Starblood Arena - PSVR: ANÁLISIS

22 MAY 2017  19:22

RescueGamer

9

Starblood Arena - PSVR: ANÁLISIS

Siguiendo la estela de shooters VR como Rigs, y el culto que han formado otros recientes como Overwatch, WhiteMoon Dreams nos trae una nueva y frenética iteración en el género. ¿Está vuestro cuerpo preparado para Starblood Arena?

Adaptación VR

Como siempre decimos, el buen diseño de un juego es esencial para la realidad virtual, y más en casos como el que nos ocupa, donde la acción se ve representada de forma rápida y frenética, y donde la cantidad de situaciones y elementos en pantalla es tal que necesitaríamos especial concentración y entrenamiento para poder elegir con exactitud nuestro próximo movimiento. Por suerte, los desarrolladores de Starblood Arena parecen haber tenido esta premisa muy presente a la hora de diseñar las interfaces y entornos del jugador, donde en todo momento tendremos referencias de nuestra cabina y menús a modo de hologramas, los cuales se leerán sin el menor problema. Aunque quizás no lo hayan tenido tan en cuenta a la hora de plantear el tipo de juego.

 

 

Como decíamos, todos los menús e interfaces están perfectamente integrados de forma que son cómodos e intuitivos de leer en realidad virtual, la gran mayoría presentados como hologramas (incluso los estrafalarios comentaristas), y como plus, los diálogos de comentaristas y personajes están completamente doblados al castellano, algo que como solemos decir es esencial en entornos de realidad virtual para evitar posibles distracciones por medio de subtitulos o elementos similares y conseguir una mejor inmersión en el entorno.

 

 

Por otro lado tenemos el planteamiento mismo del juego, una suerte de mezcla entre el clásico Descent y shooters deportivos mas actuales como Overwatch, dando lugar a un frenético fps donde el jugador se ve pilotando pintorescas naves de combate de diferentes características y habilidades, una premisa que como sabemos funciona muy bien en realidad virtual al situar al jugador dentro de una cabina, mostrando referencias fijas que evitan mareos y desorientaciones, además de permitir un control estándar realizado íntegramente con el Dualshock 4. Aunque puede que en esta ecuación falte algo para poder afirmar esta premisa con solidez, y es la gravedad. Sí, y es que en Starblood Arena pilotaremos naves con las que podremos realizar las maniobras habituales de cualquier shooter espacial como pueden ser Elite Dangerous o Star Citizen, pero con un frenetismo mucho mayor y escenarios angostos y laberínticos, que pueden causar desorientación a los ojos no entrenados.

 

 

En líneas generales se trata de un juego que tiene muy en cuenta los cánones del desarrollo en realidad virtual, con algunos puntos muy bien resueltos como los brazos de nuestro personaje controlando los joysticks que ayudan mucho a la inmersión, pero que quizás peca en la base del juego y sus escenarios, donde algunos jugadores deberán seguir unos duros entrenamientos para evitar perderse por los escenarios o incluso llegar a marearse, pero será algo que dependa, en parte, de cada jugador y sus habilidades, aunque como hemos mencionado los escenarios juegan un papel importante en este punto.

VRGameCritic

StarBlood Arena (PlayStation 4)

7.5

Lanzamiento / Abril 12, 2017

SIN GRAVEDAD. SIN PIEDAD.La StarBlood Network, que se retransmite a toda la galaxia, es una competición sin ley que ofrece a los pilotos hábiles una oportunidad de alcanzar la gloria ...

Nota de los usuarios

7