Drop Dead: Dual Strike Edition - ANÁLISIS

Desmembrar zombis nunca fue tan divertido como en este arcade que nos propone Pixel Toys. Brazos o piernas, da igual por donde empieces, lo importante es que no quede ni uno. Disponible para Rift y Quest.

31 JUL 2019  14:00

HenryCO

10 comentarios

Drop Dead: Dual Strike Edition - ANÁLISIS

Esencia arcade

Después de su salida para Oculus Rift en 2016, los chicos de Pixel Toys nos traen una evolución de su Drop Dead original en la que podremos manejar dos armas de forma simultánea. Se trata esencialmente del mismo título, mismas dinámicas y mismas fases, solo que en esta ocasión seremos capaces de desmembrar cuerpos putrefactos por partida doble. Este “Dual Strike Edition” forma parte del catálogo de lanzamiento de Quest, y podrá ser adquirido como una actualización gratuita por los usuarios de Rift que ya tuvieran el juego original.

 

 

La manera más rápida de definir Drop Dead es decir que se trata del “House of the Dead” de la VR. Lógicamente hay matices en la comparación pero si te dejaste más monedas de las deseadas en el arcade de Sega, el enfoque virtual del mundo zombie de Pixel Toys te va a encantar. Yo soy de los que probaba todo lo que salía en los salones recreativos y volver a recuperar ese espíritu arcade tan...arcade, simplemente me ha parecido genial. En cualquier caso vayamos poco a poco para que a todos nos quede claro de qué estamos hablando.

 

Drop Dead es un shooter on-rails de corte puramente arcade, una galería de tiro en la que nos moveremos de forma automática entre posiciones preestablecidas y en las que deberemos básicamente acabar con todo lo que se mueve hacia nosotros antes de que nos alcance. Una vez hayamos eliminado a todo muerto viviente avanzaremos a nuestro siguiente spot repitiendo la misma secuencia hasta que completemos el nivel. Es importante tener esta dinámica de juego clara ya que aquí no vamos a encontrar ninguna libertad de movimiento ni capacidad de exploración.

 

 

Lo importante no es a donde vamos ni por qué, si no lo que hacemos en el camino. Es cierto que Drop Dead tiene una historia de fondo pero es tan absurda y, por momentos, hilarante que vuelve a aproximarse de forma genial a los susodichos arcades de Sega. A quién le importaba si "Time Crisis" contaba algo coherente, lo que uno quería era darle al pedal y salir a pegar tiros. Y sin embargo hacía falta un argumento de fondo aunque solo fuera para tener la sensación de que el título estaba completo. Aquí pasa algo parecido, la historia es contada y cumple básicamente un papel de cohesión entre escenas, le da completitud al juego pero no afecta en ningún caso a lo realmente importante, la jugabilidad.

 

Una vez desenfundamos el arma es cuando empieza lo bueno. Lo primero que llama la atención es la reacción de los zombies a nuestros disparos. Rápidamente podremos ver como estos responden de forma diferente según la parte del cuerpo en la que les acertemos. Podemos optar por desmembrarlos poco a poco disparando a piernas o brazos o acabar rápidamente con ellos de un tiro en el entrecejo. En todo momento tendremos un arma principal, de munición infinita a la que podremos incorporar un arma secundaria en la otra mano con munición limitada.

 

 

El sistema de recarga requiere una mención aparte. El gesto básico de recarga se realiza simplemente apuntando con el arma hacia el suelo. Si se ha realizado correctamente aparecerá una barra que se irá rellenando de forma ascendente de modo que cuando esta se complete el arma quedará cargada. Pues bien, existe la posibilidad de recargar el arma de forma más rápida si conseguimos apretar el gatillo durante un intervalo muy concreto de tiempo. Si todo sale bien conseguiremos tener munición en la mitad de tiempo pero si nos equivocamos en el timing tendremos que esperar más de lo deseado para usar el arma de nuevo. En las primeras fases del juego podremos vivir con la recarga estándar pero conforme vayamos avanzando deberemos usar el modo rápido si queremos salir airosos de las multitudinarias refriegas en las que nos encontraremos. Este sistema le da un aliciente extra al simple gesto de recarga y pondrá a prueba nuestra coordinación, especialmente cuando debamos recargar dos armas de forma simultánea.

