Separation: ANÁLISIS

11 MAR 2020  15:00

Virtual-Senses

2

Separation: ANÁLISIS

Vivimos en un mundo lleno de estímulos, sensaciones, ruidos que nos mantienen ocupados, que no nos dejan pensar. En los momentos de soledad, de tranquilidad, es cuando nos encontramos con nosotros mismos y con nuestros pensamientos. Recluse Industries nos propone con Separation justamente eso, retirarnos de nuestra realidad a un mundo solitario y sereno donde podamos reflexionar y, con suerte, traer algo de vuelta. Disponible para PSVR.

La soledad enseña

Martin Wheeler es el fundador y único integrante de Recluse Industries y nos ha dejado claro qué es lo que quería plasmar en su obra:

 

Separation está inspirado en las luchas que he tenido contra los sentimientos de pérdida y depresión. Es un viaje a través de un paisaje árido en ruinas y plagado de estructuras vacías en forma de caparazón. El juego, en su simbolismo, busca un camino a través del dolor. Las experiencias tranquilas y solitarias se están volviendo más raras en nuestro espacio lleno de gente. Necesitamos esos momentos más que nunca, y Separation podría ser el retiro virtual necesario para los reclusos urbanos.

 

Una de las funciones más interesantes de la VR sobre cualquier plataforma es la posibilidad de sumergirnos en diferentes mundos, cada uno con sus posibilidades y sus reglas, desde grandes producciones con gran factura técnica a otros proyectos más pequeños, modestos, capaces de transmitir sensaciones y mensajes.

 

PlayStation VR por suerte siempre ha tenido lugar para recibir ambas vertientes, y ahora nos llega en exclusiva un juego que encaja más dentro del segundo grupo. Separation es una aventura en perspectiva subjetiva que nos lleva a un entorno muy solitario.

 

Despertando después de un largo sueño

Al principio del juego nos despertamos en una cámara de hipersueño que está dentro de una oxidada habitación. Luego de dar los primeros pasos, oiremos a modo de susurro en un idioma ininteligible una voz que nos dice que tenemos que encontrar a alguien o algo. A partir de ahí, saldremos de ese cuarto al mundo y, sin cinemáticas ni tutoriales, comenzamos la aventura. Echamos a caminar y lo primero que encontramos es un inmenso castillo. Dentro del mismo no podremos avanzar mucho ya, que nada más empezar nos encontraremos con un obstáculo que nos impedirá seguir, y detrás de él la misma voz del comienzo dirá que "nos está esperando".

 

A partir de ahí vamos a caminar (y mucho) antes de entender qué tenemos que hacer. Recorreremos las primeras zonas, que rápidamente nos remitirán al mundo de ICO y Shadow of the Colossus, encontraremos grandes estructuras arquitectónicas decadentes combinadas con otras metálicas más sofisticadas, como de otro planeta, pero también venidas a menos por el paso del tiempo.

 

Tras explorar un poco descubriremos que nos tenemos ante nosotros una aventura de puzles. Encontraremos una máquina que activará un haz de luz y nos pasaremos el juego llevando ese haz a través de unos monumentos llamados obeliscos que se interconectáran con sus vértices superiores. Cada minijuego activará el siguiente obelisco, lo que prolongará el haz y así se desbloquearan más áreas para explorar. El objetivo final es llegar al origen de esa voz que nos despertó y que ahora nos esta llamando.

 

En la primera mitad del juego los enigmas a resolver son más sencillos, y creo que ahí está la trampa, porque es la manera en que Separation nos atrapa. Ya adentrados en el juego la cosa se complica, y para resolver los acertijos nos obligaran a caminar mucho para hacer cosas que ni sospechábamos hacer, lo que puede llegar a provocar que nos atasquemos en más de una ocasión.

