Primeras impresiones con PS5 y PSVR

24 NOV 2020  13:12

gopozgon

16

Primeras impresiones con PS5 y PSVR

Tras nuestros primeros días con PS5, hemos podido comprobar cómo se comporta PSVR en esta nueva consola y hasta qué punto notamos esa mejora que se le presupone a una consola mucho más potente que aquella para la que nació el visor allá por 2016.

Nuestros primeros días con PS5

Creo que nadie a estas alturas se sorprenderá de esta afirmación, pero de primeras podemos dejar claro que, al menos a día de hoy, esto está lejos de parecerse o asemejarse a una experiencia VR de nueva generación, algo que tampoco esconde Sony en sus -pocas- palabras acerca de su visión de futuro para este y el hipotético próximo visor que, esperemos, no tarde mucho en anunciarse, por el bien de Sony, de los aficionados a la realidad virtual y de la tecnología en general.

 

 

A día de hoy, por si alguien aún tiene dudas, PS5 es retrocompatible con PS4 y PSVR. Es decir, PSVR no es el visor VR de PS5 como tal, sino que nos permite seguir jugando a nuestra biblioteca de juegos PSVR de PS4

 

¿Es esto malo?. - Claro que no, la retrocompatibilidad siempre suma, y además ahora estos juegos corren sobre una máquina mucho más capaz, dando la posibilidad a los desarrolladores de hacer uso de esta potencia para saltarse la limitación que suponía la consola, puesto que las limitaciones del visor aún seguirán con nosotros hasta que Sony aporte nuevas alternativas. 

 

¿Entonces es bueno?. -Será todo lo bueno que quieran los desarrolladores,  que a día de hoy apenas tenemos noticias de mejoras específicas de las que luego hablaremos en Blood and Truth y Firewall, y otros juegos que sin necesidad de desarrollo específico también se ven beneficiados de las características de PS5, como es el caso de Dreams y Star Wars Squadrons, en los que gracias a su resolución dinámica desbloqueada, en la nueva consola disfrutan siempre de la máxima resolución; sin necesidad de parche específico para ello. 

 

 

Una vez hemos aclarado (si se puede llamar así) que no es ni bueno ni malo, ¿es todo esto suficiente?

A nuestro modo de ver, y al menos para todos los que no somos nuevos en esto y llevamos años con PSVR, a todas luces no lo es, y es que a día de hoy no se ha anunciado ningún juego de PS5 nativo con compatibilidad VR, pese a que como ejemplo Low-Fi se anunció como juego de PS5. La realidad es que hoy, en casos como No Man's Sky que ha liberado una versión mejorada para PS5 para juego tradicional, se pierde toda compatibilidad con el visor en esta versión, por lo que si queremos alternar entre la versión VR y plana, tendremos que tener instalada la versión de PS5 para jugar en TV y la de PS4 para poder jugar en realidad virtual, ya que a día de hoy la VR solo está disponible en PS5 por retrocompatibilidad.

Antes de empezar

Después de esta larga introducción en la que apenas nos aclaramos nosotros, os contamos nuestras primeras impresiones con la nueva consola. El primer paso es hacernos con el adaptador para poder hacer funcionar la cámara de PS4 en PS5, y es que la de PS5 no es compatible, por lo que olvidémonos -al menos por ahora- de todas esas suposiciones de lo que podría mejorar el tracking con la nueva resolución. Por suerte, parece que el stock de este adaptador no tiene ni mucho menos el problema de stock de la consola (hay quien ha recibido incluso varios adaptadores por error), y sus envíos están funcionando muy bien en la mayoría de los casos, por lo que si aún no lo tienes, recuerda solicitarlo gratis en https://camera-adaptor.support.playstation.com/es-es.

 

Primeras impresiones

Una vez con el adaptador, ya tenemos todo lo necesario para poder jugar VR en PS5 a prácticamente todo el catálogo de PSVR, salvo contadas excepciones como Robinson The Journey o DWVR, aunque estos últimos ya han informado que están trabajando en un parche para dar compatibilidad.

 

Hemos probado todos los títulos que han notificado que se beneficiarían de una u otra forma de las capacidades de PS5, aunque claramente el que realmente nos ha hecho ilusionarnos de entre todos ellos (al menos moderadamente) ha sido Blood and Truth, donde sí hemos notado un trabajo real de los desarrolladores, una vez comprobado que además de beneficiarse de la máxima resolución en todo momento (4K) gracias a encontrarse desbloqueada, también pasa a funcionar a 90Hz en lugar de los 60Hz de PS4; así como algo que hemos notado mucho, como es el hecho de que toda la escena al completo goza siempre de las texturas a máxima resolución (en PS4 no era posible y debía calcular cuales de estas se mostraban de una u otra forma) y la carga de texturas es inmediata cuando movemos la cabeza rápidamente; por lo que no veremos esas superficies que 1 segundo después de mirarlas pasan de ser una especie de borrón con baja calidad, a cargar la textura que le aporta la calidad necesaria. La suma de resolución, aumento de Hz y uso de la capacidad gráfica y velocidad SSD hace de Blood and Truth un título que, si bien ya gozaba de gran calidad gráfica, ahora mejora aún más, con una solidez que se nota y hace el juego aún más agradable a la vista.

