Kona VR: ANÁLISIS

Métete en la piel del investigador Carl Faubert, investigando una serie de actos vandálicos que pronto descubriremos que no son lo que parecen. Disponible para Rift, Vive y PSVR.

25 JUN 2018  16:42

sellocpr

8 comentarios

Kona VR: ANÁLISIS

Kona

Hoy traemos una historia de suspense y tensión que hará las delicias de los más amantes de la exploración y la supervivencia, de la mano de la desarrolladora canadiense Parabole, llega a nuestras manos Kona, un título del que ya llevamos tiempo disfrutando en prácticamente todas las plataformas de sobremesa, pero que ahora da el salto a la realidad virtual (Vive, Rift y PSVR) en forma de actualización (de pago).

 

Nos metemos en la piel de Carl Faubert, un detective en busca de un caso un tanto extraño, para el que tendremos que ir a un pueblo al norte de Canadá con el fin de investigar más sobre lo acontecido en aquel lugar.

 

Kona nació como una idea muy original, con su propia campaña de Kickstarter, que vio la luz en la gran mayoría de plataformas el año pasado, pero hace escasos días nos sorprendieron lanzando la versión de RV que formaba parte de la campaña de crowdfunding. La compañía prometía que la incursión en este nuevo medio cambiaría pocas cosas.

 

 

Primeros minutos

Canadá, 1970, recibimos una carta que nos informa de un extraño caso de vandalismo que está perturbando a William J. Hamilton, un extraño personaje multimillonario cuya ley de vida es pasar por encima de todo el que haga falta con tal de adueñarse de todo lo que se proponga. Citándonos en un recóndito pueblo en el norte de Quebec, Canadá, donde el clima y la naturaleza aún predominan sobre el ser humano, tomamos nuestra camioneta para dirigirnos hasta esta inhóspita zona. Después de un largo camino, cuando estamos a escasos kilómetros del pueblo, nos desviamos por el camino previsto en la carta y llegamos a una pequeña área de descanso en la que un pequeño puente con una barrera bajada obstaculiza nuestro paso, nos bajamos del coche y comenzamos a interactuar con nuestro personaje.

 

En esta primera zona, debemos de intentar subir la barrera que obstaculiza el camino a seguir, sirviéndonos de tutorial para familiarizarnos con los controles o ajustar el grado de confort a nuestro gusto. Podemos elegir entre movernos mediante teletransporte, hotspot o movimiento libre, aunque tenemos que decir que en cualquiera de las tres formas de locomoción solo tendremos la posibilidad de girar el mundo mediante cortes o saltos de 15 grados, sin posibilidad de giro o transición de cámara suave, dejándonos a los que tenemos ya bastante dominada la cinetosis sin opción de disfrutar del título como más nos hubiera gustado, que es con un movimiento libre en todos los sentidos.

 

Además, podemos interactuar tanto con nuestro gamepad como con nuestros controladores de movimiento, siendo bastante correctos los controles en ambos casos, previo a un pequeño periodo de adaptación que nos llevará a manejar nuestro personaje sin problemas.

 

Una vez logremos subir la barrera, nos podremos montar en nuestra vieja camioneta de nuevo, para irnos por el camino establecido, conduciendo el coche por donde nos plazca, dando una sensación de libertad bastante agradable, que nos deja con la sensación de ser bastante pequeños ante la inmensidad que nos rodea. Mientras nos vamos acercando al pueblo, un coche nos sorprende en una curva obligándonos a dar un volantazo que acaba con los dos vehículos accidentados, viéndonos forzados a bajar de nuestro vehículo y dar pie así a nuestro viaje por esta intrigante aventura.

