Cold Iron: ANÁLISIS

Descubre la verdad detrás del revolver "Cold Iron" superando múltiples duelos en un lejano oeste en el que nuestra vida dependerá de apenas unas décimas de segundo. Disponible en PSVR, Vive y Rift.

30 ENE 2018  15:30

gopozgon

5 comentarios

Cold Iron: ANÁLISIS

Te desafío a un duelo

El año que muchos consideran como aquel en el que la RV debe asentarse ha empezado algo frío, aún con pocos títulos que destacar y comentar, dejando aquellos con peso para dentro de unas pocas semanas/meses después de un primer lanzamiento esperado pero controvertido de The Inpatient, con gran disparidad de opiniones.

Este Cold Iron seguramente no va a cambiar esa lenta dinámica inicial, y probablemente nadie espere lo contrario, aún así, vamos a tratar de confirmar si el título que nos ocupa puede ocupar un lugar junto a aquellos “tapados” de los que se esperaba bien poco y finalmente nos hicieron pasar muy buenos momentos el año pasado, si es "uno más" o por el contrario se trata de un tapado que quizás nunca debió destaparse.

 

 

Los responsables del juego, un pequeño estudio independiente que se estrena en la realidad virtual después de su título de móviles “Star Billions”, lo describe como una mezcla de Punch-Out con detalles que podrían recordar a Stranger Things y Westworld, con la jugabilidad Boss-rush de Cuphead, tensión estética western de Red Dead, gunplay preciso como Arizona y Raw Data y la magia y misterio de la Torre Oscura…. amén de definirlo como un nuevo género “puzzle shooter” alejado de la montonera de shooters de oleadas que abarrotan el catálogo de RV.

 

Me agoto sólo de escribir tanta comparación, ya que soy de aquellos que cuando ven que alguien usa tantas comparativas con títulos destacables para vendernos el suyo, algo huele mal. No sólo me ocurre en los videojuegos, ya que aquellos carteles de cine repletos de referencias a otras películas me hacen mirar para otro lado rápidamente, pero en este caso tenemos la tarea de analizar Cold Iron, y aunque pueda parecer que vamos a enfrentarnos a este cargado de prejuicios, es algo que olvidamos en todos los análisis desde la primera partida hasta publicarlo, además de que ya son varios los juegos que nos han tumbado esos “prejuicios” iniciales, así que vamos a ver si este lo consigue igualmente y tanta comparación se debe únicamente a una forma de ponernos en contexto.

 

En la versión analizada (PS4) no veremos ni el brazo ni las sombras que se pueden ver en esta captura.

La venganza es la mejor cura para alguien herido

Estamos ante un título en el que la rapidez y la precisión es la base de todo, al igual que lo fue para Billy el niño o Jesse James en el mundo real, o para Roy Goode en una de las ficciones más actuales con este tipo de ambientación, como es la serie Godless que se estrenó a finales del año pasado.

En este caso empuñaremos el misterioso revolver protagonista del juego tras el asesinato de nuestro padre a manos de unos forajidos y partiremos en busca de respuestas, que iremos consiguiendo a base de repartir plomo por varios escenarios como una ciudad del lejano oeste, un bosque, o una ciudad actual en ruinas, entre otras.

 

La historia nos narra en perfecto inglés sin subtítulos (Una vez más) con una voz destacable del narrador Dylan McKinnon, y lo hace a través de pequeños fragmentos entre fases en los que iremos descubriendo el porqué de nuestra aventura, aunque tratándose del tipo de juego que es, no es el aspecto con más peso del mismo ni mucho menos, sino un agradable añadido que siempre consigue que los juegos resulten un poco menos “vacíos”, pero que en este caso no hace al juego especialmente mejor.

 

No sólo nos enfrentaremos a pistoleros en Cold Iron.

Soy muy buen pistolero para que discutas conmigo

El título está estructurado en 3 duelos por mundo en los que debemos ser el mejor de 9 para pasar al siguiente hasta enfrentarnos al jefe final y así desbloquear el siguiente escenario, en el que nos esperarán nuevos duelos con la misma base jugable (Rapidez y precisión a la hora de desenvainar y disparar) pero con nuevas complicaciones que pondrán a prueba nuestros reflejos cada vez más, ya que no todo será como los primeros compases en los que tendremos delante un simple pistolero como en los duelos clásicos mil veces vistos, sino que conforme avanzamos tendremos duelos contra extrañas criaturas, ilusionistas, tanques… buena parte de ellos con unas mecánicas claramente diferenciadas, siendo esto quizás lo que da más valor al título, destacando algunos de estos enfrentamientos por encima del resto, con algunos bastante originales, aunque muchos otros lamentablemente carecen de esta originalidad.

 

Como en la mayoría de juegos de partidas cortas de este estilo, podremos conseguir una clasificación de 1 a 3 estrellas en función de indicadores como la puntería y rapidez, así como desbloquear estatuas a modo de trofeos por logros especiales como acabar con un enemigo en menos de ciertas décimas de segundo, o aquellas que conseguimos por vencer a cada enemigo en función de la puntuación con la que lo hagamos.

