Dream Angling: ANÁLISIS

Dream Angling nos propone un nostálgico e introspectivo viaje a través de recuerdos, sueños y vivencias, una experiencia fantástica y onírica, con un curioso hilo conductor... la pesca. Disponible para PSVR.

2 AGO 2018  13:00

NeuralNoise

1 comentarios

Dream Angling: ANÁLISIS

Sueños humedos

 

Cuando pensamos en juegos de pesca nos vienen a la cabeza ríos caudalosos o la orilla de algún gran lago al atardecer, olvida todo esto, en Dream Angling (o Pesca de sueños) visitaremos cuartos llenos de juguetes gigantes y bosques sacados de algún cuento de hadas. Y es que Dream Angling es una propuesta extraña, es un simulador de pesca, pero al principio nada parece indicar esta premisa. Desde el mismo menú, un escritorio en una acogedora buhardilla, acompañados por una melodía relajante, ya queda claro que por lo menos en lo estético nos encontramos ante un juego que quiere parecer sosegado e intimista, y digo en lo estético porque después a la hora de jugar, los retos que nos plantea son, en muchos casos, bastante complicados y frenéticos.

 

 

Gráficos y sonido

Al iniciar Dream Angling, lo primero que llama la atención es el buen trabajo realizado en el apartado gráfico. Al principio nos encontramos con un original menú en forma de escritorio, una buhardilla que desprende nostalgia en todos sus píxeles, cargada de detalles y con una nitidez envidiable. Incluso podremos observar el cielo a través de un telescopio, uno de los mejores menús que he experimentado en RV, que sabe sacar partido al medio en el que se encuentra, puesto que este menú no funcionaría igual de bien si en vez de ser un juego para RV lo estuviéramos contemplando en un monitor. El nivel se mantiene en cada uno de sus 4 escenarios, coloristas, con muchos detalles, extraordinariamente bien definidos y que saben trasmitir esa atmósfera onírica de la que hace gala el juego, mención especial para un escenario "urbano" steampunk con varios elementos móviles, que es bastante impresionante. Los peces también brillan con luz propia tanto por la calidad de los modelados, como por la variedad de estos.

 

 

En el sonido nada que destacar, unos efectos correctos y reconocibles, alejados de cualquier estridencia, que sirven para remarcar la atmósfera relajada. Lo mismo podemos decir de la música, aunque solo tenemos un tema por escenario (jugaremos varias veces en cada escenario), no se hace monótona, con unas melodías de tempo tranquilo y sosegado, el juego mantiene el tipo en este apartado.

 

 

Modos de juego

Dream Angling tiene dos modos de juego: campaña y competición, siendo el primero el más interesante. Accedemos a la campaña desde un cuaderno que se encuentra en el escritorio del menú. Este cuaderno al principio está en blanco y lo iremos rellenando a base de recuerdos en forma de anotaciones (el juego viene en inglés) y dibujos sobre la vida del protagonista, la forma de conseguir estos recuerdos es superando diferentes retos de pesca. Al abrir el cuaderno nos aparecerán flotando diferentes objetos (un gorro o un frasco de medicamentos, por ejemplo) y deberemos seleccionar uno de estos para acceder a un reto de pesca, esto es importante porque, al seleccionar uno, no podremos seleccionar el otro, perdiendo ese recuerdo. Esto que en principio parece un detalle sin importancia, se convierte en un engorro puesto que no hay manera de revisitar esos puntos y nos obliga a rejugar el juego completo para ver esos recuerdos, dando la impresión de ser una manera de alargar artificialmente la vida del producto.