 

Ya en estas primeras zonas iniciales, podemos observar una serie de aspectos a valorar en el resultado final del juego, como puede ser la calidad gráfica, la definición o el idioma, para el que contamos con subtítulos en español, pero solo disponemos de voces en inglés o francés, lo cual puede ensombrecer un poco este aspecto, ya que Kona es un juego donde la narrativa juega un papel muy importante y deberemos de empaparnos bien de todo lo que se diga o leamos, para no perdernos en esa pista que nos tendrá horas dando vueltas. Por otro lado, en el aspecto gráfico, con PSVR el título nos ofrece una experiencia con cierta borrosidad en los entornos abiertos con luz, pero que bien podría ser en parte el efecto de la tormenta, aunque si lo comparamos con la experiencia en pantalla tradicional, entonces sí apreciamos una bajada en la calidad gráfica, algo que podríamos asemejar con el gran mundo de Skyrim VR.

 

 

Supervivencia y frío, mucho frío

Después del sobresalto inicial de nuestro accidente, empezamos a explorar el entorno que nos rodea, abrimos nuestro mapa y nos fijamos que somos un puntito en una amplia zona, lo cual refuerza esa sensación de ser muy pequeños ante todo lo que tenemos a nuestro alrededor. Otro punto que nos llama la atención en estos primeros compases, es la imposibilidad de interactuar con nuestras manos, ya que mediante un mensaje nos dicen que debemos entrar en calor para poder avanzar en la historia, así que tendremos que tener en cuenta muchos factores para poder realizar con éxito nuestra investigación, como son la supervivencia ante las inclemencias meteorológicas, pues nos encontramos en medio de la nada con una ventisca de nieve, aire y hielo que no nos dejara ver más allá de unos pocos metros, transmitiéndonos esa sensación de supervivencia de manera muy fiel.

 

Tendremos que ir buscando herramientas, consumibles o refugios donde resguardarnos y encender un fuego para entrar en calor, que a su vez nos servirán como punto de guardado automático, así como para investigar cada nota que encontremos y cruzar los dedos para no dejarnos ninguna pista por el camino, ya que en Kona todas las pistas hacen que podamos avanzar en la trama y si nos dejamos algo por el camino, nos costará mucho encontrar esa pista que resuelve el puzle que tenemos entre manos.

 

En Kona, toda la trama se desenvuelve en una zona practicamente ártica, debido a algún tipo de fenomenología extraña, que hace que en pleno otoño y con unas temperaturas que deberían de ser mucho mas cálidas y suaves, sean mucho más crudas y frías, obligando a casi todos los lugareños de la zona a abandonar sus casas y pertenencias de una forma inusual. Desde el primer minuto, tendremos esa sensación de agobio por las inclemencias del tiempo y el frío, que nos dejará literalmente helados en alguna ocasión. El juego cuenta con ciclos de día a noche según avanzamos en nuestra aventura, volviéndose más intrigante, si cabe, cuando la luz solar desaparece.

 

Poco a poco iremos descubriendo que nuestra camioneta nos ayudará a salvar las grandes distancias entre casas, gasolineras o comercios, así que conduciremos bastante sobre esta inhóspita tierra, destacando que todo se comporta de manera bastante fiel a la realidad, si ya os comentábamos que el frío o la supervivencia tienen su dosis de realismo en el juego, también debemos destacar que en el caso de nuestra camioneta cuenta con un habitáculo que nos hará recuperar una serie de niveles establecidos como puntos vitales de nuestro personaje, como son la salud, el frío o el estrés, cada uno con su correspondiente barra de estado, que iremos agotando o aumentando según cada situación. Por ejemplo, el pasar largos tiempos a la intemperie reducirá nuestra barra de frío llegándonos a provocar la muerte por hipotermia o las situaciones de riesgo harán que nuestro personaje camine cada vez mas lento y que incluso pierda grandes zonas de visión. Por otro lado, también podremos conducir una moto de nieve, la cual tendremos que reparar para poder utilizarla, siendo esta mucho más versátil a la hora de atravesar cualquier tipo de camino, pero con el inconveniente del frío, que calará hasta nuestros huesos como no llevemos el abrigo adecuado. Además, llama la atención que en cada casa o zona en la que nos encontremos, todo estará abandonado o nos encontraremos a los habitantes asesinados, añadiendo más misterio a todo lo que sucede a nuestro alrededor, aunque en toda esta historia no estaremos solos, habrá algún superviviente o abundantes jaurías de lobos que irán dándonos algún susto de vez en cuando, por lo que debemos estar muy alerta ante cualquier situación posible. Cabe señalar que la versión de RV de Kona no dispone de los combates cuerpo a cuerpo contra los lobos, que sí podemos disfrutar en la versión de pantalla tradicional, algo que no ha gustado mucho a un grueso de la comunidad.