 

El juego no es largo, pudiendo superarse en unas 2-3 horas, incluso menos si no se nos atraganta ningún duelo, aunque una vez terminado, aquellos completistas y amantes de los retos podrán ampliar esta duración para desbloquear el 100% del mismo, ya que si somos capaces de desbloquear todas las estatuas (desafíos) con un mínimo de plata o bronce, tendremos una nueva sorpresa final.

El problema que vemos es que durante el transcurso de estas 2-3 horas, el título hace gala de la dudosa mecánica de repetición que usan algunos juegos no muy largos, por lo que si ganas dos duelos de un mundo pero caes derrotado en el jefe final, tendrás que volver a derrotar a los dos enemigos previos, y una vez que conoces la forma de vencerlos no es algo que motive especialmente, a menos que quieras conseguir la máxima clasificación (Que puedes haberla conseguido ya, pero tendrás que repetirlos igualmente).

 

No se trata de un título excesivamente difícil, aunque tampoco es un paseo por el lejano oeste, ya que algunos duelos necesitan de mucha más concentración que otros y se te pueden atravesar, aunque si queremos desbloquear el juego completo al 100%, es algo que sí tiene cierta dificultad, principalmente por la complicación de 3 ó 4 de los 16 desafíos disponibles.

 

El menú del juego se encuentra en una tasca del lejano oeste.

Primero dispara, después pregunta

Es curioso como el título consigue esa tensión en el jugador mientras sientes la vibración y el bombeo de tu corazón antes de oir el ruido que da luz verde al comienzo del duelo, que posteriormente terminará en menos de un segundo, por lo que preparaos para sujetar el Move bien fuerte (Sólo se utiliza uno) en tensión absoluta para acabar con el enemigo, ya que estos no son lentos precisamente y requerirán de absoluta concentración. Para haceros una idea de la rapidez necesaria, he ganado algunos duelos en menos de 2 décimas de segundo.

 

Hay un problema con esta rapidez, y es que si sufres un pequeño problema de tracking a la hora de apuntar en décimas de segundo, estás muerto. En alguna ocasión he tenido esa sensación con mi Move (Hemos analizado el juego en PS4 PRO), aunque tratándose de disparos tan rápidos, no puedo asegurar al 100% que esas derrotas se debieran al tracking y no por haber disparado donde no debía.

El juego diferencia entre ganar cada duelo con un impacto normal o "Bullseye", aunque debido a la extrema rapidez, normalmente si haces diana seguramente será de casualidad.

 

Al final del duelo podemos ver nuestro desempeño a través de 3 indicadores.

Desluciendo duelos

Técnicamente es un juego muy simple con texturas básicas aunque algunos escenarios estén un poco más inspirados que otros muy flojos, y en los que si miramos hacia abajo no veremos nuestro cuerpo, sino al famoso revolver flotando en la empuñadura, además de una sensación de tener el suelo a escasos centímetros de nosotros, aunque por suerte dicha sensación no estará muy presente durante el duelo y no parecemos hobbits como puede resultar al ver a la empuñadura del revolver prácticamente rozando el suelo.

 

Quizás esta simpleza general del juego podría haberse aprovechado para mejorar las animaciones de nuestros enemigos entre otras cosas, ya que parecen tener un número más que limitado de ellas, que hace que no sepamos donde le hemos dado con nuestro disparo, y creo que un mayor número de animaciones en función de si le damos en una pierna o brazo, por ejemplo, daría más consistencia al juego, ya que varias veces hemos tenido la sensación de no saber si estábamos apuntando bien o si dábamos al enemigo sin habernos esmerado especialmente en apuntar.

Como ejemplo, hay un duelo en el que tendrás que disparar a un enemigo bastante lejano, y cuando veo que le acierto en menos de medio segundo desenvainando mi revolver, la verdad es que me cuesta creerlo, lo que hace que el Gunplay no sea todo lo satisfactorio que debiera en algunos de los enfrentamientos.

 

Sí, también tenemos un duelo con un tanque, y no es el enemigo más "loco" que nos vamos a encontrar...

Conclusión

En los últimos meses he oído en no pocas ocasiones la frase “Si llega a lanzarse más cerca del inicio de la realidad virtual, habría tenido mucho más protagonismo”, pero en este caso lamentamos que probablemente tampoco habría sido así, por lo que estamos ante un juego mejorable en muchos aspectos, que apuesta todo a esa mecánica de desenvainar y disparar rápidamente, que aún siendo satisfactoria y fresca comparándola con las decenas de shooters que conocemos en RV, puede acabar resultando algo pesada al cabo de un tiempo, sobre todo por esa necesidad de repetir enfrentamientos para avanzar en caso de error.

 

Hemos analizado el título en una PS4 PRO.

+ Originalidad de algunos de los duelos

+ Mecánica de rapidez y precisión

- Tecnicamente flojo

- Mecánica de repetición con poco sentido

- Puede hacerse repetitivo

- Animaciones de los enemigos

- Gunplay no muy satisfactorio

5,3 "Aceptable"

Comentarios (5)

Enlace al foro