CITY CAR DRIVING - Oculus Rift: ANÁLISIS

21 NOV 2016  10:17

knob2001

11

"Estoy a media hora, llego en diez minutos" (Señor Lobo)

INMERSIÓN SOVIET

Una de las lecciones más importantes que me ha enseñado la RV es que para que un juego resulte de verdad inmersivo, no necesita de gráficos de última generación. Es la escala del mundo, y no su calidad, lo que más afecta al engaño de nuestro cerebro. City Car Driving clava este aspecto... aunque después de saber que el juego no es nativo virtual, dudo de que este acierto no haya sido más que un cúmulo de afortunadas circunstancias. Sea como fuere, pasear por las calles de la ciudad más aburrida del submundo virtual es, sin embargo, sorprendentemente similar a conducir por el mundo real. ¿Cosa de brujería? Ni mucho menos.

 

"Pasear por las calles de la ciudad más aburrida del submundo virtual es, sin embargo, sorprendentemente similar a conducir por el mundo real"

El interior de los coches tiene el tamaño adecuado a una escala adecuada. Las aceras, el ancho debido. La velocidad de los vehículos es proporcional, los árboles, las vallas... todo parece real (solo en tamaño, repito, porque todo es muy FEO) incluso la inteligencia de los otros coches que circulan por la ciudad es idéntica a la verdadera: cualquiera, en cualquier rotonda, te la lía parda. Los peatones también reaccionan como se espera de ellos, cruzando sin avisar y por donde quieren. Los semáforos siempre se ponen en rojo cuando llegas a ellos (o cuando más prisa tienes) y aunque la calle esté vacía, en el siguiente paso de cebra aparecerá, por arte de magia, un peatón con ganas de cruzar

 

De noche todos los gatos son pardos. En City Car Driving también lo son sus calles, sus coches y los peatones. Sin GPS lo más normal es que termines en una autopista rumbo a Siberia. 

 

Si bien el juego permite hacerse una idea bastante fiel de lo que son las calles de una ciudad atestada de tráfico, también echamos en falta algunos modos de juego que añadan algo más de recorrido a nuestra aventura de conducir sin morir en el intento. Una vez pasas los menús de configuración, traducidos de una forma tan esperpéntica -parecen llevar cifrados algún mensaje de un espía infiltrado- y después de haberte dado tiempo a calentar y comer una lata de lentejas Hacendado mientras se mueve la barrita de carga de juego, estamos en la ciudad. Cuidado porque el impacto de cada opción gráfica (Alta, Media, Baja) afecta de una manera traumática a los FPS del juego. Pasaros de frenada en cualquiera de ellas (cesped, sombras, distancia de renderizado...) y echarás la papilla soviética por la ventanilla. (Doy buena fe de ello).

 

 

Situaciones extraordinarias en Rusia es lo que en el resto del mundo (incluida España) se conoce como un día de circulación normal. Cuando salgo de casa y voy de camino al trabajo me encuentro, al menos, con una o dos de esas circunstancias.

 

Tenemos entonces dos opciones: Modo carrera o Modo libre. El modo carrera impone algunos exámenes variados para avanzar en la licencia de conductor. Empiezas por aprender a atarte el cinturón de seguridad, quitar el freno de mano y embragar metiendo primera, y terminas adquiriendo conceptos como el derrape en situaciones de hielo o a controlar el coche en un trompo. SPOILER: Las órdenes de lo que debes ir haciendo NO APARECEN en las OCULUS, solo en la pantalla del PC... ¿ein? Eso sí que sí que es una Feature original. 

 

¿Alguno recuerda el calor horroroso que salía de la calefacción de un Seat 127? Selecciona noche de invierno, cálzate un plumas y haz que te quedas dormido en el asiento de atrás mientras tu padre conduce. Con los ojos cerrados, pon el intermitente y escucha el Tick-Tick-Tick. Si eso no es viajar en el tiempo, que venga Spielberg y lo diga.

 

El segundo, el modo libre, permite conducir en libertad y con el único propósito de dar vueltas y más vueltas disfrutando del ambiente o dedicarse a completar las pequeñas misiones (ir de A a B en un tiempo determinado) que de tanto en tanto el juego nos proponga. En una de estas me sorprendí mirando por la ventana con una mano en el volante y la otra en palanca de cambio mientras, aburrido, esperaba que el atasco se moviera a la siguiente rotonda. Y debo decir que en ese instante me asaltó la misma pregunta que me haría mi mujer llegado el caso: ¿De verdad que te has gastado 600€ en un visor RV para meterte en un atasco, subnormal? Ni qué decir que lo siguiente que hice fue (por darle algo de tensión al tema) atropellar a una de aquellas viejecillas y darme a la fuga en dirección contraria.

 

La Ciudad puede pasar de un domingo cualquiera a la hora punta de la operación Regreso de las vacaciones, de un segundo al siguiente. Nótese la traducción impecable y el uso continuo de la palabra Torrente. Si se entera Santiago Segura, les demanda por plagio.

 

CONCLUSIÓN 

City Car Driving no es un juego al uso. Aquí ni se gana nada ni se dispara nada -de momento, y que yo sepa, ningún conductor tiene licencia de armas-. La verdadera utilidad del juego creo que la encontrarán aquellos con miedo a coger un coche en la ciudad, aquellos que quieran aprender a desenvolverse en las rotondas sin gastarse cientos de miles de euros en la autoescuela o simplemente, aquellos con alma de taxista. Para el resto es algo gracioso y original, porque no pasan ni cinco minutos y ya estás atropellando a cuanto se mueve por las aceras, saltando vallas de protección y buscando los límites de la ciudad a doscientos por hora. Si la ciudad más bonita de GTA V pudiera ser conducida así, las autoescuelas lo tendrían crudo para obligar a tanta clase práctica. Y por cierto, sin volante ni pedales ni palanca de marchas, el juego pierde muchísimo. Así que ojo con los teclados o los mandos de XBOX. Un coche es un coche porque además de tener 4 ruedas y un motor que contamina, tiene volante, pedales y marchas. Sin ellos, City Car Driving es solamente un juego caro y muy aburrido.

 

 

Como siempre, os dejo un video para amenizar la review. Y nada mejor que el trailer de una de las películas que más me sorprendieron del 2014. Una hora y media metido en un coche, de noche y por la autopista, sin parar. Verla porque merece la pena. Luego podéis volver al juego y recrear los mejores diálogos por las estepas rusas.

До свидания и спокойной ночи!!!

 

 

 

VRGameCritic
5 "Aceptable"

City Car Driving (PC)

5

Lanzamiento / Noviembre 3, 2016

City Car Driving – simulador realista de la conducción del vehículo que le ayudará a aprender las aptitudes básicas de conducción del vehículo en distintas condiciones de la carretera, ...

Nota de los usuarios

?