Zero Caliber: Reloaded - ANÁLISIS

14 MAY 2021  15:30

RescueGamer

4

Zero Caliber: Reloaded - ANÁLISIS

Los shooters militares están de moda en la RV, ya sean simuladores realistas, de corte más arcade o con campañas, pero sin duda el mercado está lleno de opciones, y Zero Caliber ha venido para traer otra apuesta más, en la que el principal protagonista es tu armamento totalmente personalizado. ¿Estás listo para hacerte con todos? Disponible para Quest.

¿El Call of Duty de la VR?

Zero Caliber: Reloaded nos propone un fps de corte militar moderno basado en una campaña por misiones, la cual podemos jugar tanto en solitario como de forma cooperativa, algo que en un mercado repleto de juegos PVP multijugador es de agradecer. De hecho, no existe otra forma de jugar este título, y puede que tenga sentido debido a la otra gran apuesta del juego: la gran variedad de armas y mejoras, que iremos desbloqueando a medida que avancemos en la campaña y exploremos los distintos escenarios, haciendo que nuestra potencia de fuego y precisión aumenten, lo cual desbalancearía demasiado las partidas PVP multijugador, pero por contra ofrece rejugabilidad y mucho contenido por desbloquear.

 

 

Esta versión de Quest está basada en la de PC, plataforma en la que el recomendado título continúa en acceso anticipado. Ahora bien, no se trata de una versión idéntica a la de PC, y no lo decimos solo por el acabado gráfico, si no porque han cambiado los mapas, encontrando en la versión de Quest misiones más cortas o zonas y situaciones nuevas o que han realizado de otra forma. Por decirlo de una forma, es como si hubieran tenido que dividir algunas misiones en partes por limitaciones de memoria. Estas podrían ser algunas de las razones por las que el título de XREAL Games es diferente y no cuenta con compra cruzada en la Oculus Store ni juego cruzado con ninguna otra plataforma.

 

 

Continuamos con la versión de Quest. Ya en el menú principal, que hace las veces de nuestra base de operaciones, podemos ver que las opciones disponibles son únicamente personalizar nuestro equipo, jugar las misiones de campaña en solitario o jugarlas de manera cooperativa, todo mostrado mediante paneles gigantes en la sala principal. Además de esto, encontraremos también una sala adyacente en nuestra base con un campo de tiro en el que probar nuestro equipo, con objetivos a distintas distancias, armas de rango amplio como granadas y hasta una M60 en su trípode, como podremos encontrarla en algunas de las misiones de la campaña. Sin duda, el campo de tiro es un añadido indispensable que nos ayudará a elegir el armamento que mejor se adapte a nosotros.

 

En términos de shooter, no estamos ante un simulador realista, o al menos no en todos sus aspectos, ya que las armas funcionan de manera totalmente realista en cuanto a su forma de recargar, el retroceso, o incluso su peso y físicas, pero por contra, tanto los enemigos como nosotros seremos esponjas de balas, pudiendo vaciar en ocasiones cargadores enteros sobre enemigos sin que ellos mueran (salvo headshot), y nosotros tras recibir numerosos disparos no tendremos más que escondernos en una cobertura para recuperar el aliento, algo que sin duda no tiene por qué ser malo, y que lo acerca a un estilo de juego muy parecido a Call of Duty, que ha demostrado sobradamente que atrae a los jugadores, y lo que es más importante, resulta divertido.

 

Así que, en términos generales, se trata de un simulador de armas con una campaña arcade por delante en el que manejar y administrar las armas y sus mejoras es parte de la experiencia, y una parte que en realidad virtual suma bastantes puntos. Aun así, no todo es de color de rosa en el título, ni mucho menos, así que vamos a pasar a ver a "El Bueno, el Feo y el Malo".

 

El Bueno

El juego sin duda tiene tres puntos positivos importantes que harán que merezca la pena para más de uno. El primero es la enorme variedad de armas, y sobre todo, de personalización sobre las mismas. Cada arma tiene numerosos puntos en los que acoplar piezas (algunas de ellas incluso intercambiables durante la misión, como mirillas o silenciadores), y existen infinidad de culatas, mangos, mirillas (incluyendo telescópicas completamente funcionales), silenciadores y cargadores de todo tipo con los que poder personalizar y mejorar nuestras armas, pues realmente cambian el funcionamiento de las mismas, y nos darán mayor precisión, daño, etc.

