VR Karts - PSVR: ANÁLISIS

Hora de subirse al kart, colocarse el casco y rezar para no ser el objetivo del resto de competidores. ¿Te gusta la suave sensación de conducir con un panal de abejas en cabeza? ¿Si? ¡Genial, este es tu juego! El joven estudio Viewpoint Games decide armarse de valor y tomar como referente al grandísimo Mario Kart, añadiéndole las bondades de la realidad virtual, pero derrapando desafortunadamente en su propuesta, recibiendo demasiados golpes por el camino y quedándose a medio camino de la meta.

5 JUN 2017  18:04

Wolf37

4 comentarios

VR Karts - PSVR: ANÁLISIS

VIVA NUESTRO CONDUCTOR - INTRODUCCIÓN

¡Veinticinco años!, sí, se dice rápido pero ya han pasado 25 años del surgimiento de una de las sagas más famosas de los videojuegos, hablamos del primer Mario Kart para la consola SNES. Este juego supuso una revolución, no sólo por su endiablada jugabilidad la cual nos invitaba a disfrutar de emocionantes carreras de karts, si no por contar con el añadido de ofrecernos un gran arsenal de armas con los que acobardar, fastidiar, “acongojar” o sencillamente moler a leches a nuestros competidores. Tal éxito cosechó el juego que poco tardó en conformarse como un nuevo género que posteriormente se replicaría en multitud de ocasiones, alcanzando altísimas cuotas de calidad y generando una amplia comunidad de jugadores; personas enamoradas de las hostias, los platanazos, los derrapes y la falta de sensibilidad llevada a la ausencia de deportividad.

 

Es este tipo de target al que el joven estudio Viewpoint Games ha querido seducir con su propuesta, replicando aquellas características que tanto gustan de la saga a la que referencia, y trasladando su diversión a la realidad virtual, siendo quizá un género que tiene mucho que decir en este nuevo e inmersivo medio. Desgraciadamente como veremos, aunque las intenciones son buenas, para hacerlo bien no sólo basta con replicar algo, debes tratar de estar a la altura y no confiarte en que al ser un juego de VR todo vale y los defectos pasarán a un segundo plano. ¿Como primera propuesta? Genial. ¿Como referente? ¡Mec! Otra vez será.

 

PRECAUCIÓN, AMIGO CONDUCTOR - JUGABILIDAD

Cada vez que iniciemos el juego nos encontramos sentados en lo que recuerda al interior de una caravana. Encarnamos a un simpático corredor de karts que sostiene en sus manos una tablet en la que se muestran diferentes datos relacionados con clasificaciones, puntuaciones obtenidas y esquema de control. No podemos movernos, tan solo ladear la cabeza de un lado a otro para desplegar las opciones disponibles. Es así como podremos navegar entre los diferentes modos, los cuales nos permitirán entrar directamente en materia. Ya desde un primer momento podremos acceder a: entrenamiento, carrera rápida, campeonato y juego en línea. También se ofrece la posibilidad de personalizar al conductor, así como hacer lo propio con el kart, por si eres de esos que siguen la filosofía de "antes muerto que sencillo/a". No olvidéis que el rojo combina perfectamente con la piel chamuscada tras el impacto de un misil lanzado a traición.

 

Aquí vemos el menú principal. Los modos de juego rodean nuestro campo visual. Allí donde centremos la vista desplegaremos las diferentes opciones. ¿Quieres correr? Dirige tu visión al póster de la puerta y ponte en marcha.

 

Una vez damos el paso y entramos en pista nos encontramos en la línea de salida junto a otros participantes. La inmersión está realmente lograda y te sumerge en un mundo de fantasía donde elementos como los retrovisores realmente nos ayudan a ubicar a los competidores. Una vez nos situamos y localizamos visualmente a nuestros rivales, nos encontraremos aguardando a que las luces rojas pasen a ser verdes para fundir el acelerador y ponernos en marcha. Si somos lo suficientemente hábiles y aceleramos en el momento preciso comenzaremos con un breve impulso que nos ayudará a alcanzar primeras posiciones con algo más de facilidad. Dispersos a lo largo del circuito nos encontramos con una especie de pastillas que nos otorgarán o bien un aumento de nuestra barra de turbo (el cual podemos gastar o acumular tanto como queramos), o bien diferentes armas con las que ponérselo difícil a los contrincantes. El uso del turbo es crucial en los derrapes, el cual nos proveerá de un fuerte impulso si se es lo suficientemente diestro en su uso. Controlar este timming es crucial para ganar unos segundos muy valiosos.

