Theseus - PSVR: ANÁLISIS

Teseo se despierta solo en un inhóspito y desolado lugar: El laberinto del minotauro. Ariadna nos ayudará a evitar a la bestia. El escenario recuerda mucho al mito griego pero, ¿acaso no está todo más podrido y corrupto? Explora la oscuridad y guía al héroe en su viaje. Cuidado, las criaturas del mal acechan...

27 JUL 2017  22:29

Sr_Ton

5 comentarios

Theseus - PSVR: ANÁLISIS

El laberinto será tu celda

A Creta un día llegó el joven príncipe de Atenas, llamado Teseo, para ser devorado por el Minotauro. Ariadna, una de las hijas de Minos, al ver a Teseo se enamoró de él. Ella le entregó una espada de oro y un carrete de hilo de seda. A la mañana siguiente Teseo ató un extremo del hilo a la puerta del laberinto y otro a la espada. Fue hasta el Minotauro y lo mató, cuando Teseo salió del laberinto partió con Ariadna hacia Atenas. (Mitos griegos - María Angelidou)

Theseus es un juego en tercera persona para realidad virtual desarrollado bajo Unreal Engine por un pequeño equipo italiano de la empresa Forge Reply. El juego, como su nombre indica, está inspirado en el héroe mitológico Teseo, hijo de Egeo y Etra -o incluso hijo del mismo Poseidón, según se dice-. Concretamente, se basa en su hazaña más conocida: La derrota del minotauro en el laberinto de Creta. A pesar de ello, los más instruidos en el tema, notarán que se han tomado determinadas licencias virando la historia hacia un tono más oscuro y onírico. Nos moveremos por dos escenarios: Una zona más física correspondiente al laberinto y una zona espiritual llamada el limbo.

 

El camino del héroe ha comenzado.

La oscuridad abrirá paso a la luz

Estamos ante un juego VR que, en principio, por su corte convencional no precisaría de esta tecnología. No obstante, hacerlo le aporta mayor inmersión e intensidad. Jugaremos, por tanto, sentados y con dualshock. Los controles son sencillos, stick para mover a Teseo y botones varios para realizar acciones típicas como correr, escalar, atacar, esquivar, interactuar, etc... Aprovechamos este punto para señalar la poca libertad que tiene el jugador pues no todas estas acciones básicas están disponibles en todo momento. El juego las pone a nuestra disposición cuando conviene a la acción o al momento narrativo. Por poner un ejemplo, al principio del juego solo podemos andar pero no correr o la antorcha se podrá usar solo en momentos puntuales. Estas situaciones se repiten en mayor o menor medida a lo largo del juego. En este sentido, no gozamos de total libertad y nos exige pasar exactamente por la línea trazada limitando, a veces, nuestras acciones. No obstante, una vez aceptadas las reglas de juego, no es algo que moleste demasiado e incluso se integra bien en el global pero era justo señalarlo. 

 

En lo jugable, es un título muy sencillo que siempre nos lleva de la mano. Ariadna literalmente nos indica con su luz por dónde ir y nuestra ruta será lineal, salvo algún posible desvío para recoger algún coleccionable -cuerpos y focos de luz-. Gran parte del juego iremos de una estancia a otra y se nos presentarán nuevas situaciones. Estos cambios de dinámicas van acompañados por acertadas variaciones en el ángulo de la cámara y/o en el sonido. En este sentido se trata de un juego muy cinematográfico y según este punto de vista alguien podría entenderlo como una película interactiva o dirigida. Sé que este aspecto sería negativo para muchas personas pero lo cierto es que Theseus lo hace muy bien e incluso diría que tiene, en su buena ambientación y en los cambios de ritmo sus puntos más fuertes. Aunque en el juego todo parece una excusa para seguir hacia delante y contarnos su historia, nos aparecerán tramos con combate -algo torpes pero con encanto-, escaladas simplonas a lo Uncharted -las comparaciones son odiosas-, tramos de sigilo, etc... No esperéis grandes puzzles o situaciones complejas. Éste es un juego de sensaciones más que de mecánicas.

 

 Nuestra antorcha alumbra una nueva estancia.

A ritmo de cámara

El juego se siente muy confortable en todo momento y además es muy inmersivo. Cuando me hablan de realidad virtual pienso en la primera persona, por motivos obvios. Ahora nos llega Theseus y nos muestra que nuestra querida tecnología puede aportar mucho al videojuego de toda la vida. En este caso, es un hecho que la ecuación funciona muy bien en tercera persona. Yo veo aquí una vía a explorar.

