Rainbow Reactor: ANÁLISIS

Una propuesta que hace uso de mecánicas de Bubble Witch Saga y baloncesto. Una mezcla renovada para RV en Rift, Vive e Index.

25 JUL 2019  14:00

marianoman

2 comentarios

Rainbow Reactor: ANÁLISIS

Una propuesta interesante para jugar sin presiones

Si eres partícipe de actividades físicas como el baloncesto y en tus momentos libres agarras tu teléfono móvil y te dedicas a jugar a títulos del estilo Bubble Witch Saga, con este juego para realidad virtual puedes ahorrarte un tiempo y unir ambas actividades en la comodidad de tu hogar. La premisa es sencilla: unir pelotas de diferentes colores para generar puntos e ir elevando la puntuación. Pero adentrémonos en el juego y desglosemos lo indicado en la línea anterior de forma detallada.

 

 

El juego te introduce en la mecánica contándote que tendrás que ayudar a proporcionar a toda una ciudad la energía "Rainbow" más propia y limpia del futuro, todo ello gracias al Rainbow Reactor. Las operaciones habituales han colapsado cuando la grúa de carga no funcionó correctamente. Es en este momento que entras en juego, dependiendo de nosotros hacer el papel de un "Cleaner Bot" despistado, teniendo que cargar el reactor de forma manual. No es una tarea fácil, ya que las bolas de "cromio" que están llenas de energía preciosa son muy volátiles. Cualquier mal manejo podría terminar en desastre...

 

 

En cuanto a la interfaz, es sencilla y está bien diseñada para las características del juego. En la parte del selector de modos de juego encontramos "Full", "Single" y "Party". La primera opción ("Full") compara nuestros resultados con otros jugadores, quedando listados en una tabla de clasificación online. En la segunda opción ("Single") podemos jugar en cualquier nivel sin participar en la clasificación. En el tercer y último modo ("Party") seleccionamos el nombre de la persona que va a jugar, quedando así almacenados los resultados en local, por lo que podemos competir con nuestros amigos en casa.

 

Dispone de selección de idioma (hay español, aunque en mi caso solo se ha activado el audio y no así el texto), selección de detalles, cambio de Super Sampling y no mucho más. No falta nada para explotar las características del juego, pero debo aclarar que el manejo, aunque en la teoría debería ser súper fácil, está mal implementado (al menos para el caso de los controladores Touch de Oculus) ya que falta precisión en este apartado, el Touch confunde las pulsaciones de selección entre el gatillo del dedo índice y el gatillo del dedo de agarre mayor de la mano, pues ambos realizan la misma tarea. Esto se podría mejorar haciendo la tarea más intuitiva, por ejemplo pulsando algún tipo de botón virtual en pantalla.

 

Se echa en falta una mayor variedad de escenarios, el reactor siempre es el mismo, y lo que va variando es un enrejado con receptáculos pentagonales imitando lo que fuese un panel de abejas que a medida que avanzas de nivel de dificultad se va haciendo más pequeño.

 

Como indicábamos al principio, la mecánica del juego es simple: hay un reactor de colores delante de ti en el cual debes arrojar pelotas de colores sobre la casilla del mismo, haciendo que las bolas arrojadas en un conjunto mínimo de 3 bolas de cromio del mismo color ejecuten la cadena de reacción para generar la energía necesaria. Mientras más bolas se juntan en una reacción, más puntos se ganarán. Las bolas de colores también pueden ser unidas para generar una bola de un color diferente, siendo el objetivo lograr la cantidad de reacciones necesarias para pasar de nivel. Finalizado un nivel, se contarán las bolas que quedaron en el reactor sin reaccionar, restando así puntos a los obtenidos por las reacciones.

 

 

Hasta aquí todo parece una tarea sencilla, pero hay que tener en cuenta que las bolas llegan hacia ti por un par de carriles ubicados a ambos lados, cual fuese un carril de bolas de pinball al ser lanzados hacia la mesa. Estos carriles (quitando el primer nivel) están abiertos en su final, por lo que las bolas que no sean recogidas a tiempo se perderán. Esto será penalizado con una falta llamada "Strike".

Pero solo es una parte de la ecuación completa, hay que sumarle que la plataforma del reactor es abierta, por lo que si tiras una bola de cromio fuera del reactor, la perderás y cometerás una falta. Tienes 5 "Strikes" en la partida para el "Game Over". La dificultad se verá incrementada a medida que avancemos de nivel. El panel de casillas del reactor donde tenemos que encestar las bolas de cromio se irá reduciendo en cuanto a número de compartimentos, la velocidad con la que vienen las bolas irá aumentando y, por si fuera poco, en la parte trasera del reactor caerán bolas de cromio remanentes de bajo poder de reacción, por lo que se irá llenando la canasta a medida que pasa el tiempo.

 

 

El juego es propicio para ejecutar las tareas sentado o de pie, por lo que puedes hacerlo de la manera que más estés a gusto en el momento (yo he preferido hacerlo de pie). El lanzamiento de las bolas hacia el reactor está bien implementado, utilizando movimientos como si fueras un jugador, es decir, haciendo un gesto de agarrar y soltar de forma natural con nuestros controladores de movimiento.

 

Pasando al apartado gráfico, hay que convenir que el juego no es un portento visual, pero tampoco se le puede pedir demasiado a un juego de estas características donde no es premisa lograr una inmersión profunda en el ambiente para meterse en el papel del personaje de una película, por lo que se puede decir que cumple con las expectativas visuales, aunque se echan en falta texturas más variadas, más escenarios y diferentes reactores.

 

 

El sonido acompaña bien la actividad, tanto en las interacciones como en la música de fondo que suena mientras realizamos nuestro trabajo. No destaca principalmente, pero está a la altura de lo que se requiere. 

CONCLUSIÓN

Se trata de un buen juego para pasar un momento de ocio sin muchas pretensiones, esto es, divertirse sin más y sin tener que seguir argumentos complejos o resolver complicados puzles. Resulta adictivo cuando comprendes la mecánica, por lo que es un juego recomendado para los amantes del género.

+ Modos de juego.

+ Audio en español.

+ Adictivo.

- Interacción con los menús a mejorar.

- Se hecha en falta nuevas pantallas o localizaciones.

7 "Bueno"
VRGameCritic

Comentarios (2)

Enlace al foro
  • kiketron

    kiketron

    Visores

    Gear VR
    HTC Vive
    HTC Vive Pro
    Gracias, no lo conocía.
    Lo acabo de probar y bueno lo veo graciosete para poner a los niños. No es malo, pero no le daría más de un 6 o un 5 porque incluso a corto plazo lo veo un juego que quedaría olvidado. Las tres primeras partidas molan pero luego se me hace monótono. Me encanta el robot cabezudo.
    3 0
  • marianoman

    marianoman

    Visores

    Oculus Rift
    Si, es un lindo juego para los niños. Espero que lo puedan disfrutar. wink Saludos.
    2 0