 

Además, también existen distintas skins para cada arma, muy al estilo de lo que los últimos Call of Duty o Counter Strike han ido haciendo, y que harán aún más personal nuestro armamento, pero sobre todo darán una nueva capa de diversión al juego, al abrir la puerta del coleccionismo de armas al más puro estilo Pokémon. Esto es así, ya que aunque la gran mayoría de armas y accesorios las compraremos con el dinero obtenido en misiones, otra gran parte (sobre todo skins especiales) estarán escondidas en maletines a lo largo de las misiones, y en ocasiones habrá que buscarlas a conciencia guiados por un leve pitido que desprenden, algo realmente adictivo.

 

El segundo punto es que el apartado sonoro en cuanto a efectos de disparo y explosiones es muy bueno. Todas las explosiones sonarán de forma muy realista, y cada vez que una explosión ocurra es habitual mirar a tu compañero y preguntaros qué leñes ha sido eso debido a la impresión. Además, cómo no, cada arma suena muy diferente, y de nuevo, bastante realista, haciendo que la mayoría de las veces solo por el sonido que tengan sepas decir cuando un arma es potente de verdad, o qué tipo de arma es. En definitiva, aunque las melodías son aceptables y se adaptan bien a ciertos momentos de acción, los efectos sonoros de armas y explosiones suman muchos enteros a la experiencia.

 

Y el último punto es que el juego es simplemente divertido, y más si lo jugamos en cooperativo. Tener armas recreadas y manejadas de forma realista, con tanta personalización disponible, posibilidad de encontrar nuevas partes en las misiones, jugar la campaña en compañía, y una campaña que, aunque no es ninguna revolución (ni lo pretende), es variada en entornos y llena de situaciones donde aplicar estrategias, usar coberturas y utilizar distinto armamento a través de sus 20 misiones (sin contar tutoriales), amén de ciertos toques como poder escalar o quitar las anillas de una granada con la boca, e incluso lucirnos en las recargas de las armas, que no son cosas que haremos habitualmente, pero suman. Lo dicho, divertido.

 

El Feo

Pero claro, jugar en terreno portátil y tratar de abarcar entornos variados tiene sus consecuencias, y es que aunque el nivel de detalle de las armas y accesorios es muy bueno, no se puede decir lo mismo de los escenarios y personajes, y menos del popping. Continuamente veremos cómo las texturas y formas poligonales cambiarán bruscamente a medida que nos acercamos a los objetos, algo que, si bien es imposible evitar del todo, se podría disimular mejor, ya que es algo que en escenarios abiertos salta mucho a la vista, teniendo además en dichos escenarios contrastes visuales muy bruscos (casas de papel al lado de la casa más detallada donde entramos NPCs prácticamente estáticos e idénticos, además de casi sin rostro, etc.).

 

Como hemos dicho, el nivel de las armas si es muy detallado, y algunos escenarios interiores consiguen mantener el tipo bastante bien también, pero en cuanto el juego te lleva a exteriores, los desniveles drásticos visuales y popping son bastante reseñables. En general es algo esperable dada la plataforma (especialmente en Quest 1), pero creemos que se podrían aplicar técnicas para disimularlo, como un popping mas gradual, que los NPCs principales a los que debemos acercarnos estén más detallados (o no sean todos idénticos) o quizá limitar la visibilidad de los alrededores en algunos casos para aumentar el detalle de edificios adyacentes y no percibir esos contrastes tan acusados, porque más allá de ser un problema visual general del juego, es un problema de contrastes que hacen que reste a veces a la credibilidad del título, o incluso a otros apartados, porque igual que decíamos que la sonoridad de las explosiones está muy conseguida, su representación visual tampoco acompaña, restándole veracidad a las explosiones cercanas.

 

Por último, dentro de lo "Feo" habría que resaltar que el juego no cuenta con traducción de ningún tipo, y se encuentra totalmente en inglés (con posibilidad de subtítulos en inglés, por si ayuda a alguien). Sí que es cierto que la campaña no tiene ninguna historia trascendental, pero si no controlas el idioma te perderás al menos por qué estás asaltando "X" localización o hablando con "Y" NPC.