 

Procesión en soledad

Durante nuestro camino encontraremos figuras humanoides que, cuando las toquemos, liberarán una piedra roja llamada “Pena”. Estas piedras se encuentran desparramadas por todo el mapa y se las daremos de comer a los cuervos, llamados los “pájaros de la mente”. Todo esto suena muy descabellado, pero en realidad no lo es. Es una obra con un significado muy personal, que por momentos nos puede dejar un poco fuera de su historia. Jugar Separation nos lleva a visitar lugares que para el creador fueron relevantes en su proceso de depresión, resolver los puzles y encontrar las penas constituirán el camino que Martin hizo hacia la curación.

 

Esta aventura me cautivó bastante, aunque reconozco que quizás no sea para todos los paladares. Aunque a priori jugablemente lo podríamos comparar con otros “walking sims” como The Solus Project estaríamos cometiendo un error, ya que en Separation el objetivo no es sobrevivir, sino contemplar, pensar, admirar... básicamente dejarse llevar.

 

Apartado técnico

En cuanto al aspecto gráfico, Separation es un juego rústico, artesanal. Después de todo ya mencioné más arriba su desarrollo unipersonal, pero aun con sus limitaciones presenta un apartado artístico impecable. Es cierto que veremos polígonos del tamaño de una casa, pero si miramos más allá, todo el cuadro en contexto, el juego de Martin Wheeler es hermoso y nostálgico. Las estructuras arquitectónicas venidas abajo, esculturas gigantes resquebrajadas con forma humana, todo eso combinado con estructuras futuristas hacen de Separation un juego muy simple pero también encantador de ver.

 

La música a cargo de Vector Lovers es una carta de amor a la banda sonora de Blade Runner compuesta por Vangelis. No está siempre presente, habrá tramos silenciosos en los que solamente escucharemos nuestras pisadas, pero cuando suenan los sintetizadores (normalmente al completar un minijuego) acentúa enormemente el momento que estemos transitando en la aventura. En pocas palabras, la música "da con la nota justa".

 

El juego está traducido al castellano, no es perfecto, ya que hay errores muy notorios, como por ejemplo en el menú de opciones leeremos “espalda” en lugar de “back” (atrás) y otras equivocaciones en los tiempos verbales. Quizás Wheeler pasó el texto por algún traductor automático, pero aun con todos esos defectos, es de agradecer el trabajo hecho en este apartado, juegos con muchísimo más presupuesto han llegado sin idioma ni subtítulos en castellano.

 

Los controles en el juego son muy sencillos, de momento solo puede usarse DualShock 4, nos desplazaremos con los gatillos y con X efectuaremos todas las acciones, que incluyen recoger objetos, pulsar botones, girar manivelas (éstas últimas presentan a veces problemas, ya que dependiendo del lado que estemos mirando, rotarán hacia la derecha o a la izquierda y la mayoría de las veces me presentó problemas de detección).

 

CONCLUSIÓN

Separation es un juego difícil de analizar por diferentes razones. Primero porque es un juego tan pequeño y con un mensaje tan personal que termina siendo más una manifestación artística que un juego al uso. La historia y su desarrollo son alegóricos, y en consecuencia el final puede no ser tan claro y dejarnos con una sensación de vacío.

 

El aspecto técnico es muy modesto, presenta por momentos algunos bugs y la interacción con los diferentes elementos en el juego son muy mejorables. Pero por otro lado presenta tanto un apartado artístico como musical apabullante, y una vez que le tomamos el gusto al entender cómo abordar la aventura, si no nos llegamos a atascar en algún puzle nos será muy difícil separarnos de la opera prima de Recluse Industries.

 

El juego ha sido analizado con PSVR.

VRGameCritic

+ Una apuesta original y personal.

+ Apartado artístico.

+ La banda sonora de Vector Lovers.

+ Traducida al castellano.

- Puede ser complicado tomarle el ritmo, especialmente al principio.

- Algunos puzles son difíciles de descifrar.

- La historia al ser tan personal por momentos puede dejarte fuera.

7 "Muy bueno"

SEPARACIÓN (PlayStation 4)

7

Lanzamiento / Marzo 3, 2020

¿Qué significa estar solo? Vagar en la desolación, con la memoria como única compañera.En una cámara oscura, te despiertas solo. Se abre una puerta. Al salir, se encuentra un paisaje árido de rocas ...

Nota de los usuarios

8