Edge of Nowhere - Oculus Rift: ANÁLISIS

¡Seguimos con más análisis! Turno de Edge of Nowhere, la nueva aventura de Insomniac Games, que nos muestra su manera de entender un juego en tercera persona bajo la gran inmersión que supone la realidad virtual.

23 JUN 2016  10:17

Koonner

53 comentarios

Edge of Nowhere - Oculus Rift: ANÁLISIS

Edge of Nowhere

El nuevo trabajo del estudio independiente Insomniac Games nos proporcionará nuevas sensaciones, vértigo, terror y una espectacular puesta en escena gracias a los parajes helados de la Antártida.

 

Para quien no conozca el talento de este estudio californiano, basta recordar anteriores trabajos como la saga Resistance, Ratchet & Clank, o bien uno de sus últimos títulos, Sunset Overdrive. En esta ocasión, Insomniac nos transportará con Edge of Nowhere a lo más recóndito de la Antártida donde, bajo el rol del expedicionario Victor Howard, disfrutaremos de una de las primeras tomas de contacto en realidad virtual de este estilo de juego que nos recuerda al legendario Tomb Raider.

  

“Estar solo en una expedición es arriesgado, estar en la que nos presenta Edge of Nowhere es de locos…”

 

 

La aventura, la cual se desarrolla mediante una vista en tercera persona, gira entorno a la búsqueda de una expedición perdida en la que se encuentra Ava Thorne, la prometida del protagonista. Este hecho se traducirá en una incesante persecución por encontrar la verdad de lo acontecido y, como si de una novela de Lovercraft se tratase, viviremos angustiosas situaciones que lograrán perturbar la mente del protagonista, incluso hasta rozar la locura. Encontraremos desde criaturas sacadas de la mente más retorcida hasta visiones que nos acompañarán a lo largo de la aventura, gracias a las cuales ahondaremos un poco más en el trasfondo de la historia.

 

No queremos desvelar mucho la trama, ya que consideramos que es un juego que hay que ir descubriendo mientras se juega, valga la redundancia, sorprendiéndos con los sustos que nos esperan o alucinando con según que criaturas nos encontremos.

 

 

Jugabilidad y confort 

La mecánica de juego de Edge of Nowhere es de un estilo clásico, donde el estudio no ha querido ir más allá quizás por ser su primer trabajo en realidad virtual, algo que a priori es comprensible, pero que conforme se va desarrollando la aventura podemos echar en falta cierta innovación al respecto. Podemos decir abiertamente que el juego bebe de otros títulos, pero intentando plasmar de una forma más realista situaciones a las que nos enfrentaremos a lo largo del mismo, algo posible gracias a la inmersión que consigue.

 

No obstante, es de agradecer que Insomniac introduzca diferentes acciones donde la realidad virtual cobra especialmente sentido, ejemplo de ello lo tenemos con momentos en los que se nos da la oportunidad de apuntar con un arma mediante el movimiento de nuestra cabeza, o bien iluminar las vastas cuevas gracias a la luz de nuestro casco. Por no mencionar el vértigo, podemos llegar a sentirlo gracias a los diferentes planos de altura. Realmente impacta el tamaño de los escenarios.

 

“Piolet en mano y cabeza fría, dos herramientas indispensables para sobrevivir”

 

  

Una especial mención al uso del Piolet, que nos acompañará prácticamente durante toda nuestra incursión, un objeto a tener muy en cuenta a la hora de defendernos.

 

 

En cuanto al confort, podemos aseverar que es idóneo, hay que tener en cuenta que estamos ante un estilo de juego pausado, lo cual se traduce en un seguimiento de la cámara muy bien implementado. Gracias a ello nos sentiremos cómodos disfrutando de esta aventura. No obstante, es cierto que en algunos momentos puede resultar algo “extraño” cuando queremos caminar hacia atrás, sobre todo en los momentos en que queremos mantener las distancias con los peligros que nos acechan.

 

Hay que recordar que el título basa su jugabilidad en una perspectiva en tercera persona. Se podría haber planteado este tema desde otro tipo de ángulos, o incluso con un método de cámara libre, pero creemos que el aliciente que supone la realidad virtual, junto con el método de cámara, es que nos sentimos como si acompañásemos a nuestro expedicionario a lo largo de este inquietante título.

 

  

Gráficos, rendimiento, sonido y tracking

El apartado gráfico nos parece de un estilo correcto, cierto es que no es el mejor acabado visual por parte de InsomniacGames, a lo largo de su historia, pero también hay que tener en cuenta que pone diferentes elementos en pantalla (efectos de luces, sombras, partículas…) lo cual puede acarrear que se resintiese nuestro equipo si hubiesen decidido explotar más la calidad de texturas de la que hace gala el juego, que no es ni mucho menos mala pero es cierto que “peca” con una definición poco llamativa. Así mismo, la inmersión conseguida es bastante considerable ya que el acabado artístico está muy trabajado.

 

Debemos hacer una especial mención al tema de las sombras y partículas. Las sombras están muy conseguidas y se proyectan de una forma consistente en los propios escenarios, llegando incluso a crear buenos juegos de contrastes, como por ejemplo cuando proyectamos mediante el haz de luz del caso, creando sombras uniformes y con detalle.

