Ninja Legends: ANÁLISIS

Demuestra lo que puedes hacer en este juego de oleadas de ambientación japonesa. Vas a necesitar ser muy legendario para sobrevivir a este infierno feudal. Disponible para Rift, Vive, Windows MR, Index y Quest.

9 AGO 2019  14:00

HenryCO

7 comentarios

Ninja Legends: ANÁLISIS

Una de ninjas

Coinflip Studios es un estudio americano de apenas un año de vida y formado por 7 personas. Para su primer título han optado por un género tan accesible como arriesgado, y es que ya son muchos los juegos de oleadas que llevamos a las espaldas como para dejarnos seducir fácilmente por una propuesta de este tipo. En este caso se ha optado por transportarnos al Japón feudal y, arma blanca en mano, convertirnos en un ninja con gran potencial en el arte del tajo bien dado. Veamos hasta dónde somos capaces de llegar. 

 

 

El planteamiento básico del juego consiste en soltarnos en un escenario, siempre de ambiente japonés, y dar buena cuenta de todos los enemigos que vayan apareciendo. Los combates serán cuerpo a cuerpo teniendo lugar siempre en la misma zona del escenario ya que no tendremos ninguna posibilidad de movernos o desplazarnos dentro de él. Hacia ese punto irán acercándose un número tendente a infinito de enemigos hasta que la fase llegue a su fin.

 

El juego ha sido específicamente diseñado para Oculus Quest lo que se traduce principalmente en que los enemigos nos podrán atacar desde cualquier ángulo. En las primeras fases todos los ataques serán frontales pero conforme la dificultad vaya aumentando encontraremos patrones en los que seremos rodeados totalmente, debiendo defender ataques en los 360º circundantes. De forma acertada se han implementado unos indicadores en forma de flecha que nos ayudarán a identificar la dirección del próximo ataque evitando, menos veces de las que nos gustaría, que demos vueltas como una peonza.

 

 

El set de armas implementado es bastante generoso y supone uno de los mayores alicientes del juego. Katanas, garras, bastones, guanteletes, arcos, etc, serán algunas de las armas que iremos desbloqueando conforme avancemos en el juego. Aparte de las armas principales, que llevaremos equipadas permanentemente, tendremos acceso a unas especiales que podremos activar por tiempo limitado, cuando hayamos matado a un número suficiente de enemigos. Su uso ralentizará el tiempo, tipo bullet-time, lo cual aportará un mínimo componente estratégico a nuestros ataques. 

 

El juego nos llevará a lo largo de 18 fases diferentes todas ellas con un aire low-poly bastante marcado. Es cierto que algunas resultan más acertadas que otras, pero en general podríamos decir que las localizaciones están bien resueltas y cumplen con su cometido. Tengo la sensación de que aspiraban a un grado de epicidad mayor del conseguido, pero el hecho de que no nos podamos desplazar, unido a que no hay nada con lo que podamos interactuar, no ayuda demasiado a empatizar con el entorno. 

 

Espada mellada

En un juego con el planteamiento de este Ninja Legends todo queda supeditado a las dinámicas de combate. Representan el núcleo del juego, su esencia, lo que va a determinar si el juego tiene recorrido y resulta divertido o se convierte en algo que aparcar a los pocos minutos. Dará igual el número de armas o la variedad de fases o enemigos, si se falla en lo fundamental no hay nada que hacer.  

 

Durante los tutoriales iniciales se nos presentarán las dinámicas de combate que estarán basadas principalmente en la secuencia bloqueo-ataque. Con nuestras dos primeras espadas en la mano empezaremos a cortar por la mitad a los enemigos a la vez que empezarán a vislumbrarse los primeros aspectos mejorables del juego. Por un lado no encontraremos unas físicas de corte avanzadas como pudiéramos ver en “Blade and Sourcery”. El enemigo se partirá por la mitad como un todo allá por donde le asestemos el tajo, pero dará exactamente igual que le demos en los brazos o piernas, nada se desprenderá de su cuerpo. De igual modo, a pesar de llevar dos espadas, da la sensación de que solo el primer tajo con una de ellas es el que vale, es posible que la segunda estocada sume daño al enemigo, pero visualmente uno no tiene la sensación de que su potencia de ataque sea precisamente el doble. 

