Winds & Leaves: ANÁLISIS

27 JUL 2021  16:00

Dark

5

Winds & Leaves: ANÁLISIS

Un mundo desolado que necesita de alguien para repoblar sus grandes áreas naturales con unos pocos frutos. Una aventura personal no apta para todo el mundo. Disponible en exclusiva para PSVR.

Explorar y plantar

Trebuchet, el estudio francés que demostró su buen hacer con el modesto Prison Boss VR, regresa con un exclusivo para PSVR. Winds & Leaves es un juego de exploración ambientando en un mundo inhóspito, donde su naturaleza con grandes arboledas ha dejado paso a un desierto sin atisbos de vida. Nuestra misión será la de dominar el antiguo arte del cultivo de la vegetación para transformar dicho paisaje estéril, lo que nos llevará a viajar a través de la estepa para descubrir los lugares que quedaron atrás en una época anterior y sus secretos para desbloquear nuevos equipos y recoger antiguas variedades de semillas.

 

 

Jugado exclusivamente con Playstation Move y con una vista en primera persona, vemos que nuestras manos están cubiertas de plumas, acabadas en largas uñas, siendo propias de una especie de ave que para moverse debe recurrir a una suerte de muletas de madera. Moviendo los mandos hacia delante y hacia atrás de forma constante avanzamos, en sentido contrario si queremos retroceder e inclinando al mismo tiempo hacia los lados para desviar nuestra dirección.

 

En los primeros compases del juego descubrimos una serie de artilugios que serán nuestros compañeros a lo largo de todo nuestro viaje y que nosotros mismos colocamos, a la altura y distancia que queramos, sobre esas maderas que nos sirven para caminar. Como si de un panel de mando se tratara teniendo todo accesible y visible en todo momento, encontramos una bolsa para guardar frutos, un bastón de madera para perforar el terreno y un artilugio que hace avanzar el tiempo, sin olvidarnos de un núcleo de vida que nos protege de las zonas áridas.

 

 

Y es que, por algún extraño motivo, no podemos movernos por seguridad fuera de las zonas sin naturaleza, ya que en caso de hacerlo seremos atrapados por unas raíces y pereceremos. Por suerte, este núcleo de vida recargable en ciertos árboles que sirve de punto de control, nos permite movernos por las zonas sin vida durante un breve periodo de tiempo. El necesario para descubrir nuevas zonas y plantar los frutos que harán crecer nuevos árboles para devolver la vida a todas las zonas del mundo y crear zonas de vegetación segura.

En busca del terreno fértil

Al perforar un terreno, éste nos mostrará sus condiciones. Si éstas coinciden con algunos de los frutos recogidos, nos permitirá plantar un árbol sano que perdure en el paso de los días, con nuestro artilugio para controlar el paso del tiempo contemplaremos en tan solo unos segundos cómo el día se torna en noche y toda la climatología cambia a su vez, viendo crecer la vegetación de nuestro alrededor ofreciendo nuevos frutos en sus ramas.

 

 

Escalando los árboles con nuestras propias manos y desplazándose por ellos con gran libertad para recoger esos codiciados frutos, aprovechamos para subir hasta su copa y divisar el horizonte para buscar un camino seguro donde poder avanzar.

 

Y es que si no obtenemos el fruto correcto el árbol morirá y no crecerá vegetación a su alrededor para asegurar la zona y permitirnos seguir con vida. Por suerte, encontramos pinturas antiguas en algunas rocas que nos servirán, a modo de tutorial en ocasiones, para averiguar qué hacer a continuación, o al menos dar pistas sobre los siguientes pasos. Así es como descubrimos que podemos plantar varios frutos juntos para obtener una nueva especie de árbol que nos ofrezca frutos para avanzar hasta un terreno fértil donde poder plantarlo.

 

Un mundo, diferentes biomas

Wind & Leaves dispone de una zona central desde la cual accedemos a las diferentes áreas del juego, cada una con su propia climatología y terrenos aptos para unos tipos de frutos concretos. Para restaurar la vida natural tendremos que explorar estas zonas o biomas buscando caminos por los que poder avanzar con seguridad hasta llegar a unos molinos de viento movidos por la propia energía de la naturaleza y que tienen un nexo común con la zona central mencionada.

 

Así recorreremos tierras de todo tipo buscando siempre la idónea donde plantar árboles que sobrevivan al tiempo, combinando frutos para obtener el adecuado para la tierra en la que nos encontramos y crear una red de vida que devuelva al mundo a su estado natural.

 

 

El juego de Trebutchet no destaca especialmente por su apartado visual, que aunque si bien es cierto que resulta bastante agradable con sus tonos cálidos, técnicamente es un juego cumplidor con texturas pasables que no buscan nada más allá de ambientar y modelados simplemente cumplidores. Donde sí destaca es en una ambientación creíble con un paso del tiempo espectacular inicialmente donde vemos pasar las nubes a toda velocidad, caer la lluvia y aquellos frutos recién plantados convertirse en árboles de metros y metros de altura, tantos como plantemos y tantos como crezcan a su alrededor por la propia naturaleza. Sin duda, este recurso técnico es donde el juego francés saca pecho poblando los iniciales escenarios varios en bosques sin fin repletos de árboles completamente escalables y que ofrecen unas vistas espectaculares.

 

Todo tiene un precio, y permitirse esto hace que la resolución del juego sea muy mejorable, quedando por debajo de productos más recientes donde la calidad de imagen está mucho más definida.

 

Por suerte, el título se mueve con soltura sin verse afectado el rendimiento, por lo que recorrer esos mundos desérticos y posteriormente repletos de vida con el sonido del viento, las hojas y multitud de efectos ambientales resulta bastante satisfactorio.

 

Conclusión

Winds & Leaves es un producto orientado a aquellos que busquen algo distinto, una conexión con la naturaleza y buenas dosis de exploración. Su desarrollo es lento, sus mecánicas pecan de repetitivas relativamente pronto y su control con los Move, a pesar de funcionar, se hace relativamente pesado por su movimiento continuo para avanzar.

 

Aún con todo, el conjunto funciona, es inteligente y pide del jugador en los momentos correctos para hacer evolucionar su base jugable. Un experiencia ligera, de unas seis horas de duración, apta para los que busquen algo distinto y pensado para tener sentido, sobre todo, en la realidad virtual.

 

Análisis realizado para PSVR en PS4 Pro. Incluye textos de pantalla en castellano.

 

 

PD: Mientras os animáis a replantar el mundo que ofrece Winds & Leaves en ROV estaremos ocupados aportando nuestro granito de arena con la semilla en forma de díptico que nos han enviado los franceses responsables del juego. Esperemos obtener sus frutos pronto.

 

VRGameCritic

+ Un propuesta diferente y que funciona

+ Buenas dosis de exploración

+ Ver crecer un mundo desolado en otro repleto de vida y su paso del tiempo

+ Muy agradable visualmente

- Ritmo lento que acabará con los más impacientes

- Caminar termina siendo agotador

- Mecánicas repetitivas

- La resolución del juego deja que desear

7 "Muy bueno"

Winds & Leaves (PlayStation 4)

7

Lanzamiento / Julio 26, 2021

Te encuentras abandonado en un paisaje árido y eres el único ser capaz de dominar el arte antiguo de cultivar. Viaja por la estepa para reunir variedades de plantas antiguas latentes. Aprende a ...

Nota de los usuarios

?