Carmack responde a ZeniMax tras los 500 Millones de multa a Oculus

El consejo que suelen dar los abogados una vez ha terminado el juicio es que cierres la boca, presentes las alegaciones oportunas mientras haya posibilidad y empieces a pensar en pasar página tan pronto como puedas. Pero los consejos son para la gente normal. Si eres un genio y encima crees que algo ha olido muy mal durante el juicio, entonces lo explicas en internet.

3 FEB 2017  19:11

knob2001

21 comentarios

Carmack responde a ZeniMax tras los 500 Millones de multa a Oculus

Soy John Carmack y tengo algo que deciros. (ZeniMax también)

 

Traducción más o menos literal de la carta

de John Carmack publicada en Facebook

 

"El caso ZeniMax contra Oculus ha concluido. Estoy en desacuerdo con la representación, el desvío de atención y las omisiones selectivas que se han producido durante el juicio. Jamás he ocultado o hecho desaparecer evidencias, y al contrario de lo que algunos señalan, todos mis datos han sido explicados y justificados. Ser demandado es una mierda, y la mayoría del juicio ocurrió como esperaba."

 

John Carmack no ha podido más y a tenor de todo lo escuchado dentro de la sala del juzgado de Texas, ha decidido dar su punto de vista a la sentencia que obliga a pagar a Oculus, Palmer e Iribe 500 millones de dólares por infracción de copyright. ¿Qué ha sido lo que ha enfurecido tanto a Carmack como para saltar a Facebook e intentar dejar las cosas claras? Al parecer, la figura del experto contratado por ZeniMax encargado de evaluar si el código de Oculus estaba o no basado en el código que ideó Carmack cuando trabajaba en id Software, filial de ZeniMax.

 

"Lo extraño ocurrió cuando el experto contratado por la parte demandante aseguró que las implementaciones de algunas de las técnicas de software que usa Oculus fueron “copias no literales” del código fuente que yo escribí mientras trabajaba para Id Software. No es verdad. Oculus jamás tuvo acceso a los códigos C++ VR de Id Software, tan solo se les mostró una pequeña parte del código shader incluida en la demo. Por eso me gustaría muchísimo saber cómo el experto de la parte demandante llegó a la conclusión de que existían similitudes entre el ADN de ambos códigos cuando los dos pertenecen a bases diferentes"

 

Si hay alguien en el mundillo de los videojuegos que conoce su propio código fuente, ese es John Carmack. Y aunque su paso por id Software fue bastante lucrativo para todas las partes, el código que hiciera durante aquellos años pertenece también al copyright de ZeniMax. ¿Copió y pegó Carmack líneas de código y funciones de su etapa pasada en el código fuente de Oculus? Según él, no. Y lo explica.

 

"Al escuchar durante el juicio el testimonio del experto, quise ponerme en pie y gritar --Señoría, como un hombre de ciencia (informático) que soy, le reto a usted a que defienda la eficacia de su metodología, incluyendo el informe de los errores de tipo (falso negativo en estadística)--. Después de oír que el experto "estaba absolutamente seguro de que se habían producido copias no-literales” en muchas partes del código de Oculus, tuve la tentación de exclamar “eso es mentira”. Y al final, después de escucharle repetir hasta en siete ocasiones más “estoy absolutamente convencido”, pensé que la mafia había secuestrado a su hijo y le estaban obligando a decir todo aquello. Si el experto hubiera dicho que el código de Oculus “tenía una intención de”, o si hubiera usado cualquier otra expresión parecida, podría haberlo entendido. Pero lo que de verdad me ofende es que un académico distinguido diga que su análisis “ad hoc” le lleve a estar “absolutamente convencido” de algo. Los científicos no usamos ese lenguaje"

 

John Carmack no oculta su enfado cuando reflexiona sobre el significado del término "Copia no-literal". Aunque sigue siendo una violación de los términos del copyright, muchas veces parece dificil explicar el término "no-literal" debido a la libertad de uso que tiene este aspecto en la ley,tan general y abierto que según Carmack, al final todo puede ser una copia no-literal de otra cosa.

 

"El significado de “copia no-literal” le hace la boca agua a muchos abogados. Este término, con la debida abstracción y el debido filtrado, podría demostrar que cualquier cosa en el mundo está relacionada con las demás. Por supuesto que hay casos en los que esto es así, cuando traduces un libro a otro idioma, por citar un ejemplo. Pero como la ley del copyright no se aplica explícitamente a los conceptos o algoritmos, es muy complicado demostrar la “copia no-literal” más allá de cuando es evidente que se produce una “copia literal”. Al igual que ocurre en otras muchas cuestiones legales, no hay un linea muy definida que te diga dónde parar el nivel de abstracción. La analogía que usó el experto durante el juicio fue que si cualquiera escribiera una novela de Harry Potter cambiando solo los nombres, también se consideraría que este ha infringido el copyright. Y estoy completamente de acuerdo. Traspasado a código, sería igual que si alguien solo cambiara los nombres de las variables al copiar líneas de otro código fuente. Sin embargo, -regresando al ejemplo del libro- si elevamos el nivel de abstracción un paso o dos más allá, resultaría que cualquier historia basada en la premisa de “el viaje del héroe” encajaría perfectamente tanto en Star Wars como en cientos de otras historias parecidas. Pero eso no significaría que estuviera infringiendo el copyright de ninguna obra"

 

Es fascinante el uso del lenguaje que puede terminar inclinando la balanza a un lado o a otro durante un juicio. Supongo que por esa razón los buenos abogados, esos que retuercen los artículos de una manera inverosimil pero legal, están tan cotizados. Parece que en esta ocasión ZeniMax dio con el listo de la clase. En su parrafada de Facebook, Carmack continuó hablando de este supuesto experto.

