Concrete Genie: IMPRESIONES de sus modos VR

Probamos los modos de realidad virtual del notable título de Pixelopus exclusivo de la consola de Sony.

17 OCT 2019  14:00

gopozgon

2 comentarios

Concrete Genie: IMPRESIONES de sus modos VR

Arte con corazón

No todos los exclusivos de Sony llegan con la etiqueta de AAA, ni vienen acompañados de grandes equipos o gran cantidad de dinero, y es que la compañía siempre trata de dejar hueco también a producciones más modestas, que en muchas ocasiones suplen esa modestia con originalidad, calado del tema que trate el juego o apartado artístico, y es aquí donde se sitúa el título del equipo de Pixelopus, dando un gran paso al frente después del "pequeño" Entwined, con el que ya dieron sus primeros pasos allí donde parecen sentirse cómodos, en juegos que se sostienen en el arte como vehículo para contar una historia.

 

 

Muy a nuestro pesar, no podemos hacer un análisis como tal de este juego en ROV, y es que no hay Realidad Virtual en sus sencillas pero satisfactorias mecánicas de exploración en búsqueda de las páginas del bloc donde el protagonista plasma los dibujos con los que trata de evadirse de la decadencia de su antiguo hogar, tampoco salimos de la imagen plana de la televisión para disfrutar de las mecánicas de sigilo con las que trataremos de escapar de los abusones que aún campan a sus anchas por el pueblo de Denska, con el único interés de humillar al indefenso y débil Ash, y por supuesto no tenemos la suerte de resolver en realidad virtual los puzles que debemos superar a lo largo de esta pequeña pero gran aventura de 3 o 4 horas, con los que trataremos de devolver la luz a un hogar abandonado en el que varios de sus habitantes perdieron mucho por el camino; y que como ocurre con el grupo de pequeños abusones, la oscuridad toma el mando en todos ellos ante la falta de luz que Ash busca recuperar a través del arte, gracias a su mágico pincel.

 

 

Únicamente podemos hablar del breve y bonito aperitivo VR que ha añadido Pixelopus en el título, donde podemos apreciar lo bien que le sentaría que la mecánica más importante del título hubiese podido disfrutarse al completo en VR, y es que casi parece desarrollada con la realidad virtual en mente, con un apartado artístico ya sobresaliente, que en realidad virtual luce estupendamente.

El arte como mecanismo anti bullying

Para ponernos en situación, en el juego en cuestión todo se desarrolla con la base y a través de los dibujos que realizamos en las paredes con el sensor de movimiento del mando, todos ellos partiendo de los bocetos del cuaderno que vamos recuperando, que provocarán que de inicio apenas podremos dibujar un par de elementos de la naturaleza y un tipo de genio; para terminar el juego haciendo espectaculares murales llenos de color, luces y elementos llenos de vida, así como un buen número de genios con varios rasgos y características diferentes, a los que igualmente podemos dar vida para que nos ayuden con la resolución de múltiples puzles, siempre y cuando tengan paredes a través de las que desplazarse y además les mantengamos contentos dibujando lo que nos pidan.

 

Pequeño aperitivo virtual

Esta simple mecánica de dibujo nos permite hacer grandes obras aunque en realidad apenas sepamos dibujar la cara de nuestro retrato con un 6 y un 4, y es que básicamente elegimos un boceto de entre los que vamos encontrando y elegimos donde plasmarlo, decidiendo la longitud o pequeñas variaciones de forma para cada uno de ellos; algo que podremos hacer de igual manera en los dos modos VR, donde podremos dar rienda suelta a nuestra vena artística cambiando el DualShock y su sensor de movimiento por los dos Move, donde con uno de ellos sostendremos nuestra libreta para elegir los bocetos, y con el otro el pincel con el que dibujarlos en la pared.

 

 

En uno de los modos disponibles, durante aproximadamente media hora de duración iremos acompañados de un pequeño genio que nos va pidiendo diferentes dibujos, al igual que ocurre en el juego para mantener contentos a nuestros amigos genios, todo ello muy vistoso y con una pequeña sorpresa en el escenario final que cambia un poco la forma de plasmar nuestros dibujos frente a nosotros y nos aporta una visión bastante llamativa y diferente, que además mantiene el espectacular y repleto de personalidad apartado artístico del que goza el juego.

 

Una vez superada esta pequeña "aventura" se nos desbloquea el modo de pintura libre, donde podremos dibujar con la única limitación de tener el boceto en cuestión desbloqueado en el juego "plano", tratándose de un modo sin profundidad ni dificultad al igual que la pequeña aventura previa, pero que aún así nos ofrece 5 escenarios diferentes bastante vistosos, que nos sirven como bonita curiosidad para disfrutar del precioso arte de "Concrete Genie" desde nuestras PSVR.

 

Triste conclusión

En definitiva, como ocurre a menudo en casos como este, no podemos evitar pensar lo bueno que habría sido que este notable juego hubiese llegado al completo en VR, manteniendo la misma perspectiva en tercera persona que tiene el juego, pero cambiándola al modo en primera persona que nos ofrece el modo VR cuando llega el momento de desplegar nuestro arte; pero no nos queda otra que conformarnos con el pequeño aperitivo que ofrecen a todo aquel que se compre este recomendable juego por su vertiente clásica, y que además tenga la suerte de tener PSVR para completar la experiencia probando también estos dos pequeños modos.

Comentarios (2)

Enlace al foro
  • BurritoVR

    BurritoVR

    Visores

    PlayStation VR
    Gracias por esta clara reseña, que confirma lo que parecía; otro Tekken o Ace Combat.
    1 0
  • gopozgon

    gopozgon

    Visores

    PlayStation VR
    BurritoVR:Gracias por esta clara reseña, que confirma lo que parecía; otro Tekken o Ace Combat.

    Entre esos 3 yo lo colocaría el segundo :)
    Ace Combat es un espectáculo y al menos tienes 2/3 horas fácil de puro disfrute, este es bonito aunque sin mucha chicha, y Tekken...
    0 0