Puzzle Bobble VR: Vacation Odyssey - ANÁLISIS

28 MAY 2021  15:00

Johansotelo123

4

Puzzle Bobble VR: Vacation Odyssey - ANÁLISIS

Analiza cada puzle, prepárate, apunta y dispara. Conectar burbujas del mismo color es el camino para acabar con el reto que nos impone cada estructura tridimensional. Disponible para Quest.

Un mundo de colores

Survios nos trae este clásico de arcade a la realidad virtual, donde han conservado a los caricaturescos dinosaurios Bub y Bob como protagonistas de la aventura, haciendo una adaptación de las mecánicas e incluyendo tres modos de juego inmersos en coloridos escenarios.

 

 

Entrados en el juego nos encontramos en una playa con el sol sobre nuestras cabezas, una música propia de un arcade y, ante nosotros, un enorme tablero con tres opciones para poner en marcha, siendo la primera un modo multijugador, luego el modo historia y por último la posibilidad de jugar de forma "infinita".

 

Historia y jugabilidad

Profundicemos principalmente en el modo historia, ya que los otros dos son prácticamente un caso particular que ya detallaré. El juego nos pone en la situación de cuatro dinosaurios que son atacados por un malvado mago, quedando libres Bub y Bob, donde encarnaremos a uno de estos dinosaurios mientras el otro nos acompaña para suministrarnos las burbujas. Desde el principio se nos da a entender que el objetivo es salvar a nuestros amigos por medio de superar los niveles, aunque no es muy detallado que digamos; al contrario, la historia se narra por medio de viñetas muy sencillas que iremos desbloqueando conforme avancemos a lo largo de los 100 niveles que tenemos a disposición. Además, las viñetas no llevan texto y son pocas las que hay en el transcurso del juego, por lo que probablemente un libro infantil sea más profundo y explicativo, resultando más bien algo complementario que no se hubiera incluso notado de no ser agregado.

 

Las mecánicas son en principio sencillas: para disparar las burbujas tenemos un tirachinas en forma de pistola enorme y llena de engranajes, que está anclado en una de nuestras manos y accionamos con la otra, y cuya potencia depende de cuánto tensemos la cuerda que lleva. Las burbujas que disparamos son suministradas por nuestro compañero, y llegan de una en una y con la posibilidad de cambiar entre esferas con él, por si vemos ventaja en disparar primero la que vendrá después, lo cual será más importante en algunas ocasiones.

 

 

Hay dos tipos de retos, en los primeros tenemos un número limitado de disparos, y en el segundo un tiempo limite para cumplir el objetivo, el cual puede ser acabar con todas las burbujas hasta eliminar el núcleo (a veces son varios núcleos) o liberar una especie de pájaros llamados "Cracks" atrapados en las esferas, sin necesidad de eliminar todas las burbujas. Ahora bien, la cosa se va complicando al avanzar, ya que poco a poco se van sumando mecánicas como cubos de madera que no explotan, burbujas que suman o restan la cantidad de disparos que nos quedan, burbujas envenenadas que evitan que cambiemos de esfera con nuestro ayudante por tres turnos, paneles de colores para bloquear nuestros disparos, o incluso unas burbujas que se convierten en cristal por turnos intercalados, haciendo que no puedan estallar en ese estado.

 

 

Por último, en este apartado he de mencionar que el juego nos propone tres ayudas: una bomba, una paleta de pintor y un giroscopio, donde la primera simplemente explotará las burbujas que tenga cerca, la segunda cambiará de color la burbuja que tenemos en ese momento y al colisionar cambiará al color seleccionado las que toque. Y por último tenemos el giroscopio, permitiendo rotar a nuestro gusto la estructura tridimensional que tenemos flotando en ese momento, la cual no había mencionado que según cómo la golpeemos va a rotar dejando alguna de las caras a la vista, o incluso se puede quedar rotando (en algunos niveles rota desde el principio o desplaza de un lugar a otro constantemente).

 

Estas ayudas no vienen habilitadas por defecto, debemos ir desbloqueándolas sin un orden particular. Para ello usaremos monedas del juego, que ganaremos más o menos según cómo nos vaya en un nivel. Conseguirlas costará 100, 150 y 200 monedas respectivamente, haciendo que tardemos una cantidad considerable de niveles para tenerlas todas, y que después podamos comprarlas por 20 monedas cada vez que las usemos, teniendo la posibilidad de usar cada una de ellas únicamente una vez por nivel.

Multijugador y modo infinito

Estos dos modos de juego van de la mano, por no decir que son prácticamente lo mismo: un reto en que tendremos una especie de vórtice absorbiendo lentamente las estructuras de burbujas, donde debemos acabar con todas antes de que toquen el remolino o acabará el juego. El multijugador es un versus del modo infinito, donde cada jugador tiene un vórtice y estructuras que van apareciendo, terminando la partida cuando una de las burbujas de uno de los jugadores llegue al remolino. Este último lo veo bastante mal implementado por cuatro razones: no podemos hablar con el adversario, no sabemos ni en el transcurso ni al final la puntuación de nuestro oponente, no hay ningún tipo de tabla de puntuaciones y difícilmente se encuentra alguien buscando partida.

 

Dificultad, diversión y... ¿relajación?