 

El repertorio de armas juega un papel destacado en este título. Si se trata de desmembrar cuerpos qué menos que tengamos múltiples opciones con resultados diferentes. Por un lado tenemos las armas manuales tipo hacha, horca o bate de béisbol. Nos permitirán resolver con solvencia situaciones en las distancias cortas aunque también podremos lanzarlas y usarlas como arma arrojadiza. El bate de béisbol en concreto nos permitirá batear ciertos proyectiles enemigos y hacerles probar de su propia medicina. Por otro lado tenemos las armas de fuego donde encontraremos un generoso repertorio, desde pistolas ligeras hasta machine guns pasando por lanzagranadas y algún que otro invento raro bastante expeditivo. En definitiva, el elenco armamentístico cumple perfectamente, resulta variado y acaba suponiendo un aliciente para continuar en el juego y descubrir nuevas formas de destrozar a los enemigos.

 

 

Si el repertorio de armas cumple, el de enemigos no se queda atrás. El juego nos los va presentando de forma gradual conforme avanzamos en sus niveles. Empezaremos con los zombies más torpes, lentos y fáciles de abatir. Poco a poco iremos aprendiendo a clasificarlos y darles la importancia que tiene cada uno. Tenemos a los resistentes pero lentos, a los rápidos pero débiles, a los que nos lanzan granadas, los que vuelan, los que llevan escudo, los gordacos y los supergordacos. Nuestro instinto de supervivencia acabará por desarrollar estrategias de exterminio adecuadas a cada situación y sin darnos cuenta habremos trazado un plan minucioso en décimas de segundo donde daremos cuenta de toda la carne no muerta presente en escena con un grado de eficacia y satisfacción bastante elevado.

 

Lo más importante de Drop Dead es que cuando llega el momento de ponerse a disparar todo funciona muy bien. La acción es muy fluida, decidimos donde disparar y qué estrategia usar en cada escenario, qué enemigos derribar primero y cuáles después, cuándo disparar al barril explosivo o cuando usar un arma corta o larga. Ahora lanzo un hacha a la cabeza de un zombie que viene corriendo hacia mi mientras con la otra mano disparo apuntando con el rabillo del ojo a otro que se aproxima por mi derecha, sin perder un segundo cojo otra recortada y descargo toda la munición sobre un zombie gigante que se ha acercado más de la cuenta para acto seguido eliminar con un arma larga los enemigos que me lanzan cosas desde las azoteas. Como buen arcade la acción no para ni un segundo y por encima de todo la secuencia de acciones resulta muy divertida.

 

 

El modo historia está basado en 15 localizaciones o fases. El argumento del juego nos hará recorrerlas hasta tres veces en lo que se denominan líneas temporales. Aunque pueda parecer un modo un tanto artificial de alargar la vida del juego tengo que decir que se ha sabido darle una vuelta de tuerca a cada una de ellas y en mi caso he encontrado alicientes de sobra para jugarlas todas de buena gana. En la primera línea temporal tan solo deberemos sobrevivir y de paso aprender las mecánicas básicas del juego. En la segunda iteración se introducen nuevas armas y tendremos la misión fundamental de recolectar miembros desprendidos de los cuerpos de los zombies. Esto quiere decir que no valdrá con matarlos de un tiro en la cabeza sino que habrá que apuntar a piernas y brazos para partirlos en todos los cachitos que podamos. Una buena explosión ayuda mucho en estos casos. En la tercera línea temporal aparecerán unos mecanismos a modo de puzles en los que deberemos presionar una secuencia de símbolos en el orden correcto antes de que explote una bomba. Os puedo asegurar que matar zombies a diestro y siniestro mientras te hacen pensar es muy pero que muy estresante.

 

Aunque no creo que sea muy ducho en el arte de la matanza masiva el juego tiene una duración más que aceptable y he necesitado unas 10 horas aproximadamente para superar la historia principal del juego. Hay que decir que las fases son muy rejugables ya que conseguir las tres estrellas en cada una de ellas es una tarea muy complicada pero muy adictiva. Por si te quedas con ganas de más retos, al final de cada fase se accede a un ranking global donde se te recordará que aún queda mucho margen de mejora.