 

Aunque la supervivencia y el realismo están muy presentes en el juego, tenemos la sensación de que lo han querido implementar de manera que no estemos toda la aventura volcados en buscar suministros o refugios para resguardarnos del frío, lo que nos parece todo un acierto, estando más centrados en buscar pistas y pruebas, aunque si descuidamos cualquier aspecto de la supervivencia nos veremos obligados a tomar las medidas necesarias. Quizá puede incluso ser bastante fácil el poder recolectar o encontrar resguardo cuando lo necesitemos, así como encontrar el material necesario para realizar la acción que nos traemos entre manos.

 

Por otro lado, en lo referente a la historia y la narrativa, nos encontramos ante un título con una importante dosis de textos y audios con los que descubrir qué está pasando a nuestro alrededor, siempre con un halo de misterio y suspense que envuelve todo de forma bastante correcta y nos deja con las ganas de saber más de esta interesante historia, a medida que avanzamos por su trama.

 

Como ya comentábamos, nos encontramos ante un juego en donde cada pista puede suponer el poder avanzar o bloquearnos durante horas, además, al contar con un mapa que puede parecer bastante extenso y que la nieve no nos dejará ver mucho más que unos pocos metros, no nos será muy difícil perdernos por el entorno, aunque debemos matizar que gracias al mapa (utilizable incluso cuando conducimos) nos podremos orientar correctamente. Eso sí, creemos que el título juega con una falsa sensación de sandbox, permitiendo ir a donde queramos, pero en realidad se trata de un extenso mapa dividido en zonas y que si lo sabemos interpretar bien puede parecer incluso una experiencia muy lineal, aunque al poder visitar cualquier zona desde el primer momento y esa sensación de poder perdernos en cualquier sitio, nos deja con la sensación de estar ante un entorno bastante grande con lagos, casas, torres de vigilancia, gasolineras, cuevas y cabañas. Para albergar todo esto, cuenta con un molesto sistema de carga entre distintas zonas, que nos sacarán un poco de la experiencia cuando lo suframos, ya que estos puntos de carga pueden aparecer mientras vamos conduciendo o andando por el bosque, dejando nuestra cámara bloqueada durante unos 10 o 15 segundos, algo que pensamos que podría mejorarse.

 

 

Historia y duración

Como os comentábamos al inicio de este análisis, encarnamos al detective Carl Faubert, el cual es un veterano de la guerra de Corea, que se dedica a hacer investigaciones privadas, y que un día recibe los encargos de William J. Hamilton, que le espera en los alrededores del lago Atamipek al norte de Quebec, con una serie de promesas y un suculento cheque para sus honorarios, lo que hace que uniéndose a la pesada vida que lleva en Montreal y que ve el caso más como unas vacaciones pagadas que como puro trabajo, se decida a acudir al lugar de reunión.

 

La cita tendría lugar a eso de las 11:00 en una pequeña tienda, que serviría como punto de partida para que ambos se conociesen e investigaran sobre el terreno una serie de actos vandálicos que el señor Hamilton esta sufriendo en sus numerosas propiedades. Cuando Carl llega al lugar de la cita, se encuentra con un panorama desolador, el señor Hamilton ha sido brutalmente asesinado, dejándonos con la duda del porqué de esta dantesca situación, con lo que nos pondremos manos a la obra e iremos desglosando los indicios del terrible crimen.

 

 

Poco a poco descubriremos una serie de secretos de estado que involucran a varias personas del entorno de Hamilton, las cuales iremos encontrando en un sorprendente estado de congelación, cuya explicación solo es posible si creemos en los fenómenos paranormales, ya que cada vez que nos encontremos uno de estos cadáveres congelados, Carl entrará como en una especie de visión de los hechos, que nos ayudará a encontrar pistas y que arrojará luz sobre el porqué de muchas cosas.