 

 

Los casos de Star Wars Squadrons y Dreams  son cambios algo más ligeros y que requerirán de ojos más quisquillosos. Personalmente, como ejemplo he notado menor fatiga visual en mis partidas a Star Wars con PS5, aunque la fatiga puede ser consecuencia de diversos factores, por lo que es evidente que con el cambio no pasamos a tener un juego cristalino, y es que es difícil lucirse en este juego con un visor como PSVR, donde además en todo momento estamos mirando elementos lejanos, con la habitual pérdida de definición en estos; pero aun así seguimos estando ante una mejora objetiva que no requiere de trabajo de los desarrolladores, siempre y cuando tenga esta limitación desbloqueada, algo que parece ser que lamentablemente a día de hoy no parece estar implementado en un gran número de títulos. 

 

 

Los tiempos de carga también se ven beneficiados por la gran velocidad de los SSD de PS5 (5,5 GB/s), y por tanto juegos con altos tiempos de carga como Iron Man VR se ven beneficiados notablemente, aunque en este caso concreto aún tendremos que esperar un poco más de lo que nos gustaría y sigue estando algo lejos de algunos juegos tradicionales de PS5 optimizados y preparados para el lanzamiento de esta, donde las cargas son casi instantáneas.

 

Pese a todo ello, en los casos que hemos probado, podemos estar hablando de tiempos de carga de aproximadamente la mitad de lo que sufrimos en PS4, algo que definitivamente ya es una mejora más que considerable y que agradecemos enormemente.

 

Futuro de la VR en PS5

Más allá de las capacidades que ha demostrado Blood and Truth a la hora de mejorar un juego de PS4, esto no dejan de ser los primeros pasos del visor en la nueva consola y aún vemos otras posibilidades de adaptación, como la inclusión de características del genial Dualsense en los juegos que hacen uso de él (añadidos que ya han incluido determinados títulos tradicionales de PS4), algo de lo que lamentablemente apenas podrían beneficiarse aquellos títulos que se juegan con Dualshock 4 en los que no sea necesario su tracking, ya que la falta de la luz trasera del mando que se usa para tal cometido en PS4 no existe en el Dualsense, pero aun así se nos ocurre la inclusión de gatillos adaptativos que nos transmitan la resistencia de las distintas armas en las carreras de Wipeout, combinada con la avanzada vibración háptica que nos haga sentir el rebufo, los choques o los momentos en los que somos alcanzados por nuestros rivales.

 

 

Las características del nuevo mando se sienten realmente como un gran cambio de nueva generación, por lo que esperamos que sus características se vean replicadas en los nuevos controles del hipotético próximo visor de Sony, ya que la limitación por la falta de luz reduce mucho la posibilidad de usar esta mejora como una característica más con la que estirar un chicle que va para récord, con un visor de 2016 acompañado de unos mandos de 2010 que ya han acompañado a PS3, PS4 y ahora a PS5

Como curiosidad, en el título Astro’s Playroom que viene preinstalado en todas las PS5 encontramos multitud de guiños al visor de Sony, y en uno de ellos -aparentemente haciéndose eco de nuestros ruegos y lamentos- vemos a uno de los robots trabajando en un stick analógico para un mando en una zona en la que todos ellos están con el visor de Sony.

 

CONCLUSIÓN

Para todo aquel que vaya a saltar desde la primera PS4 a PS5, el cambio en VR será notable, pues ésta última se comporta como poco con las mismas mejoras que PS4 Pro, pero todos aquellos que hemos hecho el cambio desde esta otra versión tendremos que esperar a parches específicos (que desbloqueen los fotogramas o establezcan resoluciones dinámicas) de los que a día de hoy apenas tenemos ninguna noticia más allá de los comentados en el artículo, algo que no hace sino aumentar esa incertidumbre que ya está instaurada desde que en julio Sony lanzó su último gran título VR con Iron Man VR y se estableció esta cierta sequía de optimismo en cuanto a apoyo first VR en la que vivimos desde entonces.

 

¿Las grandes mejoras de Blood and Truth en PS5 serán algo más que un caso aislado?, ¿Veremos nuevos anuncios de títulos ilusionantes una vez finalizada la campaña inicial de lanzamiento de PS5?, ¿Recibiremos noticias del próximo visor en 2021?, ¿Será suficiente en 2021 con el apoyo third con títulos como Hitman, Low-Fi o After the Fall para seguir estirando el chicle sin que este se seque antes?

 

El tiempo lo dirá.

PlayStation VR

Lanzamiento / Octubre 13, 2016

- Pantallas: Una AMOLED RGB de 5,7" a 1920x1080 - Refresco: 120Hz - FOV: 110 - Resolución total: 1920x1080 - Lentes: Fresnel - Posicionamiento absoluto: Externo mediante cámara - Cable: Si - ...

Nota de los usuarios

8