 

 

Al modo principal hay que añadir el modo horda, nada que aclarar, y el modo multijudador donde nos enfrentaremos a oleadas de enemigos en compañía. Realizar coberturas sobre un amigo y poder comentar la jugada en directo mientras nos acordamos de la madre de todos los zombies que aparecen en pantalla resulta siempre muy divertido. Sin duda este modo siempre suma y supone un aliciente extra que alarga sustancialmente la vida útil del juego.

 

Puestos a pedir, y por mencionar cosas mejorables, hubiese sido de agradecer un mayor número de fases y algún que otro jefe final más. Aunque los sonidos de las armas están bien conseguidos, la música en prácticamente inexistente y se hubiera agradecido un poquito más de presencia.

 

No quería acabar el análisis sin mencionar que el juego está doblado y traducido a nuestro idioma con una calidad más que aceptable. Lo más sorprendente es que pasa lo mismo con los otros 5 idiomas entre los que podemos elegir, ya podría cundir el ejemplo.

 

CONCLUSIÓN

Drop Dead es un arcade en toda regla al estilo "House of the Dead" o "Time Crisis". Cumple con lo más importante de este género y es que resulta tremendamente divertido. Un buen repertorio de armas y enemigos se unen a unas dinámicas jugables muy bien implementadas conformando un juego completo que se percibe cuidado y redondo en muchos de sus aspectos. Su alta rejugabilidad y el modo multijugador aseguran entretenimiento durante un buen puñado de horas. Si no quieres complicarte la cabeza y lo tuyo es liberar adrenalina a ritmo de ráfaga de metralleta, Drop Dead es un título muy recomendable para ti.

 

El juego ha sido analizado en su versión de Oculus Quest.

+ Sabor a arcade clásico

+ Muy divertido

+ Variedad de armas y enemigos

- Alguna fase más hubiera estado bien

- ¿Dónde está el boss de final de fase?

7,4 "Bueno"
VRGameCritic

Comentarios (10)

Enlace al foro
  • ¿Que esos gráficos son de Quest? ¿No son capturas de PC?

    ¿Cómo se usa el hacha? ¿Con el botón de disparo o con tracking de la mano?
    1 0
  • kiketron

    kiketron

    Visores

    Gear VR
    HTC Vive
    HTC Vive Pro
    Este lo jugué con revive y me gustó bastante. Es simple pero mola un 7.5 efectivamente es la nota perfecta. No fui capaz de acabarlo parecía imposible como si tuviera rota la dificultad. No se si es cosa de jugarlo con revive o que es así de jodido de nacimiento el juego. Al principio bien fácil que era. Ni idea de lo que vale pero lo recomiendo sin duda y más en Quest.
    2 0
  • Sr_Ton

    Sr_Ton

    Visores

    PlayStation VR
    Oculus Go
    Oculus Quest
    Gracias por el análisis, muy bueno. Este juego de primeras parece sencillote pero al final te pegas unos buenos vicios. Yo cuando tengo una horita suelta me pongo a pegar unos tiros y te quedas la mar de bien. Me gusta este juego!
    1 0
  • cercata

    cercata

    Visores

    Oculus Rift
    PlayStation VR
    Oculus Go
    Oculus Quest
    En Oculus GO la dificultad al final se te va la olla tambien ... y se supone que cuando te lo acabas le puedes dar 2 pasadas mas !!! lol
    5 1
  • HenryCO

    HenryCO

    Visores

    PlayStation VR
    Oculus Quest
     Hypernova:¿Cómo se usa el hacha? ¿Con el botón de disparo o con tracking de la mano?

    El uso es muy natural, se mueve asociada a tu mano mientras la tengas cogida. Para lanzarla simplemente hay que hacer el gesto correspondiente y soltarla en el momento justo

     cercata:En Oculus GO la dificultad al final se te va la olla tambien ... y se supone que cuando te lo acabas le puedes dar 2 pasadas mas !!!  lol

    La verdad es que la dificultad va aumentando conforme el juego avanza, de ahí que necesitara unas 10 horas para acabarlo, pero en ningún caso me ha parecido algo insalvable. Recomiendo darle al juego las tres pasadas que mencionas ya que en cada una de ellas existen objetivos ligeramente diferentes que, en mi caso, me han resultado bastante atractivos.

     kiketron:Ni idea de lo que vale pero lo recomiendo sin duda y más en Quest.

