Probamos los nuevos contenidos de Defector, Vox Machinae y Final Assault

Nos adentramos en otros tres juegos que mostró la compañía la semana pasada en San Francisco, siendo el último de ellos un juego de estrategia en tiempo real.

26 SEP 2018  21:00

Harold

2 comentarios

Probamos los nuevos contenidos de Defector, Vox Machinae y Final Assault

Más acción y estrategia para Rift

En el evento Pre Oculus Connect 5 de San Francisco, al que nos invitó Oculus la semana pasada, estaban presentes también otros títulos como Defector, que se retrasa al año que viene para añadir más contenidos, Vox Machinae, que arranca hoy mismo en acceso anticipado, y Final Assault, un RTS multiplataforma que llega en los próximos meses.

 

A continuación os ofrecemos las impresiones de cada uno de ellos.

 

DEFECTOR

El juego de los creadores de Wilson's Heart, que ya pudimos probar hace unos meses, tenía una nueva demo en la que podíamos sumergirnos en una nueva misión ambientada en la India. Esta consistía en perseguir a través de la ciudad y de los tejados a un agente corrupto, siendo necesario reaccionar rápido ante las circunstancias del entorno con el fin de no perderle la pista al desertor. En todo momento éramos nosotros mismos, con movimiento libre, los que controlábamos la locomoción del personaje, por lo que si nos entreteníamos o desorientábamos, corríamos el riesgo de no saber hacia dónde ir. Para ello, el juego nos ayudaba con una silueta de la última acción realizada, es decir, si había bajado por una rampa, entonces aparecía en ese lugar un icono del personaje realizando la acción, que iba desapareciendo poco a poco.

 

Por tanto, estos compases de la misión eran una carrera frenética (empujando puertas, subiendo escaleras, deslizándonos por tuberías, etc.) bastante animada donde en determinados momentos conseguíamos alcanzarlo para tener un encaramiento a puñetazos con él. Aquí las mecánicas eran las mismas que la demo anterior, las cuales nos sorprendieron ya que no era simplemente bloquear y atacar, pues también podíamos anticiparnos y ser nosotros los que sorprendiéramos al enemigo, aunque no sería lo más habitual. En caso de fallar en alguna acción, siempre podíamos volver al último punto de control.

 

 

Defector no solo van a ser tiros y más tiros, el juego combinará distintas mecánicas y misiones para ofrecernos mucho más, de hecho, aquí no cogimos ni una sola arma. Además de la persecución (que fue lo que probamos), en los tráilers que acompañan el artículo podemos ver cómo la India nos ofrecerá también combates clandestinos, juegos de azar y otras actividades en las que trataremos de influenciar a algunas personas. Tal y como indicaba nuestro compañero OMG en su prueba, el motor Beard utilizado por Twisted Pixel no nos quita el aliento, pero ofrece un buen acabado en conjunto. En definitiva, nos quedamos con ganas de seguir probando más, lo cual es bueno.

 

Tras la partida, estuvimos realizando algunas preguntas al equipo de Twisted Pixel, quienes compartieron que seguramente la versión final tendrá ajustes para que la interfaz virtual donde se posiciona el arma y la munición giren con el personaje y no se quedan estáticos, dificultando el juego en configuraciones de 360º. Cada una de las misiones ofrece distintas ramificaciones, lo que significa que según decidamos así será nuestra experiencia. De cara a la rejugabilidad, además de poder jugar al nivel de nuevo para elegir otras acciones, también podremos saltar a determinados puntos para, por ejemplo, probar qué habría pasado si hubiéramos optado por ir por la derecha. En cuanto a la duración, están trabajando duro para añadir el mayor número de contenidos, y prueba de ello es el retraso que han anunciado (en algún momento de 2019), con el que también terminarán de mejorarlo.

 

 

Twisted Pixel recalca que su objetivo con Defector es hacernos sentir que somos un agente especial e ir más allá de lo que estamos acostumbrados en mecánicas de disparos y más.

 

VOX MACHINAE

Space Bullet Dynamics también estaba presente en el evento con su juego de mechas que arranca hoy mismo (26 de septiembre) en acceso anticipado (disponible por 24,99 dólares). Vox Machinae es un título que nos sumerge dentro de la cabina de un gran robot para vivir batallas multijugador (hasta 16 jugadores) con distintos modos de juego, como los dos que pudimos probar: duelo a muerte por equipos y captura de posiciones. Cada uno de los mechas disponibles cuenta con distintas propiedades únicas, siendo sobre todo el armamento una de ellas. Algunos son más rápidos pero menos potentes y otros más lentos pero más letales.