 

Como buen investigador privado, Carl irá equipado con un cuaderno de notas, una linterna y una cámara, la cual tendremos que usar para fotografiar las pistas que iremos encontrando, dejándonos algunas de ellas con el suspense en el cuerpo, ya que al revelar muchas de estas fotos veremos huellas iluminadas que no se ven a simple vista, lo que invita a rebuscar más sobre todo el misterio que envuelve el juego. Habrá que saber gestionar bien todos nuestros recursos y como no podía de ser de otro modo, los carretes de fotos se irán gastando cada vez que los usemos, por eso en ciertos momentos el juego nos dirá a qué objetos fotografiar que sean imprescindibles en la investigación, los cuales son suficientes para hallar las numerosas pruebas que iremos encontrando por el mapa.

 

Además del contenido narrativo, tanto de la persona que nos está contando la historia de Carl en tercera persona como del contenido escrito, que tendremos que revisar para buscar pistas, la historia presentará una serie de puzles que se resumen en encontrar el objeto que necesitamos para cada situación o simplemente tirar de lógica para, por ejemplo, empalmar una serie de cables de corriente.

 

Por otro lado, el juego nos teletransporta a un halo de misterio que nos envuelve desde el primer minuto y que nos dejará con ganas de saber más cada vez que empecemos una partida. El extenso mapa, que podemos recorrer tanto a pie como en un vehículo, nos llevará a tener que recorrer varias veces los mismos lugares para recoger el objeto que, en teoría, era útil en otra área del juego, llegándonos a parecer algo repetitivo en ciertas ocasiones, ya que recorrer los mismos caminos para explorar obligatoriamente las mismas casas, puede parecer pesado, aunque como contamos con una historia muy potente, no nos quedará mas remedio que pasar por el aro para poder superar con éxito lo que nos traemos entre manos.

 

Quizás la historia en general está llena de altibajos que nos irán abriendo nuevos frentes y que no siempre se explican o se desvelan como es debido, lo que nos puede llevar a tener un revuelto en la cabeza, que no explicará ciertas cosas que estamos viendo o haciendo, lo que nos deja un regusto un tanto agridulce, porque si bien la historia es muy potente, no cuenta con unos giros de guión muy importantes y nos deja en ocasiones con la sensación de que hay ciertos puntos que no están del todo bien explicados.

 

Como debemos de explorar bastante terreno y entre medias debemos de intentar sobrevivir al entorno y el clima, tendremos que dar muchas vueltas para lograr llegar a la zona establecida o poder resguardarnos del frío, lo que ayuda a que el tiempo para completar con éxito todo el juego, se incremente bastante, ya que el usuario medio podrá completarlo todo en un tiempo de entre unas 5 u 8 horas, siendo nuestro caso de 6 horas y 17 minutos para ser más exactos, lo cual nos parece que es un tiempo bastante decente.

 

 

Banda sonora

En lo referente al apartado musical, Kona ofrece un selecto abanico de temas musicales y sonoros, que nos harán meternos más si cabe en la piel de Carl Faubert, ya que nos encontramos con un selección de melodías muy bien ambientadas y que desprenden el mimo con el que estudio ha cuidado este aspecto.

 

Llama la atención que la desarrolladora contara con la participación de una banda de Folk llamada CuréLabel, a la cual le encargaron la composición de toda la banda sonora, y donde ademas cabe destacar que son originarios de Quebec, que es donde se desarrolla la trama del juego.

 

Por otro lado, en ciertas ocasiones, como en la radio del coche o las diferentes emisoras de radio que encontraremos por las casas y cabañas, se repiten siempre las mismas dos canciones, llegándonos a cansar en ciertos momentos del juego, pero que podemos solucionar simplemente apagando la radio correspondiente, eso sí, el resto de melodías y temas musicales, pensamos que son bastante correctos y que nos meten en la situación correspondiente de manera bastante fiel, ya que logran transmitir la tensión que predomina en el resto del juego.