 

 

El hecho de ir desbloqueando armas supone un aliciente para seguir jugando. Sin embargo, aunque cada una de ellas está planteada con sus propias características y dinámica específica de uso, incluso tienen su propio tutorial, rápidamente nos daremos cuenta que en la práctica lo que siempre funciona es golpear fuerte y rápido. Irremediablemente, y no con poca pena,  el ninja legendario se irá alejando a la misma velocidad con la que aumentemos el número de mandobles al aire sin mucho criterio ni dirección.  

 

Independientemente de que las localizaciones tengan un pase, dejando a un lado las primeras fases por aquello de la novedad, resulta muy poco atractivo estar totalmente estático en un punto mientras aparecen hordas de enemigos pseudo-infinitas. En las primeras fases, con pocos enemigos en pantalla, se pueden intentar definir técnicas de defensa-ataque que resulten de algún modo coherentes y satisfactorias. Pero conforme los enemigos aumentan nos encontraremos desconcertados frente a la falta de argumentos estratégicos para poder salir airosos de las refriegas con un mínimo de aura samurai y no con la sensación de haber estado espantando moscas paleta en mano.

 

 

Los patrones de ataque de los enemigos tampoco resultan demasiado convincentes. Aunque al principio pudieran resultar variados, muy pronto se quedarán escasos resultando monótonos y repetitivos. Los ataques en grupo también generan dinámicas un poco desconcertantes. Tan pronto estás rodeado de cinco enemigos que incomprensiblemente te atacan de uno en uno de forma secuencial ,como empiezas a recibir tajos desde múltiples direcciones sin saber muy bien a quien atender primero. 

 

Algo que sí me queda claro después de jugar a este título es que resulta muy exigente a nivel físico. Agosto no es el mejor momento para un braceo sin fin, pero desde luego las sudadas con las que he acabado algunas de las fases es lo más legendario que me he encontrado en este juego.

 

 

Para rematar el pastel queda decir que todo el juego está únicamente en inglés sin doblaje ni subtítulos en nuestro idioma. Como en otras ocasiones, no es que sea demasiado determinante, pero es cierto que en los tutoriales se nos contarán unas cuantas cosas que resulta interesante entender bien.

CONCLUSIÓN

El ninja legendario que llevas dentro no encontrará la manera de emerger con este Ninja Legends. Los juegos de oleadas requieren de un diseño y jugabilidad muy ajustadas para, a estas alturas, aportar algo que pudiera ser atractivo. Lejos de eso nos encontramos con unos escenarios estáticos donde no podremos interactuar con nada y unas dinámicas de combate muy mejorables. El aceptable set de armas y localizaciones no compensan una jugabilidad muy reducida en la que el caos y el desconcierto nos impedirán tener un mínimo control sobre la estrategia de combate o defensa. A pesar de las buenas intenciones en el planteamiento original, el resultado final dista mucho de ser recomendable.

 

Este juego se ha analizado en la versión de Quest, pero también está disponible en PC.

+ Variedad de armas

+ Ataques en 360º

- Dinámica de ataque

- Jugabilidad

- Emplazamiento estático

4,5 "Regular"
VRGameCritic

Comentarios (7)

Enlace al foro
  • cercata

    cercata

    Visores

    Oculus Rift
    PlayStation VR
    Oculus Go
    Oculus Quest
    Los graficos me parecen chulimos, pero que con esa jugabilidad tan pobre que comentas, ya da igual :(
    0 0
  • kilian_sol

    kilian_sol

    Visores

    Oculus Go
    Pues la verdad a mi me ha gustado mucho el juego,ademas en la versión de Oculus Quest te puedes desplazar por la zona de juego,los controles estan muy bien optimizados y el juego te sumerja mucho en la experiencia,desde mi punto de vista se merece como mínimo un 6,5 , te dejo mi vídeo análisis para que podáis opinar de las sensaciones,los gráficos son simplones pero todo lo demás muy bien.

