Beats Fever: ANÁLISIS

4 FEB 2020  15:00

Virtual-Senses

2

Beats Fever: ANÁLISIS

¿Qué pasaría si la música pudiera abrazarte, rodearte por completo y hacerte sentir que estás en su mismo corazón? ¿Serías capaz de seguirle el ritmo? Arrowiz pretende que nos fundamos y seamos uno con la música. Disponible para Rift, SteamVR, WMR y PSVR.

Uno con el Beat

Hubo una época dorada para los videojuegos musicales, ejemplo de ello es la saga Just Dance, desarrollada en su mayoría por Ubisoft París. El primero salió el 17 de noviembre 2009 en Estados Unidos en exclusiva para Wii, y a día de hoy existen 30 juegos de la franquicia, que si bien no cuenta con la popularidad que gozó durante las primeras entregas, sí que podemos decir que aún sigue viva. Just Dance es solo uno de una gran cantidad de franquicias que fueron y vinieron, algunas con mayor suerte que otras.

 

Algo que limitaba mucho a todos estos juegos era la falta de inmersión, y es que aunque podíamos copiar a la perfección los pasos de baile, solo nos faltaba estar "ahí". Con la llegada de la VR, ese limitante desaparecía, y al ser una plataforma joven, la competencia no existía, por lo que solo había que pegar primero y fuerte.

 

El 1 de mayo de 2018 salió en acceso anticipado Beat Saber, un juego rítmico que marcó tendencia, lo que hizo que otros intentaran emular lo que Beat Games había logrado, pero con una vuelta de tuerca. Pues bien, en ese conjunto de juegos cae Beats Fever, aunque es justo recordar que la idea fue presentada en 2016.

 

¿Qué nos ofrece?

Beats Fever es un juego basado en el ritmo musical, con el que debes intentar atrapar notas usando preferentemente dos controladores de movimiento, y que están representadas por orbes que se sincronizan con la canción.

 

Es importante destacar que no se trata solo de seguir el ritmo de la percusión, sino también de todos los instrumentos o sonidos electrónicos que componen la canción. Por ejemplo, en una canción de rock cada orbe corresponde a la batería, bajo, guitarra, etc.

 

 

Una vez iniciado iremos al lobby, donde tendremos a disposición las canciones representadas por recuadros, cada uno de los cuales tiene el título de la canción y -más importante aún- la dificultad de la misma, que está representada por estrellas que van de 1 al 5, siendo 1 para fácil, 2 y 3 para normal y 4 y 5 para difícil. Tenemos solo una canción con dificultad fácil, y es con la que recomiendo empezar para entrar en calor con el juego.

 

Cuando tocamos el recuadro con el controlador, aparece una previsualización de la canción, siendo así posible anticipar si la misma es de nuestro agrado. Cada uno de los temas está asociado a uno de los 4 escenarios disponibles, que son: Tokio, Londres, Río de Janeiro y Nueva York. Hasta el momento no existe la posibilidad de cambiar el escenario.

 

Dando con la nota

Una vez elegida la canción y situados en el escenario con los controladores en mano, escucharemos una voz que dice: "Three, Two, One, Beat Fever" (la interfaz está traducida al español), arrancando así la partida.

 

En Beat Saber las notas son representadas por bloques que hay que cortar antes de que pasen de largo... aquí en Beats Fever son orbes que revientan en forma de aureolas frente a nosotros, siendo en ese momento cuando debemos "atraparlas" tocándolas con los controladores (representados como dos varitas brillantes), algo que habrá que hacer rápido, pues de lo contrario desaparecerán. Algunas notas serán pulsantes y otras sostenidas; con estas últimas tendremos que dirigir los controladores de un lado al otro de la pantalla, obteniendo resultados muy vistosos.

 

Los puntos se irán sumando a medida que vayamos "acertando" las notas. Si lo hacemos sin perder ritmo haremos combinaciones que multiplicarán la puntuación. En la parte inferior de la pantalla podremos observar una línea con las letras D, C, B, A y S separadas unas de otras. Los puntos nos harán progresar en esta línea, y al terminar la canción la puntuación lograda será la de la última letra superada.