 

La sensación de estar dentro de la cabina está muy conseguida, ya que se acentúa con la interacción mediante los distintos controles de su interior. Aquí para que nuestro robot avance no hay que darle al stick izquierdo del controlador, como podríamos suponer, sino que hay que agarrar una palanca de la cabina virtual (a nuestra izquierda) con el botón de agarre de nuestro controlador. Lo mismo para girar (no es posible realizar movimiento lateral o strafe) e incluso arrancar el vehículo. A estos movimientos hay que sumar la posibilidad de volar o elevarnos, que accionamos con otra palanca virtual de la que tiramos hacia arriba. Con estas posibilidades, así como con nuestro disparo principal y secundario (si tenemos) que dirigimos mediante la mirada, nuestra misión será recorrer los distintos mapas rocosos (al menos los que probamos) para eliminar a otros robots o tomar las posiciones.

 

 

 

Al principio resulta un poco complicado acostumbrarse a accionar mecanismos de la cabina para realizar todas las acciones, pero seguramente con practica puedas desarrollar grandes estrategias de combate. Los mechas cuentan también con un modo de disparo preciso en el que vemos una pantalla con zoom en la cabina, con la que si tenemos el arma apropiada podemos barrer a un enemigo muy rápido. Al disparar las armas será clave controlar que no se calienten, pues de lo contrario nuestro robot activará la armadura mientras se enfrían, dejándonos totalmente vendidos en medio del combate y sin la posibilidad de ver lo que ocurre. A su vez, en una de las pantallas disponibles podremos controlar los daños recibidos, y si en algún momento vemos la cosa muy mal, tenemos la opción de auto eyectarnos para volver a salir.

 

 

Gráficamente resultaba un tanto simple, no siendo uno de sus puntos más destacables, y he de confesar que tampoco destacó en diversión, aunque cuenta con las mecánicas adecuadas y los modos suficientes para ofrecer, probablemente, buenas horas de diversión una vez te familiarices con todo y juegues en equipo. Además dispone de bots para rellenar huecos. Finalmente, una de las cosas que más nos llamó la atención fue el chat de voz, ya que cuando alguien te habla podemos ver a su avatar reproduciendo incluso los movimientos de manos, lo que genera una comunicación más amena.

  

FINAL ASSAULT

El equipo de Phaser Lock nos contaba en el evento que después de haber creado el juego Final Approach, en el que actúas de controlador aéreo, les pareció un salto natural crear algo más avanzado como Final Assault, su nuevo juego de estrategia en tiempo real que también pudimos probar.

 

Con toques de tower defense, nuestra labor como comandante es ir desplegando distintos tipos de unidades desde una paleta que sacamos con el controlador derecho. Estas unidades tienen un coste que reducen la barra de recursos, la cual se recarga con el paso del tiempo sin necesidad de recolectar más. Por tanto, se trata de gestionar bien nuestras unidades y elegir aquellos caminos automáticos por los que atacarán. Cada mapa tiene una serie de rutas automatizadas (dos en el que probamos) por donde se mueven tanto nuestras unidades como las del enemigo, aunque siempre tenemos la opción de mover a mano cualquier unidad hacia cualquier punto del mapa, algo que nos sirve para desarrollar distintas estrategias.

 

Tenemos disponibles unidades de tierra y de aire, siendo estas últimas aviones, aunque es posible que conforme avancemos en el juego podamos desbloquear aún más. Las de tierra son vehículos ligeros con varios soldados, así como distintos tipos de tanque y carros de combate con lanzaderas de misiles y más. Para ganar tenemos que reducir la barra de energía de la base de enemiga. El control de todas las unidades y nuestro desplazamiento por el mapa lo llevamos a cabo con los controladores de movimiento, de forma similar a otros títulos del género como Brass Tactics.

 

 

Nuestra partida fue un tanto sencilla, limitándonos todo el rato a lanzar por los dos caminos que había a varios tipos de unidades, así como también a generar algunos aviones que nos cubrieran desde arriba o destruyeran aviones enemigos. A pesar de lo corto, resultó ser una experiencia satisfactoria y divertida, aunque con un desarrollo más simple al no tener que controlar siempre cada unidad a mano.

 

Final Assault llegará en la primavera de 2019 a todos las plataformas (PC y PSVR) y tendrá campaña para un jugador (de entre 6 y 8 horas) y modo multijugador para jugar contra otra persona. Además, se podrá disfrutar con textos en español.

Comentarios (2)

Enlace al foro
  • cercata

    cercata

    Visores

    Oculus Rift
    PlayStation VR
    Oculus Go
    Oculus Quest
    Fuah que pintaza el Defector, una escena me ha recordado al principio de Sleeping Dogs
    1 0
  • Fguillotine

    Fguillotine

    Visores

    Oculus Rift Development Kit 2
    Gear VR
    Cardboard
    Oculus Rift
    Oculus Go
    pues sí, pintaza. No se si son mis ojos pero en este trailer se aprecia una especie de cell shading muy sutil que le da una apariencia muy de comic. Espero que no se retrase mucho más, lo quiero YA!.

    Saludos
    0 0