 

El mayor desafío del juego no solo es el de alcanzar la meta el primero con el mayor número de puntos posible, lo realmente importante es llegar al final teniendo en cuenta que cohetes, minas y colmenas de abejas serán nuestros amigos/enemigos durante toda la carrera, y es que, en VR Karts, habrá una selección balística que nos ayudará y perjudicará a partes iguales.

 

 

Aquí el equipo Viewpoint Games ha sido inteligente y ha aprovechado (en parte) algunas de las características que nos ofrece la realidad virtual para dotar de mayor profundidad a la propuesta. Nos encontramos que para apuntar con el misil debemos ser nosotros quienes alineemos al objetivo con nuestro propio campo de visión, lo cual puede provocar que la concentración destinada a disparar al objetivo nos haga olvidar que debemos vigilar por dónde conducimos y acabemos estrellados fuera de pista. Por otro lado, hay armas como la colmena de abejas que nos taponará la cabeza si nos impacta, y que realmente nos provocará la sensación de tener como casco un infesto nido zumbante, lo cual ayudará en la inmersión y nos obligará a sacudir la cabeza para poder deshacernos de ella lo antes posible. Entre el resto de arsenal nos encontraremos minas o clavos que colocar en el suelo, un gadget que invertirá nuestros controles, escudos para evitar recibir los ataques, o un ítem que generará que todas las armas o turbos posados sobre la carretera, pasen a ser gadgets negativos que si recibimos afectarán a nuestro motor y nos harán ir más lentos. Sinceramente la selección de armas es bastante floja, lo cual refleja en general el feeling que nos inunda a cada momento mientras jugamos, y es que VR Karts, es un juego de quiero y no puedo, de mostrar buenas ideas pero asustarse a la hora de ser ambicioso. Esto es algo que veremos no sólo en las armas, sino en la variedad de modos de juegos, la personalización del kart/piloto o la inspiración de los escenarios, los cuales serán demasiado sencillos y carentes de personalidad.

 

 

Su jugabilidad a medio paso entre la conducción de kart real y lo acostumbrado en referentes como Mario Kart nos dará la sensación de ser una decisión tambaleante por parte del estudio, algo así como una falta de posicionamiento hacia o bien la simulación pura, o bien una jugabilidad más arcade. Por contra, la IA nos pondrá las cosas difíciles lo cual se agradece y generará un desafío siempre bienvenido.

 

La inteligencia artificial del juego nos pondrá las cosas difíciles. Observad la de trampas que ya han colocado. Van a por todas, siempre que "todas" sea tu nickname.

 

GRÁFICOS, INMERSIÓN Y POSIBLES MAREOS

Gráficamente el juego se muestra muy sólido con una tasa de frames completamente estable. Se nos ofrece una estampa cartoon muy colorista que encaja completamente con el concepto del juego pero que se siente carente de encanto, poco inspirado. Es una común en el juego y algo que remarcar ya que pocos elementos nos sorprenderán o esbozarán una sonrisa. Las pocas opciones de personalización no ayudarán a empatizar con tu propio avatar como corredor, y el feeling de sus mapas será siempre similar dando la sensación de que ese mapa ya lo hemos jugado aunque no sea así. La inmersión por contra está realmente conseguida, ofreciéndonos un entorno creíble (siempre dentro del estilo cartoon) y que quedará remarcado por el uso de los retrovisores, o la sencilla posibilidad de poder volterar la cabeza para ver quien tenemos atrás o a qué distancia estamos del resto. La nitidez de los gráficos y los efectos de luces rozan un buen nivel por lo que el juego aprueba en este aspecto.

 

Aunque el estilo cartoon le da un toque de humor y color a la propuesta, las pocas opciones de personalización y la falta de encanto e inspiración del diseño de personajes y niveles generará cierta sensación de monotonía en la propuesta.

 

Respecto al mareo que pueda ocasionar, el juego no provoca malestar, aunque deberíamos destacar que quizá algunas de sus curvas, sobretodo si exprimimos el turbo, pueden generar una pequeña sacudida que importune a ciertas personas. No obstante no es un juego que cataloguemos como “mareante” por lo que no debería preocuparos ese aspecto.