 

Otro punto que juega en contra de la campaña, es el planteamiento de los retos, estos consisten en pruebas cronometradas en las cuales debemos sacar cierta cantidad de puntos en capturas o pescar solo ciertas especies, hasta aquí todo normal, lo malo es que los tiempos son muy justos y los retos complicados, haciendo que se pierda esa agradable sensación de tranquilidad que intenta trasmitir el juego, al no poder pararte a contemplar el escenario y disfrutar de él, en ocasiones voy a pescar y gran parte del encanto de pescar consiste en que es una actividad muy relajada (no sacas gran cosa pero tranquiliza). En este aspecto su competidor directo Monster of the Deep (Final Fantasy) capta mejor la sensación de salir a pescar un fin de semana, además este último posee más opciones de personalización y mejora de elementos, tales como diferentes cañas, señuelos y sedales. Aunque también hay que recordar, que el estilo onírico y fantástico de Dream Angling se puede permitir prescindir de toda esa parafernalia.

 

 

El modo competición no tiene misterio, las mecánicas son las mismas, básicamente sacar todo lo que puedas en rondas cronometradas, pero desbloqueando ayudas. Estas puntuaciones irán a una tabla de records. En esta tabla solo se registran tus propias puntuaciones, por lo que este modo, a priori, no es muy interesante.

 

 

Se echa de menos un modo de pesca libre en el que poder disfrutar de los entornos y la jugabilidad, sin tener que estar pendiente del reloj. Una pena y una oportunidad perdida de redondear el juego.

 

 

Jugabilidad

La pesca es una actividad que encaja como un guante con la RV, la posición estática de esta práctica y el uso de los mandos de movimiento, permite recrear de manera fiel el arte de pescar. Dream Angling no es una excepción, el seguimiento es muy bueno, lanzar se convierte en una tarea muy placentera gracias a la precisión de la que hace gala el juego. La jugabilidad es muy simple, con una mano sostenemos la caña y con otra recogemos sedal, el juego al principio nos pregunta cuál es nuestra mano buena, un buen detalle por parte de los desarrolladores. Una vez lanzamos el señuelo la mecánica es muy sencilla, el pez pica y tenemos un medidor de tensión sobre la presa, debemos mantenernos siempre en verde para evitar romper el sedal, esto se consigue moviendo la caña a favor del movimiento del pez y soltando un poco de hilo. En este aspecto la mecánica es muy satisfactoria, lo malo es que es muy fácil romper el sedal y debido a lo ajustado del cronómetro, se puede llegar a convertir en una experiencia muy frustrante, y no por perder una captura, sino por tener que repetir continuamente las mismas pruebas. Otro detalle que rompe el misterio de la pesca es que el agua es completamente transparente, es decir, en todo momento ves a todos los peces restando verosimilitud, y para mi gusto diversión. Por otra parte no olvidemos que es un sueño, así que todo puede ocurrir.

 

 

El juego nos da la posibilidad de jugar tanto con los moves como con el gamepad, la primera opción funciona muy bien (como ya comentamos antes) y es muy inmersiva. Jugar con el gamepad se convierte en una especie de modo fácil, con esta opción de control movemos la caña con la cabeza, siempre tendremos la caña centrada y según miremos a un lado o a otro se moverá la caña. Con el mando solo tendremos que pulsar un botón para recoger sedal y, al soltar el botón, soltamos el sedal. Con este modo se pierde realismo y a la vez el juego pierde dificultad.

 

 

CONCLUSIÓN

Dream Angling es un divertido pasatiempo, un producto con una ambientación y gráficos muy cuidados. Una jugabilidad divertida y un original planteamiento narrativo. Pero al que algunas decisiones de diseño, sobre todo la adición del cronometro a las pruebas, afean el conjunto, al generar mucha frustración y una sensación de urgencia en un producto que pide a gritos ser una experiencia mas contemplativa y sosegada. Aun así, si te gustan los juegos de pesca y teniendo en cuenta que se vende a un precio bastante ajustado, puede ser una opción interesante para estas calurosas tardes de verano.

+ Gráficamente muy bueno

+ Atmósfera bien conseguida

- Decisiones de diseño que afectan negativamente a la jugabilidad

- Puede hacerse repetitivo

6,5 "Bueno"

Comentarios (1)

Enlace al foro
  • otro juego mas del monton, nada del otro mundo y con agua transparente para ver a los pecesitos besandose unos con otros, creo que darle un 6.5 a este juego es pasarse un poco bastante pero bueno
    2 3