 

Las partículas, otro efecto muy trabajado, harán que seamos testigos del levantamiento de impresionantes ventiscas propias de la Antártida. Observaremos con todo detalle todo un baile alrededor nuestro. Esto es algo que se acentúa notablemente en la realidad virtual, ya que consigue transportarnos más, si cabe, al escenario del juego.

 

 

En cuanto al rendimiento lo encontramos excelente en todos los sentidos, hemos hecho pruebas con diferentes equipos que montan tarjetas Nvidia (GTX 970, GTX 980 y GTX 980Ti) y no hemos sufrido ningún bajón de frames ni otro tipo de errores. Podemos decir que Insomniac, en este sentido, ha hecho un muy buen trabajo de optimización.

 

Cuando hablamos de la calidad de su sonido hay que tener muy en cuenta el marco donde nos encontramos. Creemos que es una de sus mejores virtudes, ya que juega perfectamente con el posicionamiento, llegando incluso a crear situaciones de incertidumbre al no saber qué hay o qué viene siguiéndonos detrás. Mencionar también que notaremos un especial énfasis en este aspecto, ya que nos hará estar pendientes de lo que ocurre a nuestro alrededor. De hecho, os aconsejamos que no perdáis de vista el techo de las cuevas…

 

 

El tracking está fenomenalmente implementado y no hemos encontrado ningún problema a la hora de girar la cabeza, incluso mirando a nuestra espalda. En ningún momento se pierde el posicionamiento y, por ende, no acarrea ninguna mala experiencia como sí nos ha pasado en otros juegos.

 

Dificultad, duración e idiomas

A los más puristas dentro del género les complacerá saber que hay diferentes niveles de dificultad desde el principio. Quizás hubiésemos preferido un nivel más progresivo que nos hiciese afrontar nuevos retos conforme más avanzados estemos en la historia. Este hecho se traduce en que hay enemigos que su nivel de desafío puede ser muy bajo en los niveles más fáciles, haciendo que el juego nos resulte un paseo, y totalmente lo opuesto en los niveles más altos, donde la escasez de munición hará acto de presencia.

 

“Aprende de tu enemigo y no seas el festín del día”

 

No obstante, creemos que un punto muy favorable a la hora de abordar las extrañas criaturas que nos encontremos es la “infiltración”, algo muy a tener en cuenta en el nivel más alto de dificultad, ya que tendremos que valérnoslas para utilizar nuestro entorno. Es importante recalcarlo, ya que el juego nos presenta situaciones que nos invitará a ello y con un resultado bastante bueno.

 

En cuanto a la duración, es complicado dar una cifra concreta ya que es una cuestión muy subjetiva. Nosotros lo hemos terminado en aproximadamente 10 horas, que a alguno se le pueden antojar cortas teniendo en cuenta el precio al que ha salido en la Oculus Store (39,99€). De todas formas, creemos que han sido 10 horas placenteras y en las que hemos disfrutado bastante del título.

 

 

En cuanto a los idiomas que presenta el juego, echamos en falta, como no puede ser de otra manera, el que no hayan incluido el castellano en el doblaje de los diálogos, cosa que no ocurre con otros idiomas, todos y cada uno de ellos perfectamente doblados a sus respectivos países. Esperemos que si en un futuro se deciden por una continuación esto sea subsanado y podamos disfrutar de una experiencia sonora completa.

 

Conlusión

Sabemos que es un primer acercamiento al género de la aventura en realidad virtual y creemos que lo han hecho de una forma bastante correcta. Ahora bien, pensamos que posiblemente con un periodo de desarrollo más extenso (recordemos que el juego ha sido desarrollado en apenas 1 año) Edge of Nowhere hubiese sido un título más redondo en ciertos aspectos, teniendo en cuenta los anteriores trabajos del estudio californiano.

 

Aún así, estamos seguros que quien apueste por esta aventura pasará unos momentos únicos que actualmente distan bastante de lo que encontramos hoy en día, debido a la inmersión que se da en esta nueva forma de entretenimiento en realidad virtual. Podríamos resumirlo con lo siguiente: una aventura que se siente diferente.

 

 

Por todo ello, en Real o Virtual calificamos a Edge of Nowhere de: MUY BUENO

 

8 "Muy bueno"

Comentarios (53)

Enlace al foro
  •  Cdaked:
           joserepa:que tal va con las htc vive? me lo pille el otro día de oferta y aun no lo he probado. supongo que con revive irá bien no?

    En la página de compatibles del revive dicen que da algunos problemas de parpadeos en algunos objetos y ponen este ejemplo:

    Pero parece que es sólo al principio y en el barco pirata.

    no es solo al principio. Aparece unas cuantas veces más, espero que el genio del REvive lo sepa arreglar.

    Por otro lado el juego es fantástico es como un tomb raider pero en VR.
    1 0
  • Juego terminado.
    Me ha gustado más de lo que pensaba.Para empezar cuando lo compré no sabía de sus tintes lovecraftianos.Y para continuar es un gran juego,¿repetitivo? sí pero al ser (¿corto? sí) jaja pues no se hace pesado.
    Lo he disfrutado como un enano con las DK2.Lástima no verlo con más calidad pero algún día...
    Por 25€ una gran compra y ahora que se lo que ofrece pagaría más y no me defraudaría.
    3 0
  • Pese a lo que pone en el analisis, que no queda muy claro, está doblado al español de México.

    Ningún inconveniente para disfrutarlo, total claridad en la dicción y pocos términos propios.
    3 0