 

 

CONCLUSIÓN

En Kona encontraremos uno de esos juegos que sabe engancharnos desde el principio y que nos sumergirá en una serie de tramas de investigación y fenómenos paranormales que harán las delicias de los amantes de la exploración, además, contamos con un básico pero acertado sistema de supervivencia, el cual no será muy agresivo, pero nos tendrá siempre pendientes para no descuidar este aspecto.

 

El aspecto gráfico en PSVR quizá no sea el mejor desplegado, pero está compensado con la interesante historia, la cual nos tendrá enganchados desde el principio, además, el título cuenta con la posibilidad de jugarlo tanto con nuestro gamepad como con nuestros mandos de movimiento, comportándose de manera bastante correcta en ambos casos, aunque eso sí, en los ajustes de confort solo contamos con la posibilidad de poder girar el mundo con saltos graduales o cortes de cámara.

 

A su vez, contamos con la inclusión de nuestro idioma en los subtítulos, lo que ayuda a que no nos perdamos ningún detalle de la historia, pero que nos hubiera gustado que hubiera incluido también el doblaje, para tener una experiencia más redonda en este sentido. En cuanto a su duración, la historia la podremos completar en unas 5 o 7 horas, y será bastante fácil perdernos o bloquearnos en ciertos puntos de la trama.

 

Kona está disponible para Rift, Vive y PSVR, siendo una opción para los usuarios que busquen un juego de exploración con tintes de supervivencia, donde la historia encierra misteriosos secretos.

 

El juego ha sido analizado en su versión de PSVR.

+ Un guion que engancha

+ Notable mapa, repleto de zonas que explorar

+ Gran banda sonora

+ Tensión y misterio

- Solo subtítulos en español

- Puede parecer repetitivo en ciertas ocasiones

- Molestos puntos de carga mientras nos estamos moviendo

- La no inclusión de el sistema de combate que sí dispone la versión de escritorio

8 "Muy bueno"

Comentarios (8)

Enlace al foro
  • Pinta bien la cosa ...

    Si ya le ponen parche pro, combate, y doblado, lo flipas !!!!
    6 0
  • cercata:Pinta bien la cosa ...

    Si ya le ponen parche pro, combate, y doblado, lo flipas !!!!

    ¿Y el giro suave no lo dices?? Pero si eres el abanderado number one del giro sueveeee lol
    3 0
  • Ostia, es verdad, que en el gameplay de Brian (Without Parole games) no tenia giro suave, no smooth turn, no party !!!!!

    En PC tampoco tiene giro suave ? Me suena que si, estuve pidiendo en los foros de Steam lo del rifle para disparar lobos, y ahora que recuerdo, no se podian quitar los blinders, pero giro suave me suena que tenia.

    Bueno, ambas cosas imprescindibles para mi !!!!
    2 0
  • Gracias por el análisis!! Lo estaba esperando. Sacarán el parche pro algún día? Ese es el mayor misterio.
    1 0
  • Ojalá y lo saquen, de momento no tenemos noticias, pero si arreglan eso y alguna cosilla más, sería genial. Gracias por tu comentario, un saludo.
    0 0
  • Subb:¿Y el giro suave no lo dices?? Pero si eres el abanderado number one del giro sueveeee  lol

    Mirando los foros de Steam, el DEV dice que en PC debería estar el giro el suave, que si no está es un BUG, y que le pilla fuera de la ofi y no lo puede comprobar.
    3 0
  • seria genial que el dev nos aclare si tienen pensado sacar parche. Asi sabemos si esperar o no.
    Maldita constumbre de sacar los juegos sin parche pro...  evil  twisted
    0 0
  • Bettoramone:seria genial que el dev nos aclare si tienen pensado sacar parche. Asi sabemos si esperar o no.
    Maldita constumbre de sacar los juegos sin parche pro...  evil  twisted

    Me suena que dejo caer en Raddit que no sabia ... tenia pinta que dependia de las ventas del parche VR.
    0 0