Blood & Truth: IMPRESIONES

La esencia de London Heist (PlayStation VR Worlds) evoluciona para ofrecernos más acción por la ciudad de Londrés.

24 AGO 2018  14:14

Harold

1 comentarios

Blood & Truth: IMPRESIONES

La evolución de London Heist

A pesar de que la estrella del gran stand de Sony en Gamescom era Firewall Zero Hour y de que el robot diminuto de Astro Bot pedía paso, el juego Blood & Truth de London Studio quiso también su parte de protagonismo. El título, que representa la evolución de la experiencia London Heist de PlayStation VR Worlds, nos convierte en un agente especial (en primera persona) cuyo propósito es avanzar a través de una serie de misiones en las que vamos acabando con múltiples enemigos y realizando distintas situaciones de película. En nuestro caso, poco pudimos experimentar en este sentido, más allá de algunas explosiones y situaciones de tiempo a cámara lenta activadas cuando lo deseemos al pulsar los dos botones principales de los Move. El tráiler muestra ciertos ejemplos como cuando atraviesa la ventana de un edificio. Los minutos que pudimos probar nos sumergen en la acción directamente, sin cinemáticas ni pistas sobre la historia donde supuestamente tendremos que salvar a nuestra familia de un criminal despiadado.

 

La demo la jugamos con dos controladores de movimiento Move y sentados en una silla. Esta opción quizás no fuera la mejor manera de jugarlo, como os ampliaremos más tarde. Nada más sentarnos y colocarnos el visor, lo primero que vimos fue como cerraban la aplicación, la lanzaban de nuevo y seleccionaban en un menú la "versión corta", anticipando que nos íbamos a quedar a mitad de camino.

 

Una vez ya en el título, lo primero que completamos es el tutorial en el que nos enseñan cómo funcionan las mecánicas de movimiento y de disparar. Blood & Truth no es un juego en el que nos desplacemos libremente: consiste en posiciones fijas entre las que nos vamos moviendo al dirigir nuestra mirada sobre un icono que las marca. Pulsando un botón, nuestro personaje avanza automáticamente y de forma continúa hacia el destino seleccionado, no siendo posible cambiar a otra diferente durante el trayecto entre posiciones, ni regresar a puntos que el juego ya ha dado por recorridos. Este detalle nos preocupa.

 

Mientras ocurren nuestros desplazamientos, podremos realizar cualquier acción, ya sea disparar a cualquier enemigo que nos aparezca o recargar las diferentes armas. Por resumir, Blood & Truth nos propone movimientos de cobertura hacia zonas determinadas previamente seleccionadas con la vista, añadiendo la opción en algunas de ellas de cambiar de zona pulsando X o Y sin necesidad de mirarlas. Podríamos decir que tenemos una experiencia sobre raíles, pero con la libertad de ser nosotros los que marcamos cuándo avanzamos y cambiamos de vía en todo momento.

 

 

En cuanto a las armas, su funcionamiento es el mismo que en London Heist, teniendo que realizar la recarga de forma realista. Durante la experiencia utilizábamos dos pistolas con cargadores infinitos que cogíamos del pecho de nuestro avatar virtual. Estas armas podíamos guardarlas en los laterales de nuestras piernas, algo que más tarde descubriríamos que era necesario para, por ejemplo, subir escaleras. A nuestra espalda también llevamos una ametralladora, aunque al parecer en la demo corta no se hacía uso de ella. Las armas se pueden intercambiar de manos y podremos apuntar con ellas de forma más precisa por su mirilla. Cuando aparezcan múltiples enemigos, lo habitual será activar la habilidad especial Focus que ralentiza el tiempo durante unos segundos (el efecto tiempo bala de toda la vida) que nos permitirá intentar headshots con más precisión o esquivar las balas que nos disparen. Como en todos los juegos, esta habilidad tiene un tiempo muy limitado que necesitará recargarse después de cada uso.