    0 0
  • MrPool

    MrPool

    Visores

    Oculus Rift
    Samsung Odyssey
    Oculus Quest
    Oculus Rift S
    El juego debe ganar algo en profundidad en quest o en rift s con un área de juego generosa (y algún aditamento para sujetar la correa para que no te enredes), al poder moverte un poco más del centro de la acción.

    Pero a pesar de que disiento en cuanto al análisis sobre la diversión (a mí me parece un buen juego de oleadas, muy por encima de la media en la parte jugable), sí que es cierto que en fases avanzadas se carece de una secuencia o un patrón para sentir que dominas el juego y sentir la satisfacción de superación en las fases, me explico: uno, que a veces atacan al mismo tiempo varios enemigos desde distintos ángulos, donde la única opción queda en abanicar el escenario (tal como dice el análisis) y dos, que a pesar de que el juego detecta la fuerza del corte con los acelerómetros, funciona en ocasiones para una sola de las espadas (a mí sí me ha funcionado cortes dobles a pesar de lo que dice el análisis), y no creo sea cuestión de técnica o fuerza, sino algo aleatorio (por el código).
    1 0
  • HenryCO

    HenryCO

    Visores

    PlayStation VR
    Oculus Quest
    Lo primero de todo quería daros las gracias por comentar, y sobre todo por hacerlo de manera tan constructiva. Generar discusión siempre es bueno y me parece genial que otros usuarios puedan ver vuestras conclusiones respecto al juego, vuestra opinión es tan válida como la mía y siempre habrá distintos puntos de vista con los que quizá otros usuarios puedan verse más identificados.

    Respecto al juego, me gustaría hacer algún comentario sobre las conclusiones expuestas. Coincidimos en varios aspectos como lo mejorable de la dinámica de batalla, lo físico que resulta o el buen set de armas, pero sin embargo no coincidimos en lo que a mi entender resulta fundamental, su jugabilidad. En mi caso concreto creo que se trata de un problema de expectativas, y me refiero a las que genera el propio juego en su planteamiento inicial. En un primer momento me creo que voy a ser ese ninja legendario, con unas armas bien terminadas y con una intención de técnica de lucha marcada en la que se me instruye detalladamente sobre cómo enfrentarme a mis enemigos. El tema es que cuatro o cinco fases más tarde me encuentro aleteando sin control (el video del compañero kilian_sol es bastante explícito al respecto) para poder zafarme de los enemigos que se abalanzan sobre mi, no queda ni rastro de la técnica de lucha planteada y no encuentro manera de poner orden en la batalla. El ninja se ha esfumado y el juego se desbibuja para reconvertirse, creo que de forma al menos no prevista par mi, en un juego diferente. Y aquí es donde diferimos en las sensaciones percibidas. Por lo que veo esa nueva dinámica, que es la que perdura, os ha resultado divertida mientras que a mi me ha parecido una paliza física a mi cuerpo que me ha pillado con la guardia baja. Para quien empatice con esa nueva manera de jugar este juego merecerá más nota sin duda, la verdad es que no ha sido mi caso.

    Lo dicho, gracias por comentar y exponer vuestras opiniones. Nos vemos!!.

    2 0
  • cercata

    cercata

    Visores

    Oculus Rift
    PlayStation VR
    Oculus Go
    Oculus Quest
    Es que lo de Ninja Legends no venia por Ninja sino por "Fruit Ninja" :P
    0 0
  • kilian_sol

    kilian_sol

    Visores

    Oculus Go
    Gracias por las aportaciones ,esto es lo que hace grande el foro diferentes opiniones y puntos de vista ayudan a los demas a poder hacerse una idea en conjunto.
    1 0
  • otro juego de oleadas?...
    yo creía que esa etapa del vr paso .
    pero no. Un juego imitando a fruit ninja,cambiando las frutas, dejas las bombas y juego listo .


    0 0