianos y acabar con su jefa Tara Rashin.

 

 

Si os ocurre esto mismo y queréis vivir las nuevas aventuras lo más rápidamente posible, la opción es pasarse las primeras en el modo de dificultad historia, que convierte al juego en un paseo de unas dos horas. No hay manera de saltarse los diálogos con los distintos personajes, pero a no ser que seáis muy muy malos, no moriréis. Por aquí hemos tenido que hacer esto, y tengo que reconocer que volver a jugar a Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge, incluso en modo fácil-fácil, ha sido una experiencia satisfactoria. Ir al grano, sin preocuparme por tener que analizar esta parte del juego ya conocida, sin tener qué descubrir qué hacer ni a dónde ir a continuación, sin tener que leer sus un poco molestos subtítulos, me ha hecho concentrarme en lo positivo de un título muy disfrutable. Lo cierto es que me han dado ganas de volverlo a jugar de cero, pero en dificultad alta, que es cuando se convierte en un FPS exigente, divertido y verdaderamente desafiante. Lo malo es que si quería traeros estas primeras impresiones de lo nuevo, no podía emplear 8 horas en lo ya conocido.

 

 

Las 4 nuevas aventuras son más grandes, más intensas, más variadas, mucho mejores que las ya vividas. Nuevas armas, enemigos, aliados, seres gigantescos llenos de vida, robots asesinos, tropas imperiales e incluso aparecerá la sombra del villano más malvado de la Galaxia. Paisajes exteriores de noche y de días, templos Jedi, ruinas misteriosas, trampas y rompecabezas que tendremos que resolver con la imprescindible herramienta multiusos que llevamos en la cintura.

 

Last Call no es un complemento apresurado, un contenido descargable pensado para sacarnos los cuartos, es la tableta de turrón o la lata de paté del bueno que nos escamotearon de la cesta de Navidad del año pasado. Ahora Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge es uno de los mejores y más largos juegos del catálogo de Oculus Quest. Sí, vale cada céntimo de esos 34,99 € que cuesta, y sin duda hay que comprar este DLC sin pensárselo dos veces si ya se tiene el juego base (y fue de vuestro agrado). Entre misiones principales, secundarias, buscar los coleccionables, vender chatarra para poder mejorar vuestra equipación, apostar a los dardos, descubrir secretos y los cuentos extra que viviréis en primera persona, su duración (jugándolo en un nivel de dificultad que os suponga un reto) puede llegar a las 15 horas o incluso a las 20 horas si sois completistas.

 


Furia de la Primera Orden

En la primera parte de nuestras aventuras en el planeta Batuu entramos en contacto con los droides C3PO y R2D2, y como no podía ser de otra manera, el destino de la Galaxia dependía de una misión secreta fundamental para que la Alianza Rebelde pueda acabar con el Imperio, algo que se nos decía justo cuando se acababa el juego, dejándonos con las ganas.

 

Ahora continuamos esa tarea, y sin desvelar mucho, os diré que nos enfrentaremos a la Primera Orden en una fase larga y variada, con momentos de sigilo y tiroteos que van en crescendo, una gozosa aventura de rescate (y algo más) tan épica como los mejores momentos de la saga de películas.

 

Recompensa de Boggs Triff

Es una de las aventuras extra, de las leyendas que nos cuenta el tabernero, y supone un cambio radical a todo lo vivido hasta ahora. Asumiremos el papel de un robot cazarrecompensas, IG-88, un enorme engendro metálico al que solo le mueve el dinero y que ha sido contratado para recuperar el botín encerrado en la caja fuerte de un despacho situado en lo alto de un edificio. La manera de hacernos con él no va a ser una operación de infiltración silenciosa, lo haremos como la máquina que somos, como una apisonadora que destroza puertas y mata a todo aquel que trate de impedir nuestro avance. Es casi como el Wolfenstein: Cyberpilot VR, pero bien hecho.

 

La Antigua Reliquia

Esta misión deja un poco de lado la acción al principio y abraza un componente más fantástico, con la exploración de las ruinas de un Templo Jedi. Hay mecanismos que activar, pequeños rompecabezas nada difíciles de resolver con un poco de observación, y una atmósfera de misterio muy interesante, con la aparición de un personaje que no sabremos si es aliado o rival. Se divide en varias partes y habrá que volver a la taberna en más de una ocasión para dar parte de nuestros avances al cliente que nos ha contratado.

 

El Jardín Sagrado

Llega el momento de dejar las armas de fuego a un lado y convertirnos en un caballero Jedi, o mejor dicho, en una ¿dama del lado luminoso de la Fuerza?. No tengo muy claro la terminología, pero sí que siendo Ady'Sun Zee retrocederemos en el tiempo e iremos a la época de la Alta República, en una última misión que transcurre en un Jardín Sagrado y donde la parte mística de Star Wars tiene una importancia crucial.

 

Conclusión

Sin haber podido jugar esta expansión en su totalidad y sin la calma y el reposo como para hacer un análisis en profundidad, estoy lamentando cada segundo que estoy empleando en este artículo de primeras impresiones, porque lo que quiero es volver a Batuu. No todo es bueno, tiene los mismos defectos que el título base (enemigos con una IA mejorable, escenarios totalmente pasilleros, ausencia de voces en español, etc), y sin embargo Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge -Last Call me ha atrapado, me ha proporcionado en unas pocas horas y jugándolo en el modo más fácil una docena de momentos para el asombro, de los de tener que quitarme el visor y aplaudir con las orejas. No está previsto, pero ojalá podamos vivir más aventuras en el borde de la Galaxia, porque esto es un Triple A para Oculus Quest por presupuesto y calidad.

Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge (Quest)

7.5

Lanzamiento / Noviembre 19, 2020

Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge is an action-adventure virtual reality experience that lets you travel across the galaxy to the planet of Batuu and live out your own unforgettable story. ...

Nota de los usuarios

8