Swords of Gargantua: ANÁLISIS PSVR

30 DIC 2020  15:00

Dark

1

Swords of Gargantua: ANÁLISIS PSVR

Hablar de juegos por oleadas casi parece inherente y negativo de la realidad virtual, por ello Yomuneco intenta aportar algo de luz a tan desafortunada creencia a base de espadazos.

Acero forjado

A sabiendas de que el movimiento libre en RV es algo relegado a no muchos desarrollos, Swords of Gargantua pretende añadir diferentes conceptos diferenciadores como la mencionada libertad para movernos y, su corazón jugable, un desarrollo al más puro estilo Roguelike multijugador. Tras su paso por el resto de plataformas, ahora le toca el turno a PSVR.

 

 

Así, con su ambientación de fantasía medieval presume de un combate muy físico, donde es fundamental saber dónde golpear, cómo y cuándo hacerlo. Con la posibilidad de equipar hasta 4 armas diferentes, aprenderemos a jugar con espada y escudo en mano, pudiendo enfundarlos en nuestra cintura cuando queramos.

 

Bien con el escudo, bien con la posición del arma, nos defenderemos de los ataques de nuestros rivales, a los que podemos centrar para enfocarnos en uno concreto y encarar así el combate de forma más sencilla. Si la defensa la realizamos en el momento correcto, provocaremos un parry, momento ideal para golpear los puntos débiles de cada enemigo. Cuanto más fuerte sea nuestro movimiento, más impacto recibirá el rival.

 

 

Por cada golpe certero sobre ellos, se marcará una siguiente zona frágil para poder encadenar grandes combos de daño. Además, podemos imbuir poderes sobre las armas para atacar con más poder, habilidad que requiere de un tiempo de recuperación importante y que reservaremos para los momentos más duros de la batalla.

 

¿El problema? A pesar del esfuerzo puesto en que su combate se sienta lo más intenso y realista posible, falla completamente tanto en la detección de movimiento como en las físicas y su sistema de colisiones. Ya no tanto por el comportamiento de los Move, sino por su implementación (hemos probado títulos en los que funciona mucho mejor) haciendo sentir trabas a muchos ataques, sobre todo cuando requieren precisión y rapidez, como atacar puntos débiles, que además se agrava por unas áreas de impacto no del todo pulidas.

 

 

Por desgracia los problemas no acaban aquí, y la anunciada libertad de movimientos se torna en su contra demasiado pronto, esta vez sí, con la mayoría de culpa recayendo en lo limitado de los PS Move. Lo notamos en cuanto toca enfrentarnos a varios enemigos, tenemos que preocuparnos por todos ellos y no paran de moverse. Además, el centrado tampoco es lo más acertado dada la excesiva proximidad que necesitamos para que sea aplicado.

Mazmorras en compañía

Y a pesar de todas estas impurezas en el control, Swords of Gargantua se hace querer, con un desarrollo que funciona e incita a seguir jugando, quizá de mucho mejor forma que otros tantos juegos por oleadas.

 

Ya sea de forma individual o con un grupo online de hasta tres personas más, avanzaremos piso a piso, por las diferentes arenas, espacios reducidos y circulares con elementos de atrezo que los diferencian entre ellos, donde encontraremos armas blancas de todo tipo y resistencia. Éstas se pueden romper, por lo que tendremos que buscar por el escenario otras a recoger llegado el caso, con el objetivo de mejorar a nuestro personaje y avanzar lo máximo posible.

 

 

Tras superar cada piso dispondremos de varias opciones, como mejorar a nuestros stats, cambiar las armas equipadas, comprar nuevas con los puntos conseguidos o mejorar nuestras habilidades si obtenemos los puntos de experiencia suficientes para subir de nivel. Incluso apostar, en una ruleta, para obtener una mejora de las ofertadas. A partir de aquí, podemos continuar adelante o abandonar nuestro avance como todo buen roguelike.

 

Por suerte no es un problema encontrar jugadores ahora mismo para aventurarnos en grupo, aunque el sistema de matchmaking, imaginamos que debido al escaso número de usuarios, puede emparejarnos con compañeros de niveles altos y por lo tanto jugar en pisos demasiado complicados para jugadores noveles.

Y es que intentar superar los pisos superiores sin duda será un tarea que requerirá de todo nuestro esfuerzo, pues encontraremos enemigos cada vez más poderosos y cómo no, acompañados de su inevitable séquito de rivales. Siempre es mejor en compañía, de otro modo el avance se puede tornar demasiado complicado para un solo jugador.

Austero y refinado

Visualmente, el juego de Yomuneco destaca especialmente por el diseño de los enemigos: modernos, estilizados y muy resultones, siendo sin duda el mejor aspecto gráfico del título. Por contra, el acompañamiento en animaciones hace que todo esto quede deslucido, resultando demasiado robóticas incluyendo saltos muy bruscos entre ellas con unas reacciones a los ataques poco realistas.

 

 

Del resto poco podemos decir a su favor, pues encontramos unos escenarios, todos interiores, muy limitados en carga poligonal y texturas, demasiado planos en ocasiones y paletas de color generalmente apagadas, nada llamativas. Además, el acabado de las armas tampoco resulta especialmente satisfactorio por su texturizado, simplemente cumplen su papel.

 

Debido a su limitado aspecto gráfico, el juego funciona muy fluido, sin problemas, con una buena resolución y sin sensaciones de mareos al desplazarnos por los niveles. Quizá no todos los textos, en perfecto inglés o japonés, se puedan leer siempre de forma idónea, pero nada grave.

CONCLUSIÓN

La premisa es esperanzadora intentando combinar su núcleo roguelike con un combate lo más puro y realista posible al que se pueden sumar hasta tres amigos, pero las asperezas que muestra en su gameplay le alejan demasiado de lo que pretendía conseguir este Swords of Gargantua.

 

Su vetusto apartado técnico no ayuda a mejorar esa sensación, que por limitaciones de hardware en ocasiones, impiden recomendar el título más allá de los que pretendan disfrutar de un multijugador con pretensiones aunque limitado en posibilidades.

 

Análisis realizado en la versión de PSVR con PS4 Pro. También disponible en Rift, SteamVR y Quest (enlace a la review de la versión de Quest).

VRGameCritic

+ Multijugador cooperativo online

+ Su propuesta jugable, no es un juego de oleadas más

+ Mejora de armas y personaje

- Falla en lo más importante: el combate, por físicas y control

- Personalización limitada a las armas

- Su desarrollo, basado en oleadas, muy repetitivo

- Gráficamente es muy pobre

6 "Bueno"

SWORDS of GARGANTUA (PlayStation 4)

6

Lanzamiento / Diciembre 8, 2020

SWORDS of GARGANTUA es un juego de acción con espadas de realidad virtual que puedes jugar en modo para un jugador o multijugador en línea con hasta 3 jugadores más.Atraviesa las tierras del ...

Nota de los usuarios

?