 

"Objetivamente hay pedazos de código cuya similitud debe de ser citada, como el que hace referencia a la distancia entre los árboles de sintaxis abstracta. Pero la mano del experto identificó estos pasos de abstracción de algunos fragmentos del código, hizo con ellas diapositivas llenas de explicaciones técnicas que nadie en el juzgado podría haber entendido y las llenó de cajitas de colores identificando el código similar entre ambos casos. En algunos de ellos, las abstracciones que usó resultaban ser más largas que el propio código que supuestamente estaba abstrayendo. Fue ridículo. Aunque no fueras capaz de leer el código que el experto incluyó en las diapositivas, podrías llegar a la conclusión de que los pasos dados entre un código y el otro variaban en operativa y se organizaban en distinto orden. Eran completamente distintos uno del otro."

 

Después de cargar contra la labor del experto, Carmack enfoca su malestar contra el tratamiento que se ha dado al informe pericial encargado por ZeniMax. Ni es de dominio público ni se le ha dejado leerlo a él más allá de las diapositivas que se presentaron durante el juicio, algo que a su parecer, levanta más que sospechas fundadas de aque hay algo detrás.

 

"Durante la semana siguiente al testimonio del experto, nuestro propio experto usó las mismas diapositivas (el juez tuvo que pedir que los demandantes las trajeran de nuevo) y las fue organizando de manera que cualquiera pudiera enterarse de lo que realmente decían. Pensé que de esa manera podría destruir la credibilidad de su testimonio, sin embargo -y a tenor del resultado- debí de sobreestimar el impacto que tendría sobre el jurado. Es importante remarcar que durante el juicio nadie me permitió leer el informe del experto de la parte demandante, solo pude escucharlo en la sala. Además, el testimonio del experto se encuentra bajo secreto de sumario y no es de dominio público. Seguramente haya una intención para que esto sea así. — De haberse hecho público la gran mayoría de internet se habría burlado del análisis. A estas alturas sigo teniendo una curiosidad mórbida sobre el contenido de las ciento y pico páginas del informe."

 

Carmack termina su alegato poniendo en duda no solo el informe sino la manera es que los expertos participan en los juzgados. ¿Qué sería de una película de abogados sin la presencia de un tipo que aporta su conocimiento técnico para esclarecer el caso? Por cierto que también suelen ser los primeros en morir. No hay historia de juicios en lo que alguno de esos pobres expertos termine criando malvas justo cuando iba a demostrar toda la verdad.

 

"El mundillo de los expertos que se prestan a testificar en los juicios es muy tentador para muchos académicos: se llega a pagar más de 600 dólares a la hora por un informe que sustente la causa de cualquier abogado. No me importa que se haga, pero testificar en un juzgado como experto debería de estar más regulado y que apareciera en el historial de cualquier experto cuando este publica sus ensayos. En muchos casos, las consecuencias de su labor son significativas. Debería de producirse un daño en su reputación si este obra con imprudencia" "

 

Por supuesto, la reacción de ZeniMax no se hizo esperar. En un texto bastante más escueto y seguramente redactado por su departamento legal, se muestran satisfechos con las pruebas presentadas y no dan lugar a dudas: el jurado entendió su informe como una violación del copyright, y punto pelota. 

 

"Además del testimonio de nuestro experto que encontró evidencias de copia literal y no-literal en el código, trabajadores de Oculus admitieron haber usado código propiedad de ZeniMax (incluso uno dijo que había realizado un “Copia - Pega” directo en el código fuente de su SDK) Brendan Iribe, por su parte, también realizó una petición de licencia para el código fuente que compartió Carmack para sus Oculus Rift. Por todas estas razones no es de extrañar que el jurado encontrara culpable al demandado de haber infringido el uso del copyright propiedad de ZeniMax. Ha quedado demostrado que el modelo Oculus Rift fue construido en base a tecnología propiedad de ZeniMax. Y ante la negación jurada de Carmack sobre haberse desecho de pruebas incriminatorias, el experto independiente contratado por el Juzgado encontró que el 92% del disco duro de John Carmack había sido borrado y todos sus datos destruidos de manera permanentemente justo en el instante en que le llegó la demanda. Y estos son los datos reales.

 

Es de suponer que nada de esto quedará así, y que la primera temporada de "Oculus: La verdad oculta" durará por lo menos otro capítulo. Cuando hagan la serie, ¿que actores darán vida al culebrón? Ya puede empezar el casting.

Comentarios (21)

Enlace al foro
  • De eso también habrá habido, pero, como todo, lo principal habrá sido el "Todo por la pasta".
    Si no, Zenimax les habría soltado los perros antes de que tuvieran al tito Zuckerberg detrás.
    1 1