 

¿DE CUANTAS VUELTAS ESTAMOS HABLANDO? - DURACIÓN

VR Karts es un juego de aquellos que enmarcamos como “de diversión fácil y rápida” carente de historia, cuyo objetivo es divertirse echando una partida. Esto conjuntamente a su opción online puede darnos muchas horas de diversión. Como comentábamos anteriormente, el juego se compone de los modos entrenamiento, carrera rápida, campeonato y juego en línea. El modo entrenamiento no es más que un tutorial en el que se nos muestran las mecánicas del juego. Carrera rápida nos traslada a un circuito (que podremos escoger) para jugar rápidamente y sin complicaciones. Campeonato se compone de varios circuitos en los que deberemos ir alcanzando los mejores puestos para obtener la mayor puntuación final. En este caso inicialmente tan solo tendremos la posibilidad de acceder a la copa “novel”. Posteriormente desbloquearemos las copas “amateur, experto y la opción al azar”. Juego online nos ofrece las mismas opciones comentadas pero compitiendo contra otros jugadores reales. Aquí destacar que al juego le cuesta emparejarnos con otros jugadores quizá debido al pequeño número de personas que a día de hoy se han hecho con el título.

 

En definitiva VR Karts nos ofrece varios modos de juego, que aunque a priori puedan parecer extensos, resultan ser un poco justos en contenido. No obstante si la propuesta nos seduce, su duración estará bastante bien medida ya que al final, siempre nos apetecerá echar una partida por el mero echo de disfrutar su jugabilidad, algo mejorable si encima añadimos a la ecuación los piques online con los amigos.

 

¡CREO VER LA META! - CONCLUSIONES

Es innegable que VR Karts es divertido. Su propuesta nos transporta a un colorista mundo de carreras en el que el dinamismo de las carreras nos ofrece diversión sin demasiados alardes. El problema aquí es su ausencia de inspiración. La sensación de “quiero y no puedo” es una constante en la propuesta, y las opciones de juego tampoco muestran algo que no hayamos visto anteriormente, incluso mejor que lo aquí propuesto. Tampoco ayuda su elevado precio, 40 euros, sobretodo si tenemos en cuenta que el juego lo podemos encontrar en Steam por unos 14 euros, un precio mucho más acorde con el contenido que ofrece. Desde ROV recomendamos el juego siempre que seáis unos insaciables jugadores de este tipo de propuestas, añadiendo la inmersión de la VR y un buen séquito de amigos con los que poder competir online.

 

Lo que sí podemos asegurar desde ROV es que este tipo de propuestas casan genial con la realidad virtual, lo que nos llena de optimismo y deseos de que realmente este género conquiste este medio. Esperamos que el próximo intento trate de ir más allá, de innovar y de crear un nuevo estándar de carreras en la VR. Crucemos dedos por que así sea.

5,3 "Aceptable"

+ Entretenida jugabilidad

+ Divertida sensación de peligro e inseguridad durante toda la carrera

+ Calidad gráfica resultona

+ Es un género que funciona de maravilla en la realidad virtual

- Diseño poco inspirado

- Sensación de "quiero y no puedo" en cuanto a mecánicas jugables

- Poca variedad de mapas y personalización

- Se asemeja demasiado a otras propuestas, no trata de innovar

Comentarios (4)

Enlace al foro
  • Joder, por fin un buen analisis del juego !!!!!
    Que tal la sensación de velocidad ?

    La verdad que se han columpiado 4 pueblos con el precio, 40€ hubiese pagado si el analisis dice que es perfecto en todo, y que tiene modo arcade y modo simulación !!!! lol
    Con este analisis, pues los 15€ de Steam me parecería un precio justo.
    0 0
  • ¡Gracias Cercata!

    La sensación de velocidad está bien medida, de todos modos posteriormente puedes desbloquear el modo turbo que es aún más dinámico y divertido. Y si, concuerdo completamente contigo. Creo que al precio que ha salido no vale del todo la pena a no ser que seas forofo de este tipo de juegos, yo me esperaría a una rebaja :)
    0 0
  • Gracias a ti !!!!

    Pues nada, paciencia ... ya llegará una rebaja, u otro juego de karts mejor y entonces ni por 10€ lol lol
    1 0