 

El mapa que pudimos probar se desarrollaba por una zona exterior de tipo industrial en obras por la que al poco de realizar varios avances llegábamos a un lugar con enemigos. A partir de aquí íbamos avanzando por el escenario y eliminando a los distintos criminales que aparecían, siendo estos de dos clases (al menos en la demo): los que no tenían ningún tipo de protección -que de un tiro a la cabeza nos los ventilábamos- y los que llevaban chalecos antibalas, casco, o demás, que necesitaban mucho más trabajo. La IA también tomaba coberturas e incluso trataba de llegar a nosotros moviéndose por los distintos puntos del juego. Recuerdo en especial un enemigo que llevaba casco y chaleco antibalas que vino directamente a por nosotros. Tuvimos que gastar varios cargadores para acabar con él mientras tratábamos de neutralizar también al resto de criminales que aparecían en los alrededores.

 

Al igual que en otros juegos de acción, no contamos con barra de vida, sino que ésta se basa en la cantidad de daño recibido en poco tiempo, detectada por una ayuda visual. No sabría decir si durante la demo teníamos vida infinita, ya que cuando parecía que iba a morir, justo se colgó la demo. Por desgracia no había ningún desarrollador en el stand para consultar todos estos aspectos.

 

Blood & Truth recuerda gráficamente a London Heist en su estilo y calidad, pero con una pequeña mejora visual. Nos habría gustado probar mucho más para vivir algunos de los momentos más elaborados de toma de decisiones e intimidación del enemigo que se muestran en el tráiler. La demo era simplemente avanzar y eliminar enemigos. Una experiencia que ciertamente no me desagradó pues el juego recupera el espíritu de London Heist, para desde ahí, ofrecernos mucho más. Pese a que el juego apunta a que nos aportará buenos ratos de diversión y momentos épicos, es cierto que no parece ser una revolución en cuanto a dinámica de juego.

 

 

A modo de reflexión, es posible que jugar sentados sea lo indicado. Conforme iba avanzando por el mapa encontraba situaciones como la de una caja en la que sabía que tenía un enemigo que podía neutralizar si me asomaba por encima de ella, pero no podía hacerlo a menos que me levantara de la silla.

 

A modo de reflexión: aunque jugar sentado parezca que sea lo indicado, en el mapa nos encontraremos situaciones en las que una posición de pie favorecería en mucho la dinámica del juego (por ejemplo, aquellos enemigos a los que podríamos derribar apuntando por encima de las coberturas, alturas inaccesibles si jugamos sentados). Por esta razón, acabamos jugando parte de la demo de pie, teniendo cuidado pues el tracking estaba orientado hacia abajo. Tenemos que decir también que según pasaban los minutos de la demo, nos íbamos percatando de que muchas de esas veces que sentíamos la necesidad de ponernos en pie, no era tan necesario pues podíamos elegir una cobertura mejor para derribar a ese enemigo.

 

Blood & Truth continúa en desarrollo y probablemente evolucione aún más antes de su fecha de salida, probablemente este año. Sin duda, que lo probáramos tras la demo de Firewall Zero Hour no le hizo justicia al juego. Como decimos, Blood & Truth tiene el potencial de ofrecernos la misma diversión de la que pudimos disfrutar con el título de lanzamiento VR Worlds, al menos en cuanto a tiroteos y satisfacción cuando consigues grandes disparos. No fue posible capturar la partida que realizamos, aunque podéis ver algo del juego en este otro vídeo recogido por nuestro compañero sellocpr. En este otro enlace tenemos también un gameplay con más escenas del juego.

Comentarios (1)

Enlace al foro
  • sellocpr

    sellocpr

    Visores

    Gear VR
    Cardboard
    PlayStation VR
    Quiza las mecanicas del juego no sean las mejores, pero creo que este juego se va a ver espectacular, yo creo que todos los que probamos london heist, nos quedamos con ganas de más cuando nos lo pasamos, a ver en que se queda finalmente pero creo que va estar bien.
    4 0