 

El Malo

Y llegamos a lo malo, y es que aunque el título es muy disfrutable y divertido como ya hemos comentado, tiene muchos puntos que necesitan pulirse o mejorar en lo jugable, empezando por sus numerosos bugs. No estamos ante un juego roto, pero sí que encontraremos cosas como microcortes de audio, teletransportes de enemigos cuando juguemos en cooperativo, jugadores atascados en algún elemento del escenario (y que no se corrige al reaparecer), armas o acoples que desaparecen al soltarlos o "se los traga la tierra", colliders enormes que nos impiden disparar a través de aberturas grandes como la parte inferior de un tanque (por donde los enemigos sí pueden disparar), maletines que se abren para un jugador pero no para el otro, mensajes de salida del área de misión en zonas en las que estás combatiendo con enemigos (con apenas 5 segundos para volver "dentro") o el botón de activación de micrófono bloqueado sin posibilidad de cambiar su estado. Son pequeños problemas bastante diversos, que aunque no ocurren continuamente, basta con que ocurran un par de veces durante una sesión de juego para que dejar claro que necesita ser pulido, y que esperamos que lo hagan.

 

Pero no todo lo malo son bugs, y es que también hay algunos errores de diseño evidentes, como el menú de equipo, que resulta un tanto confuso al inicio, ya que veremos varios botones de equipar, significando unos que estás añadiendo el arma al loadout y otros que vas a equipar ese loadout, que generarán mas de una confusión al inicio. También encontraremos cosas como una disposición del equipo en nuestro cuerpo mal planteada, que requiere de cierto entrenamiento, debido sobre todo a que tenemos todo "encima de nosotros" un tanto apelotonado, dificultando a veces la visión, o entorpeciendo la interacción con otros objetos del escenario, y que para arreglar bastaría con retirar un poco ciertas cosas como las granadas o los cargadores fuera de nuestra vista central.

 

 

Hablando de interacción, de cara a las misiones es otro de esos puntos que podría plantearse mucho mejor, como por ejemplo, al colocar un explosivo clave para avanzar, el cual nos aparecerá sombreado donde tiene que ir colocado, pero que con solo acercarnos se colocará y activará. Esto habría estado mucho mejor si fuese una interacción real en la que tenemos que coger el explosivo de nuestro equipo y colocarlo manualmente, y puede ensombrecer momentos tan posiblemente épicos como tener que derribar un tanque, al cual hay que colocarle un explosivo, y que puedes colocar sin saber cuándo ni dónde solo por haber pasado cerca del mismo para cubrirte de sus ataques. En definitiva, que aunque decíamos que las misiones son muy variadas, también tienen ciertos planteamientos en sus objetivos muy planos o automáticos, algo que en realidad virtual se hace más eco, y que en ocasiones puede desorientar a los jugadores.

Conclusión

Estamos ante un juego variado, rejugable y divertido, pero que realmente no acaba de destacar entre el resto de shooters del mercado más que por su campaña cooperativa (hasta 4 jugadores en 20 misiones diferentes que darán para unas 4-5 horas, sin contar rejugabilidad) y su coleccionismo de armas, y al cual le quedan unas cuantas aristas por pulir y planteamientos que mejorar. Aún con todo, si lo que quieres es poder realizar misiones militares en compañía de algún amigo, ahora mismo esta es la mejor opción. Y realmente os divertiréis con él, pero tened en mente que aún tiene camino por delante, y esperamos que los desarrolladores se pongan las pilas.

 

XREAL Games ya compartió que próximamente lanzaran mejoras para Quest 2 y añadirán más contenido, modos de juego y mejoras de forma gratuita.

 

El juego ha sido analizado en Quest 1. También se ha probado en Quest 2.

 

Podemos ver el juego en acción en el capítulo #16 de ROV Explorers:

 

VRGameCritic

+ Variedad de armamento

+ Gunplay divertido

+ Apartado sonoro

- Muchos bugs

- Errores de diseño

- Contrastes visuales

7 "Muy bueno"

Zero Caliber: Reloaded (Quest)

7

Lanzamiento / Mayo 13, 2021

Grab your favourite guns, customize them and experience action like you never have before! # GAMEPLAY Rise through the ranks to unlock a wide variety of weapons and attachments, climb, jump, ...

Nota de los usuarios

?