    El hecho de jugarlo sin cables resulta muy interesante sobretodo en el modo Horda donde los enemigos pueden venir desde cualquier lado. Sin embargo hay que decir que el juego está muy enfocado para ser jugado en los 180º frontales, digamos que siempre avanzas hacia delante.

    Y gracias a todos por comentar!
    2 0
  •  HenryCO:
       Hypernova:¿Cómo se usa el hacha? ¿Con el botón de disparo o con tracking de la mano?

    El uso es muy natural, se mueve asociada a tu mano mientras la tengas cogida. Para lanzarla simplemente hay que hacer el gesto correspondiente y soltarla en el momento justo



     cercata:En Oculus GO la dificultad al final se te va la olla tambien ... y se supone que cuando te lo acabas le puedes dar 2 pasadas mas !!!  lol

    La verdad es que la dificultad va aumentando conforme el juego avanza, de ahí que necesitara unas 10 horas para acabarlo, pero en ningún caso me ha parecido algo insalvable. Recomiendo darle al juego las tres pasadas que mencionas ya que en cada una de ellas existen objetivos ligeramente diferentes que, en mi caso, me han resultado bastante atractivos.



     kiketron:Ni idea de lo que vale pero lo recomiendo sin duda y más en Quest.

    El hecho de jugarlo sin cables resulta muy interesante sobretodo en el modo Horda donde los enemigos pueden venir desde cualquier lado. Sin embargo hay que decir que el juego está muy enfocado para ser jugado en los 180º frontales, digamos que siempre avanzas hacia delante.

    Y gracias a todos por comentar!


    Menos mal, lo del hacha hubiera sido una cagada. Tiene pinta de juegazo.

    ¿Entonces las capturas que has puesto son de la versión de Quest?
    0 0
  • HenryCO

    HenryCO

    Visores

    PlayStation VR
    Oculus Quest
    Las imágenes son del juego lo que pasa es que dentro del visor todo pierde calidad. Si quieres tener una idea de cómo se percibe in-game puedes ver el video que hay al inicio del análisis o este que te pongo de nuestro compañero Pacotaco



    En cualquier caso ya te digo que gráficamente el juego cumple perfectamente. Tiene una estética de colores muy vivos, con estilo propio y que gestiona perfectamente un visor como Quest. No es el low-poly facilón que hemos visto en otros casos.
    1 0
  •    HenryCO:Las imágenes son del juego lo que pasa es que dentro del visor todo pierde calidad. Si quieres tener una idea de cómo se percibe in-game puedes ver el video que hay al inicio del análisis o este que te pongo de nuestro compañero Pacotaco



    En cualquier caso ya te digo que gráficamente el juego cumple perfectamente. Tiene una estética de colores muy vivos, con estilo propio y que gestiona perfectamente un visor como Quest. No es el low-poly facilón que hemos visto en otros casos.



    En este caso no me refiero a cómo se ve en el visor sino al nivel que tiene al margen de resolución, FPS y SSAA.

    Por lo pronto tiene buenos shaders y diría que tiene oclusión ambiental. Es mas o menos un salto generacional con lo que he visto en Go que es más como Wii.

    Es como un juego de 360 o PS3 tipo 60 FPS pero con más resolución, FPS y con SSAA. Carmack dijo que rendía como una 360...
    1 0
  • ¿ Es cross-buy ? ¿ Por qué no se especifica en la tienda de Oculus ?
    Me parece un dato importante a la hora de comprar.
    0 0
  • HenryCO

    HenryCO

    Visores

    PlayStation VR
    Oculus Quest
    Charlie21:¿ Es cross-buy ? ¿ Por qué no se especifica en la tienda de Oculus ?
    Me parece un dato importante a la hora de comprar.


    Según los propios desarrolladores: "Purchase Dual Strike on Quest, and you will also receive a copy on Oculus Rift, and vice versa."
    5 0