 

Ecosistema cerrado

Beats Fever tiene tres dificultades dentro de sus 40 canciones: fácil, normal y difícil. Sin embargo no se puede cambiar la dificultad de la pista, por lo que puede ser algo limitante para la experiencia de juego. Por ejemplo, puedes empezar superando algunas de las fáciles, pero no puedes aumentar la dificultad para seguir desafiándote. Una vez que llegas al máximo de una pista, no tienes suficiente aliciente para volver a reproducirla.

 

Además, con 40 pistas, tienes que esperar que haya suficientes canciones que te gusten. Personalmente, no me ha importado jugar en todas ellas, en Beats Fever hay rock, electrónica y hasta tango, pero para alguien a quien solo le guste un género de música en particular, su experiencia se puede reducir drásticamente, y al no poder cambiar la dificultad de una pista puede limitarse la capacidad de juego.

 

Dentro del lobby de Beats Fever tenemos nuestra página de perfil, donde podemos ver la cantidad de tiempo que hemos jugado, la puntuación total y en cada canción. Sin embargo, algo que no pude encontrar es una tabla de clasificación global, lo cual es extraño, pues se trata de una característica que suele ser muy divertida en mi opinión, al permitir desafiar a nuestros amigos y poder compararnos con jugadores de otros lugares del mundo. Tampoco existe la opción para crear un perfil local, así que, por ejemplo, en una reunión con amigos nos va a resultar muy difícil comparar las puntuaciones.

 

Si veo un amigo que está jugando a Beats Fever, ¿cómo me comparo con él? Esto es algo que me gustaría que añadieran.

 

Algo que también llama la atención es no encontrar otros modos de juego. Con la competencia feroz que hay en este nicho, sería positivo que en futuras actualizaciones ofrecieran distintas formas de jugar, sobre todo si la intención de Beats Fever es codearse con los grandes.

 

¿Y qué tal luce?

Los orbes en Beat Fever se ven bien, están en una resolución decente, aunque no sucede lo mismo con los escenarios, ya que los cuatro están en baja resolución. Esto no lo vemos todo el tiempo, porque durante la canción estamos concentrados en dar la nota, pero al principio, en periodos de inactividad y al final se hace notar.

 

Algo para agregar en este apartado es que en las canciones más difíciles, con muchos orbes viniendo hacia nosotros, otros impactando en la pantalla virtual y sumando a esto los efectos "hit" y "miss" constituyen un elemento que pueden confundir y hacernos perder ritmo.

 

CONCLUSIÓN

En general Beats Fever ha sido una experiencia disfrutable, con una decente cantidad de canciones que hacen que sea divertido de jugar. Sin embargo, la imposibilidad de poder cambiar la dificultad de las pistas, la baja resolución de sus escenarios, la ausencia de modos de juegos y la carencia de una tabla de clasificación global para conectar con nuestros amigos u otros jugadores que posean el juego me dejan con la sensación de que no voy a volver a jugarlo, al menos en un futuro inmediato.

 

El juego ha sido analizado en su versión de PSVR.

VRGameCritic

+ Fácil de aprender, difícil de dominar.

+ Un numero decente de canciones al inicio...

- ...aunque no es posible cambiar su dificultad.

- Ausencia de tablas de clasificación.

- Por momentos, hay tantos elementos en pantalla que pueden hacernos perder el ritmo.

- Escenarios en baja resolución.

- ¿Donde están los modos de juego?

7 "Muy bueno"

Beats Fever (PlayStation 4)

7

Lanzamiento / Mayo 17, 2019

Beats Fever es un juego de RV basado en el ritmo en el que el jugador disfrutará de excelente música y tendrá que tocar las notas entrantes. Con pistas cedidas por renombradas agencias musicales, ...

Nota de los usuarios

?

Beats Fever (PC)

7

Lanzamiento / Enero 9, 2017

Beats Fever es un juego de RV basado en el ritmo en el que el jugador disfrutará de excelente música y tendrá que tocar las notas entrantes. Con pistas cedidas por renombradas agencias musicales, ...

Nota de los usuarios

?