Teniendo en cuenta lo mencionado, ¿Qué tal es? Bien, pues en mi experiencia de juego ha resultado entretenido e incluso relajante. Es un juego que requiere muy poco movimiento, lo cual le hace perder mucho en RV. Sin embargo, tiene la gran ventaja de que se puede jugar perfectamente sentado e incluso... acostado, y es que casi la mitad del juego me lo pasé en la cama, haciendo de este un titulo interesante para quienes buscan experiencias muy muy suaves o que tengan algún tipo de limitación de movimiento. 

 

 

La dificultad comienza bastante baja con una curva que tarda en ascender, donde los primeros 30 niveles me resultaron tan fáciles que todos los pasé a la primera, casi sin pensar y en menos de una hora, pero después de eso se vuelve más interesante sin necesidad de ser muy difícil, claro que no fue hasta el nivel 70 donde sentí que ya la cosa era un verdadero puzle, haciendo que no fuera suficiente disparar tan a lo loco, sino que ya debía pensar y calcular qué efecto en cadena podría tener cada burbuja o qué haría con la siguiente.

 

Después de esto, los niveles que me parecieron realmente difíciles fueron los últimos seis; tres de esos condenados los tuve que repetir varias veces. El otro tema que va muy asociado al nivel de dificultad es que dependemos mucho de la calidad de nuestro pulso, pues un mínimo movimiento y las burbujas no llegarán a donde nosotros queremos. Las ayudas podrán ser de utilidad en niveles que nos cuesten bastante, claro que apenas logré desbloquear las tres hasta el nivel 40, y de ser mal usadas no ayudarán mucho, por lo que es necesario ser conscientes del efecto que tendrá usarlas.

 

En general, la experiencia ha sido divertida e incluso relajante. Sobre todo cuando me di cuenta que podía estar tumbado en la cama y jugar cómodamente, lo cual se complementó con mecánicas sencillas, partidas que variaron desde un minuto hasta un máximo aproximado de 10, y al final con la necesidad de pensar, pero hasta aquí lo bueno, pues lo que han sido hasta ahora sus mayores ventajas también son algunos de sus mayores defectos, que los resumiré en algo muy sencillo, y es el hecho que de principio a fin se siente como un juego de móvil, progresivo y entretenido, más sin embargo sencillo, repetitivo y para nada innovador.

 

Interfaz, gráficos, música y bugs

Los menús son planos y bonitos, claro que la opción más destacable es que podemos cambiar la mano dominante. Más allá de esto, solo hay opciones de sonido y borrar el progreso del juego, no está la opción de cambiar de idioma a pesar de que se supone que podemos cambiar entre japonés e inglés. Lo bueno es que solo hay unos pocos textos, por lo que el idioma no es una barrera relevante. Hubo algo que me dejó confundido, y fue el hecho de que no podía acceder al menú mientras jugaba, para luego darme cuenta de que es necesario mantener oprimido el botón por unos segundos para acceder, no es muy relevante pero lo menciono, ya que el juego no lo hace.

 

Los gráficos están bien, con paisajes que varían de temática siendo bonitos, coloridos y vistosos. Las burbujas también tienen un aspecto decente, y lo más detallado del juego es la pistola tipo tirachinas, la cual está llena de engranajes de buen aspecto, teniendo unas sombras bien manejadas que dependen de la posición del sol, pero más allá de eso no es gran cosa. En Quest 1 se acusa un mayor nivel de renderizado foveated estático, que canta mucho al ser escenarios tan claros y estar tan estáticos. Luego la música y efectos de sonido coincide bien con lo poco que se puede hacer, siendo agradable la música de fondo, aunque no muy variada.

 

 

Bugs he tenido un par, principalmente con una de las ayudas, la de las bombas, ocasionada al no encenderse la mecha por más que lo intentase para luego hacerlo sin problema unos segundos después, siendo un gran fallo en los niveles contrarreloj. El otro es que, de vez en cuando, la mano del tirachinas se volvía loca y desaparecía, reaccionando al cabo de unos segundos (podría ser algún problema puntual con mi tracking).

 

Conclusión

Al igual que el juego original, es bastante sencillo, con mecánicas en general bien adaptadas a la realidad virtual, sin dejar de lado la esencia minimalista de su entrega original y ofreciéndonos un título agradable para partidas rápidas y sin tener que liarnos con la historia. Lo que es un arma de doble filo, pues para los veteranos de la VR muy probablemente les parecerá un juego mediocre, pero para jugadores casuales, los que están comenzando o personas que busquen experiencias muy estáticas, es una propuesta interesante. Sin embargo, el recomendarlo se me hace difícil por el precio, teniendo en cuenta lo poco que se puede hacer y la fuerte sensación que me ha dado como juego de móvil.

 

El juego ha sido analizado con Quest 2.

 

Podemos ver el juego en acción en el capítulo #18 de ROV Explorers:

 

VRGameCritic

+ Apto para todo el público

+ Perfecto para jugar de forma casual

+ Gráficos bonitos y coloridos

+ Se puede jugar en casi cualquier parte (incluso acostado)

+ Buena cantidad de niveles (100 en total)

- Genérico

- Parece un juego de móvil llevado a VR

- Se vuelve repetitivo a pesar de las variaciones que añade paulatinamente

- Música repetitiva pasado un buen tiempo de juego

- Multijugador mal implementado y de poco sentido

6,3 "Bueno"

Puzzle Bobble VR: Vacation Odyssey (Quest)

6.3

Lanzamiento / Mayo 20, 2021

Aim, Shoot & Pop in VR! Bub and Bob are in for a surprise when their island vacation takes an unexpected turn for an epic, bubble-popping adventure! Bursting with the same cheerful design, adorable ...

Nota de los usuarios

7