 

Como ya hemos señalado anteriormente aunque nosotros movemos al personaje es, en cierta forma, la cámara, la música y los efectos sonoros son los que imprimen carácter y causan diferentes sensaciones al jugador. Hay momentos de oscuridad en pasillos estrechos donde la cámara se sitúa prácticamente en  el cuello del héroe para ponernos delante el peligro. Todo lo tenemos muy cerca y la intensidad sube. En otros momentos, la cámara nos muestra un plano amplio con el personaje alejado lo cual nos permite contemplar las asombrosas ruinas laberínticas por las que deambulamos. Debo confesar que en algunos momentos puntuales los escenarios me han fascinado.

 

¿Qué esconde la oscuridad?

Un minotauro de gigantescas proporciones 

A nivel artístico el juego es notable tanto en diseño de escenarios como de personajes -me encanta las criaturas del laberinto-. Este es otro de los grandes potenciales del juego. En la parte estética vemos una fuerte inspiración en títulos como ICO, Shadow of the Colossus o incluso God of War, los cambios de cámara según desplazamos al personaje nos recuerdan inevitablemente a Alone in the Dark o los primeros Resident Evil. Es todo un acierto, pues las variaciones al observar la escena acompañan a cambios en el ritmo del juego como ya dijimos. La música y los efectos sonoros contribuyen a crear un atmósfera opresiva y por momentos terrorífica. El equipo de desarrollo ha sabido gestionar bien estos elementos para generar el efecto deseado.

 

Gráficamente alcanza gran calidad en las distancias cortas sin embargo pierde a larga distancia y en algunos casos se nota mucho la perdida de calidad en los fondos. El propio Teseo pierde mucho detalle en la lejanía. Como punto negativo no podemos pasar por alto los movimientos un tanto toscos del protagonista al desplazarse.

 

También llaman mucho la atención lo bien trabajadas que están las proporciones en el juego. Se nos ve muy pequeños frente a las construcciones que nos rodean o frente a Asterión el minotauro. Sobre él solo diré algo: El minotauro es una auténtica pasada a todos los niveles, hasta ahí puedo leer. Descúbranlo por si mismos.

  

 La furia del minotauro se desata.

El tiempo y la voz de Ariadna

Su duración es aproximadamente unas 2 horas y media. Podríamos decir que podemos alargar su vida si  intentamos conseguir todos los coleccionables y los dos finales pero tras esto es poco rejugable. ¿Lo breve si bueno, dos veces bueno? Yo diría que estamos ante un claro "sí pero no".

 

En el juego solo habla muy de vez en cuando Ariadna. Se dirige a nosotros en su idioma natal -parece ser  griego antigüo o similar- y su mensaje nos aparece subtitulado en español. Realmente me parece acertado pues ayuda a la ambientación que así sea. Más aún cuando el idioma no influye demasiado en el desarrollo del juego.

 

  El laberinto alberga muerte y desolación.

Conclusiones

Es cierto que Theseus es un juego al que se le pueden encontrar muchos fallos y quizás el mayor de ellos será no cumplir con las expectativas, no ser un juego mejor. Posiblemente, no será del gusto de todos pero, de algún modo, abre una vía para otros títulos por llegar. Se me hace la boca agua solo de imaginar un triple A de estas características de la mano de From Software, por ejemplo. Theseus no es lo imaginado, es lo que nos ofrece y desde mi punto de vista aunque se queda corto, el balance final es positivo. No debemos olvidar que se trata de un título modesto. Me gusta mucho su ambientación de mazmorras oscuras, confieso que ahí me gana. Además, más allá de su discutible calidad, este videojuego tiene algunos momentos estelares e inspiradores que ningún jugador debería perderse. En mi caso, un par de ellas se me han quedado grabadas en la retina.

7 "Muy bueno"

+ El diseño artístico

+ La ambientación y la atmósfera creada

+ El minotauro

- Es lineal y simple

- Su corta duración

- Poca rejugabilidad

Comentarios (5)

Enlace al foro
  • No conozco Chronos pero viendo un gameplay me parece que hay más combate que en Theseus. En Theseus la cámara, la distancia y la perspectiva con la que vemos al personaje cambia muchísimo en cada estancia. Es un juego que basa mucho en lo visual y deja poco para hacer, casi da la impresión que estás jugando en una cinemática.
    2 0
  • Gracias...le siguire la pista...y buen analisis!!
    1 0
  • Nuestro compi jugon virtual hizo un gameplay de el , la verdad es que tiene buena pinta aunque sea mejorable.

    Buen analisis , asi da gusto.
    2 0
  • Yo le di un poco el otro dia y muy buen sabor de boca la verdad
    2 0